Córdoba y su actualidad en el pensamiento de Juan Bautista Bustos

Sociedad 24/09/2021 Por Flavio Colazo
Dos relevantes historiadores cordobeses reflexionan para La Nueva Mañana sobre la actualidad del pensamiento e ideario del brigadier general Juan Bautista Bustos.
Juan Bautista Bustos
En el mes en que se conmemora el fallecimiento del primer gobernador constitucional de nuestra provincia, La Nueva Mañana convocó a Roberto Ferrero y Enzo Alberto Regali para que analicen los alcances en la actualidad.

chapa_ed_impresa_01  

 Aniv Web 2021 - Cbzal noticias

 

Especial para La Nueva Mañana

En el mes en que se conmemora el fallecimiento del primer gobernador constitucional de nuestra provincia, La Nueva Mañana convocó a Roberto Ferrero y Enzo Alberto Regali para que analicen los alcances en la actualidad –y a través de los 201 años desde su deceso-  de las ideas de quien ocupa un lugar central en la historia de Córdoba a partir de ser considerado como quien dotó de independencia a nuestra provincia (ver  “Juan Bautista Bustos y los 200 años de independencia de Córdoba” ).

Bustos: su fatalidad, su legado y su lugar en la historia

Ferrero
Roberto Ferrero

Roberto Ferrero es historiador - ex presidente de la Junta Provincial de Historia- , conferencista, a la vez que autor de un sinnúmero de libros, entre ellos muchos que discurren sobre nuestra historia provincial.

¿Qué motivos confluyeron para que Juan Bautista Bustos arribara a su fatal destino en 1830?

- Físicamente su vida se extingue a consecuencia  de la suma de las heridas recibidas en La Tablada, y por las que recibió en el pecho al arrojarse al cauce del Río Primero para escapar de la persecución del usurpador General Paz. Logra escapar y busca protección bajo el ala fraternal de Estanislao López, caudillo de la “provincia invencible de Santa Fe”, como rezaba su escudo provincial. Allí murió física, pero no históricamente, el ex gobernador constitucional de Córdoba. Claro que su muerte fue consecuencia de su persistente e incesante prosecución de ideales, y su denodada lucha en favor de estos.

¿Qué legados, entiende usted,  dejaron sus luchas y su muerte?

-Bustos dejó un legado insuperable: amor y protección a la cultura y la Universidad, a la libertad de prensa. Así como también destaca su voluntad -a pedido de San Martín- para organizar en las provincias un Ejército de apoyo al Ejército de los

Andes. Este  proyecto fue frustrado por el egoísmo de Rivadavia, los unitarios,  y la burguesía porteña. Pero esos, siendo importantes, no constituyen el caudal más grande de su legado político el cual es constituido por: el esfuerzo constante por convocar porfiadamente Congresos Constituyentes para organizar la Nación de forma federal, y el haber dotado a la provincia de su primera Constitución el 30 de enero de 1821, en un espíritu moderno y progresista para su época; estos creo que son los méritos imperecederos que nos ha dejado el Brigadier Bustos.

Juan Bautista Bustos prensa Gobierno de Córdoba
Una de los monumentos a Juan Bautista Bustos se encuentra en una explanada frente al Centro Cívico de La Ciudad de Córdoba.

¿Ocupa Bustos, a su entender,  un lugar destacado dentro del panteón de los próceres nacionales? 

- El panteón de los próceres argentinos fue construido, a fuerza de supresiones y falsedades,  por Mitre, Vicente Fidel López, Zinny, y sus acólitos menores. Ellos instalaron en el Olimpo a Rivadavia, a Belgrano, a Pueyrredón, al General Paz sin mayores justificaciones, y al General San Martín porque su grandeza era tal que no se animaron a excluirlo, como pretendían Sarmiento y Alberdi. Como la historia la escriben los vencedores, y como esos liberales y unitarios habían vencido en Pavón, edificaron un panteón a la medida de su ideología. Los caudillos, que representaban a la masa democrática de la Nación, no fueron incorporados. Estanislao López, el Chacho, Felipe Varela, López Jordán fueron todos víctimas de una historia oficial arbitraria, mendaz y monocromática. En consecuencia, Bustos fue también uno de esos excluidos, pero la labor tenaz y honrada de los historiadores revisionistas, rescatando testimonios olvidados y exhibiendo documentos ignorados a designio, han colocado al Brigadier Bustos en el lugar que le corresponde entre los hombres que edificación esta Nación. De allí que por fin se le ha dedicado el monumento largamente merecido, aunque  también largamente obstruido durante  siglo y medio por el trípode, al parecer inquebrantable, del Deán Funes, el General José María Paz y el codificador Vélez Sarsfield, como si en Córdoba no hubiesen existido más hombres de valía que esos tres. 

