Tras las elecciones, partidos alemanes se lanzan a formar un Gobierno post-Merkel

Mundo 27/09/2021
El SPD de Olaf Scholz y los conservadores (CDU/CSU), aspiran a formar Gobierno en un proceso que podría prolongarse meses. Aún sin definición de quién sustituirá a Merkel.
SPD alemania
Tanto Scholz, que sacó a su partido de una depresión de varios años, como Armin Laschet, el candidato del partido de Merkel, pretenden liderar el próximo Gobierno.

Alemania se embarcó este lunes en la búsqueda de su próximo Gobierno, un día después de que el Partido Socialdemócrata (SPD) venciera por estrecho margen al bloque de centroderecha de la canciller saliente, Angela Merkel, y en medio de temores a semanas de incertidumbre política tras las reñidas elecciones.

Los dos mayores partidos, el SPD de Olaf Scholz y los conservadores de Merkel (CDU/CSU), aspiran a formar Gobierno en un proceso que podría prolongarse meses, ya que pese a la ventaja socialdemócrata, aún no está nada claro quién sustituirá a Merkel, que está en el poder desde 2005.

Tanto Scholz, que sacó a su partido de una depresión de varios años, como Armin Laschet, el candidato del partido de Merkel, pretenden liderar el próximo Gobierno.

Scholz es el vicecanciller y ministro de Finanzas saliente y Laschet es el gobernador del estado más poblado de Alemania, Renania del Norte-Westfalia.

En la decisión final tendrá gran peso la decisión de los posibles socios menores, los ecologistas Verdes, de centroizquierda y que generalmente se inclinan por el SPD, y los liberales Demócratas Libres, que es más cercano a la CDU.

Sin embargo, ninguno de los dos partidos dijo hasta ahora a cuál de las dos grandes fuerzas apoyarán tras las elecciones de este domingo. "Los votantes hablaron muy claramente", dijo hoy Scholz.

El electorado "reforzó a tres partidos -los Socialdemócratas, los Verdes y los Demócratas Libres- así que este es el visible mandato que han dado los ciudadanos de este país. Estos tres partidos deberían liderar el próximo Gobierno", agregó.

La única otra opción que tendría mayoría parlamentaria sería una repetición de la "gran coalición" entre los Socialdemócratas y la llamada Unión, la alianza de la CDU de Merkel con la CSU, el partido Unión Social Cristiana, de la región de Baviera.

Esta es la combinación que ha gobernado en Alemania 12 de los 16 años que Merkel ha estado en el poder, aunque esta vez debería estar comandada por Scholz y con la CDU como socio menor, porque el SPD fue el partido más votado.

Sin embargo, esta coalición muy a menudo ha sufrido crisis y se ha sumido en disputas, por lo que no genera mucho entusiasmo.

Scholz afirmó también que Alemania era "estable" pese a las incertidumbres y las complejas negociaciones que se vislumbran.

"Deberían saber que Alemania siempre ha tenido coaliciones y siempre ha sido estable", dijo el ministro de Finanzas saliente, citado por la agencia en noticias AFP.

El Gobierno saliente de Merkel permanecerá en el cargo hasta que preste juramento un sucesor. Merkel, de 67 años, anunció en 2018 que no buscaría un quinto mandato.

Los resultados oficiales finales dieron a los socialdemócratas el 25,7% de los votos ya la Unión el 24,1%. Hace cuatro años, obtuvieron un 20,5% y un 32,9% respectivamente.

La Unión nunca antes había obtenido menos del 31% en una elección parlamentaria nacional. Los Verdes se llevaron el 14,8%, los Demócratas Libres el 11,5% y la ultraderechista Alternativa para Alemania (Afd) el 10,3%.

El partido más pequeño en el nuevo parlamento es La Izquierda, que obtuvo solo el 4,9% de los votos. La nueva cámara del Parlamento (Bundestag) tendrá un récord de 735 legisladores.

Tras las últimas elecciones, en 2017, se necesitaron más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual "gran coalición" gobernante de los dos partidos mayoritarios, conservadores y socialdemócratas.

Fuente: Télam

Noticia relacionada: 

elecciones alemania DWAlemania: leve ventaja de los socialdemócratas sobre los conservadores

Te puede interesar