Puños apretados, un gol soñado, un gol gritado con el alma y con dedicatoria

"Nole" Vassarotto marcó su primer tanto con la casaca de Belgrano y vivió un momento único en el Gigante de Alberdi. La historia de la marcadora central y el fútbol.
Nole Vassarotto 1
Puños apretados. Un gol soñado. Un gol gritado con el alma y con dedicatoria. Foto: Prensa Belgrano.

Noelia Vassarotto nació el 19 de agosto de 1991 en La Pampa. Desde niñita amaba jugar a la pelota. La anécdota familiar relata que cuando ella iba al Jardín habían organizado un acto donde las nenas tenían que hacer de porristas y los nenes jugaban al fútbol. A la pequeña “Nole” no le gustaba la idea. Y mamá Susana rápida para comprender la cara de su hija tomó la decisión de hablar con las maestras para que la dejaran jugar porque ella no quería ser porrista.

Fue su hermano Caio el que la inició en el fútbol. Ella lo seguía a todos lados y no le quedó otra chance que sumarla a los picados. Empezó jugando con los varones en Ferro de General Pico. Y siempre acompañando del otro lado del alambrado estaban mamá Susana y papá Omar. Desde entonces sintió el apoyo familiar, que fue importantísimo. “Sentir ese apoyo fue fundamental porque no era nada fácil ser una nena que juega al fútbol”, recuerda la pampeana marcadora central, que el sábado vivió un momento maravilloso.

Pero esperemos antes de continuar con este relato. Porque antes hay que contar que, en la adolescencia, “Nole” no pudo seguir jugando al fútbol. Entonces, para seguir en el deporte siguió practicando hockey.

A los 22 años, ya en Córdoba, mientras estudiaba en la facultad se hizo amiga de unas chicas que jugaban al fútbol y renació aquel amor de infante. Y esas amigas la invitaron a General Paz Juniors y comenzó a jugar en la Liga Cordobesa.

Con las “Poetas” jugó varios años hasta que en abril de este año fue a probarse a Belgrano y quedó. No sólo quedó, se hizo fundamental en la zaga central de las dirigidas por Daniela Díaz en la primera participación de las “Piratas” en AFA.

El sábado pasado las “Celestes” estaba jugando ante Talleres de Remedios de Escalada los cuartos de final de la Primera C. El partido estaba complicado. De las tribunas del Gigante de Alberdi bajaba el aliento, pero se hacía difícil ante la férrea defensa visitante. Hasta que a los 32 minutos del primer tiempo, tiro de esquina, pelota pasada que Antonella Chanquia volvió a mandar al área, “Nole” capturó la pelota, se dio vuelta y le pegó con alma y vida. ¡Gooooooool! Gol y desahogo. ¡Goooool! Vassarotto salió corriendo con un grito alocado. ¡Gooool! En una de las tribunas el “Luifa” Artime pegó un salto, tiró un alarido de gol y casi revolea el celular. ¡Gooooool! “Nole” sigue corriendo, se le acercan sus compañeras para abrazarla, pero primero mira al cielo y grita más fuerte. ¡Goooool!

 Vassarotto

“Ufff... No se puede explicar esa sensación. Además, fue el primer gol mío con esta camiseta. Pero si lo tengo que poner en palabras fue felicidad, por gol pero sobre todo por el contexto, escuchar como lo gritaron, el abrazo con las chicas. ¡Fue algo único! Y ni hablar lo que fue encontrar a mis amigas entre tanta gente, festejarlo con ellas que siempre me bancan, le dio un plus más. No me lo olvido más”, le cuenta la defensora a LA NUEVA MAÑANA.

 Y ese grito al cielo tuvo un destinatario.

 - ¿Cómo vivió tu familia este gol?

 - Mi mamá lo vio por televisión con mi hermanito (Cris) y a su vez con Nati (mi hermana, que es con quien vivo acá, junto a mi sobrina) por videollamada para festejar cuando hice el gol jajaja. Mi papá falleció hace 5 años, sino hubiese sido el primero en estar. Nos llevábamos muy bien; y cuando de fútbol se trataba, siempre hacía mención con orgullo cuando decía que su hija jugaba al fútbol. Ojalá le haya llegado el grito del gol, porque lo grité para él.

Un gol gritado al cielo. Un gol especial por miles de motivos. Un gol que abrió el camino a la posterior goleada. Un gol, seguro, gritado en el cielo por Omar.

WhatsApp Image 2021-11-30 at 17.13.42 (1)
"Mi papá que no se perdió ni un partido", cuenta "Nole".

Vassaroto, futbolista, marcadora central, acompañante terapéutico, terminando la carrera de Paramédico. Y una mujer bien de familia. Todo el tiempo habla de ella. De sus padres, de sus hermanos Caio, Cris, Nati, César y Joa, que en realidad es su cuñada “pero es como si fuera una hermana más”, aclara sonriente.

WhatsApp Image 2021-11-30 at 17.13.42
Noelia junto a su familia.

- ¿Qué sueños tenes en el fútbol?

- Ya estoy viviendo el sueño. Estoy en un club grande como Belgrano, jugando en AFA por un ascenso, solo espero que termine de la mejor manera. Yas (Rostón, preparadora física de las “Piratas”), tiene mucho que ver con que me haya animado a dejar Juniors y venir a Belgrano. Le voy agradecer siempre ese mensaje para que me vaya a probar jajaja.

- A propósito del ascenso, ¿cómo se están preparando para el partido ante Newell's?

- Desde el lunes ya arrancamos a preparar el partido. Analizamos un poco el partido con Talleres y dimos vuelta la página. Sabemos que nos enfrentamos ante un duro rival y vamos a tener que estar en todos los detalles porque en una semifinal un error te puede costar caro.

- ¿Qué les genera saber que están haciendo historia? ¿Lo tienen en cuenta o tratan de no pensarlo?

- En lo personal todavía como que no caigo, yo sigo en un sueño. Tenía tantas ganas de vivir algo así con este deporte que todavía no me la creo del todo. Ojalá esto sirva para abrir nuevos caminos, que el fútbol femenino de Córdoba siga creciendo y deje de ser toda una lucha constante.

- ¿Quién es tu referente en el deporte?

- Me hablas de referente y a mí se me viene a la cabeza todas las que luchan para que este deporte siga creciendo. De las que lucharon siendo jugadoras y no para que ninguna nos quedemos afuera cuando nos estaban desechando por ser "mayores". Me quedo también con todas las chicas de la Selección llevándose una mano a la oreja para que la escuchen y empezar a pedir igualdad. Femenino o Masculino, el Fútbol es el deporte más lindo que hay. El masculino es un hecho, dejen crecer al Femenino.

Te puede interesar