Los restos del Brigadier Bustos y su destino final

Regali
Enzo Alberto Regali

Enzo Alberto Regali, licenciado en historia – y exfuncionario provincial-, analiza la pervivencia del ideario de Bustos, la importancia del traslado de sus restos, y relata pormenores  de las tramitaciones burocráticas de dicho traslado.

¿Cuáles logros percibimos los cordobeses hoy que provengan de la gesta de Bustos?

- En primer lugar la independencia de nuestra provincia respecto de cualquier otra; en segundo su posición de constitucionalista, federal y americanista; tercero: el de promover la unidad nacional y la organización constitucional. También hay que señalar que siendo el primer gobernador constitucional electo por el voto indirecto “universal” de la provincia de Córdoba fue el primero el autolimitarse en sus poderes a través de un Reglamento. Apena ver que en la actualidad los gobernantes solo reforman constituciones para perpetuarse en el poder. 

¿Cuáles fueron los primeros intentos de trasladar a  territorio cordobés los restos de Bustos y de realzar su figura?

- En 1972 un grupo de legisladores, intelectuales e historiadores y familiares realizaron un acto en la iglesia de Santo Domingo en Santa Fe, tendientes a repatriar sus restos. Luego, el  gobernador electo en 1973, Ricardo Obregón Cano, y la Legislatura provincial comprometieron sus esfuerzos para traer al exiliado y virtual proscripto a su patria chica, pero todo quedó en buenos deseos. La ley provincial 5612 de esa época autorizó realizar un monumento a Juan Bautista Bustos. Por ley 5664 propuesta por Oscar Valdez y Fausto Rodríguez del justicialismo y apoyada por la minoría -en la figura de Ramon Mestre de la UCR-, a la vez que dispuso repatriar los restos del insigne gobernador. Todo esto se truncó a partir del “Navarrazo” y la posterior intervención a la provincia.

¿Cómo se logró el definitivo traslado de los restos de Bustos y el realce de rol histórico para Córdoba?

- El 21 de mayo de 2010 la decisión política del gobierno de Juan Schiaretti logró concluir el proyecto -que iniciara José Manuel de la Sota- de repatriar los restos del Brigadier Bustos.  La estatua ecuestre de Bustos tiene hoy su lugar en el Parque Sarmiento, muy cerca de donde  la Universidad Nacional de Córdoba le había negado al Gobierno provincial el espacio para ubicarlo. Esta negativa hay que señalarla como una gran injusticia, que esconde un misterio de odio ajeno, ya que Bustos no solo provincializó la Universidad sino que la apoyó - y la reorganizó- aceptando las  autoridades que esta eligió con libertad. Hoy los restos de Bustos descansan en la Catedral de Córdoba donde también están los de su antiguo enemigo José María Paz. Tal vez, aunque parezca una utopía, Paz y Bustos, descansando en la misma Catedral ayuden en algunos años a un reencuentro de argentinos. Si hemos criticado las actitudes políticas de Paz no es para entrar en comparaciones, ni desconocer que existen quienes piensan diferente, tampoco para negar sus méritos -que los tuvo-, sino para dejar claro que hay otra historia y que los que ganan suelen ser injustos. Tanto José Manuel de la Sota como Juan Schiaretti fueron los artífices de un regreso de Bustos a su provincia natal con gloria y reconocimiento social. El 7 de noviembre de 2011 los restos de Bustos fueron depositados en la Catedral de Córdoba en la cripta de los obispos de la misma. Había retornado a su casa, a su familia y a su pueblo luego de 180 años. El nuevo Centro Cívico o Casa de Gobierno de Córdoba lleva su nombre.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar