Fernández condenó el crimen de Lucas González: "Llegaremos a la verdad"

País 19/11/2021
El futbolista de 17 años murió tras ser baleado por efectivos de la Policía en el barrio porteño de Barracas. "Pondremos todos los recursos del Estado a disposición", dijo el Presidente.
Lucas González
El presidente Alberto Fernández brindó este jueves sus condolencias y respaldo a la familia de Lucas González, el joven futbolista de 17 años que murió tras ser baleado por policías.

El presidente Alberto Fernández brindó este jueves sus condolencias y respaldo a la familia de Lucas González, el joven futbolista de 17 años que murió tras ser baleado por efectivos policiales en la zona porteña de Barracas.

"Quiero expresar toda mi solidaridad con la familia de Lucas González. Mi compromiso con su madre Cintia y su padre Mario en este momento tan doloroso. Pondremos todos los recursos del Estado a disposición para poder llegar a la verdad y justicia", sostuvo el mandatario a través de las redes sociales.

Y agregó: "No es posible que policías que deben estar al servicio de la seguridad de argentinos y argentinas, terminen con la vida de gente inocente".

Lucas González jugaba en las divisiones inferiores de Barracas Central y al momento de ser baleado iba con tres jóvenes que resultaron detenidos aunque fueron liberados poco después.

El episodio ocurrió el miércoles cuando los cuatro jóvenes salían de un entrenamiento y fueron interceptados por un vehículo sin identificación, en el cual iban policías de la Ciudad de Buenos Aires de civil, tras lo cual se produjo una persecución con disparos.

Tres balazos alcanzaron al auto y Lucas recibió un tiro en la cabeza, por lo que fue llevado al Hospital Penna, desde donde luego se lo trasladó al nosocomio de alta complejidad El Cruce, de Florencio Varela.

En un parte médico de ese hospital se informó hoy que el paciente presentaba una situación neurológica "crítica" y su familia había anticipado que desde hacía horas estaba con "muerte cerebral".

Según la versión policial, un móvil sin identificación intentó identificar a los ocupantes del rodado cuando salía de la villa 21-24 de Barracas, pero aceleraron para darse a la fuga, por lo que se inició una persecución con disparos que culminó en el cruce de Alvarado y Perdriel, donde el joven futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a través de la Oficina de Transparencia y Control Externo, inició un sumario administrativo a los tres miembros de la Policía de la Ciudad involucrados en el hecho de Barracas. Mediante esta medida se los desafectó de la función operativa y se los paso a disponibilidad.

Un allegado a la familia contó que los cuatro jóvenes habían salido de entrenarse en el club y relató cómo se desencadenó el hecho en el cual terminó malherido el adolescente: "Ellos venían de la plaza Pereyra y cuando doblaron se les cruzó un auto adelante, ni siquiera le dieron la voz de alto, los encañonaron y los chicos se asustaron porque pensaron que les iban a robar el auto", indicó Emanuel en declaraciones televisivas.

Y continuó: "En una esquina le dijeron a la policía ´nos están disparando y nos mataron a un compañero´ porque pensaron que estaba muerto Lucas. Era un auto de civil, no le dieron voz de alto no les dijeron nada. Son chicos que venían de practicar, de jugar a la pelota y pararon para comprar jugo".
   

Te puede interesar