Tres lugares para recorrer tras las restricciones en Córdoba

Turismo 18/06/2021 Por Vanina Boco
Cascadas, senderos, panorámicas de las sierras, puentes y una reserva conforman este puñado de destinos para agendar y visitar a pocos minutos de la ciudad de Córdoba.
Copina © Vaninca Boco00003
(Fotos: Vanina Boco)

chapa_ed_impresa_01  

 

Especial para La Nueva Mañana

Salir a recorrer esos lugares que tanto nos gustan o descubrir nuevos rincones es algo que se extraña cada vez que se restringe la circulación, a raíz de la situación epidemiológica. Sucedió el año pasado por largos meses y se ha repetido en el corriente año en Córdoba.

Pero si hay algo que conservamos todos los viajeros son las ganas de viajar, ya sea a hacer una caminata por algún sendero serrano, sentarse a la orilla de un río, llegar a la cima de un cerro, contemplar una cascada y tantas otras posibilidades que nos da Córdoba en toda su extensión y belleza.

Por eso, para agendar y estar preparados cuando se habilite la circulación en la provincia, les dejo unos paseos recomendados, pensados para hacer en esta época del año y a pocos minutos de la ciudad de Córdoba. ¡Tomen nota!

1- Reserva Los Quebrachitos

Quebrachitos © Vaninca Boco00001

La Reserva Municipal Hídrica Recreativa Natural Los Quebrachitos es uno de los destinos imperdibles de las Sierras Chicas. Está a muy pocos minutos de la capital provincial, en la localidad de Unquillo, y es ideal para tener ese primer contacto con la naturaleza después de varios días de encierro.  

Son unas cinco mil hectáreas de área protegida en las que se encuentra, en la entrada del lugar, la Casa Museo y Capilla Buffo, que es una de las obras arquitectónicas más bellas de la provincia.

La reserva propone dos caminos: uno más corto y de mediana intensidad y otro más largo con una intensidad más importante.

Durante la caminata por el trayecto más corto, se va bordeando el río y muchas veces hay que cruzarlo para continuar. A apenas 15 minutos ya se puede ver una pequeña cascada que atraviesa el curso de agua. En verano, en algunas partes, el río forma ollas ideales para refrescarse.

El paseo es acompañado en distintos tramos por carteles con información para aprender más sobre la flora, la fauna y el suelo de esta zona. 

La reserva es una buena opción para hacerse una escapada de un día a las sierras y aprovechar para caminar y desconectarse descubriendo uno de los entornos protegidos más cercanos a la ciudad de Córdoba.

2- Los puentes colgantes de Copina

Copina © Vaninca Boco00001

Este es un paseo que se puede hacer en auto o también aprovechar para caminar (en algunos tramos). Es uno de los tantos atractivos históricos de la provincia, destellos de una infraestructura de otro tiempo que hoy es disfrutada como destino turístico. 

A poco más de 30 kilómetros de Villa Carlos Paz, por la Ruta Provincial 34, se llega a un pequeño cartel –ubicado a mano derecha– que indica el acceso a Copina y al camino de los conocidos puentes colgantes. 

Al ingresar por allí, hay un trayecto de unos 21 kilómetros que se hace por una calle de tierra y que primero atraviesa un conjunto de casas. Este camino va de Copina a El Cóndor y forma parte de la antigua ruta que terminó de construirse en 1918 para unir el Valle de Punilla con el de Traslasierra. 

El primer puente que se cruza no es usado actualmente, sino que quedó casi formando parte del paisaje. Cuenta con grandes pilares construidos en piedras y una pasarela de metal y madera. 

El camino se abre paso entre las sierras y llega hasta el segundo puente que sí se puede atravesar en vehículo. A ambos lados, hay cascadas que completan una postal que conjuga la belleza natural con lo construido por la mano del hombre en otro tiempo.

Así, el camino continúa atravesando puentes entre piedras, arroyos y panorámicas de las Altas Cumbres, el Lago San Roque y las ciudades cercanas.

3- El Diquecito de Tanti

Tanti © Vaninca Boco00001

Tanti es uno de los destinos turísticos más reconocidos de la provincia y, además, cuenta con varios lugares para visitar. 

Uno de ellos es El Diquecito que está ubicado a unas 10 cuadras de la Terminal de ómnibus, yendo por la calle General Paz. Esta área cuenta con un recorrido que se inicia, justamente, en el dique y se dirige hacia la primera cascada que ofrece el camino. Con unos ocho metros de alto, el salto de agua da la bienvenida a un trayecto que guarda muchas sorpresas. 

Dependiendo de las ganas que se tenga de caminar se puede llegar a 600 metros a La Cueva de los Helechos, a dos kilómetros a Piedras Lisas y a cinco kilómetros al Pozo del Indio, la frutilla del postre.

El camino es realmente entretenido y regala hermosos paisajes entre cascadas de distintos tamaños, enormes explanadas de piedras, vegetación de todo tipo y pozos de agua de diversas profundidades. Todo un espectáculo para los sentidos.

 

   

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar