“Los hinchas y las hinchas somos dueños de los clubes y debemos participar”

Deportes 14/05/2021 Por Marcos Villalobo
‘Betu’ Ballari, referente del fútbol femenino, expresa su visión sobre el rol de las mujeres en las instituciones deportivas. “Es muy importante que aparezca otro compromiso", dijo.
BETU BALLARI 1
“Es muy importante que aparezca otro compromiso por parte de los dirigentes en la construcción del fútbol femenino”.

chapa_ed_impresa_01  

Allá por el 2016 en barrio Talleres Oeste se recuperó el emblemático club Los Vaqueros. Con una fuerte militancia social, hoy la institución impulsa la práctica del fútbol femenino y disidente, tiene escuelita para niñas y en su sede se suelen llevar a cabo las reuniones de las Futboleras Organizadas de Córdoba. Dentro de ese renacer de militancia en el deporte apareció la figura de Betiana Ballari.

“Betu”, oriunda de Bell Ville, se transformó en una referente central del fútbol femenino cordobés en la búsqueda de mejores condiciones y oportunidades para las mujeres dentro del deporte.

Tiene una mirada aguda de la realidad social y, también, contagia optimismo. Sus opiniones son muy respetadas y aunque todo parezca ingrato, ella le encuentra el vaso medio lleno.

En ese marco, en La Nueva Mañana, dialogamos con esta líder emergente del deporte cordobés sobre algunos temas del fútbol que afecta a todas y todos.

Los hinchas y las hinchas, socios y socias, somos dueños de los clubes y debemos involucrarnos en cada definición. No sólo desde la tribuna alentando, sino trasladando las nuevas demandas sociales y reclamando la renovación de ideas. Se están logrando muchas cosas a nivel nacional, pero no quiero pecar de ilusa, falta un montón. Hay muchos clubes de Córdoba que están “demorados”. Las mujeres debemos tener más protagonismo como dirigentas en los clubes y no sólo en las áreas de género. Las trabajadoras de los clubes deben ser reconocidas con mejores condiciones laborales, bien remuneradas, las jugadoras tienen que ser mejor tratadas. Falta un montón, pero estamos transitando ese camino”, expresa. Y lo dice con pasión, con ganas, esperanzas, sin dejar de ver que la mayoría de las veces los directivos dan la espalda. 

“Lo que pasó con la Liga Cordobesa es grave, no solo dejaron jugadoras afuera, sino que además les impidieron a las jugadoras activas que sean delegadas. Cercenan el derecho de las jugadoras a representar sus intereses, a tener participación política”.

A propósito, en ese marco, socias y socios de Talleres desde hace un tiempo se manifiestan en contra de la contratación del futbolista Diego García, acusado de abuso sexual con acceso carnal a una deportista del club Estudiantes de La Plata. El mediocampista debutó esta semana con la casaca albiazul pese a los contantes reclamos de hinchas. Muchas mujeres expresaron en redes sociales su indignación y recibieron insultos de otros hinchas, pero también muchísimo apoyo.

“Lo que veo sobre Talleres es que el reclamo no quedó encapsulado en las organizaciones feministas, muchos socios se hicieron eco...  Estamos logrando que se entienda que no es el reclamo de las mujeres, sino que estamos llevando otra perspectiva a la construcción de nuestros clubes, del deporte en general, donde la inclusión es clave y el trabajo en la erradicación de la violencia es urgente”, analiza “Betu”.

Y continúa: “Algunos dirigentes creen que es abrir un área de género y ya está saldado el reclamo de las feministas, que sino “vienen y sigue molestando”. No, nosotras estamos diciendo que tenemos que tomar una decisión sobre qué queremos y que no aceptamos más en nuestros clubes. Está lleno de violentos, de abusadores y eso no se tolera más. Algunos ponen por encima de todo la plata y los resultados. Basta. Los clubes construyen sociedad, hay que pensar otros esquemas, otras prioridades. Está bueno que a los hinchas les empiece a molestar que a sus camisetas la represente alguien que abusa, que violenta... Con esto quedó muy claro que muchas veces los dirigentes desestiman a sus socios y no se hacen eco de sus demandas”.

“El Consejo Federal debería estandarizar los reglamentos del fútbol femenino para evitar arbitrariedades... Se jactan de que se están creando competencias de fútbol femenino en el interior, pero falta ordenar, garantizarles a las jugadoras mejores condiciones”.

Ballari también forma parte de Feministas Trabajando Córdoba, un grupo que inició en el 2017 generando una bolsa de trabajo feminista y que con el tiempo organizaron la Feria Feministas Trabajando. Han realizado 27 ediciones en Plaza Seca de la Ciudad Universitaria. “Betu” no se detiene, porque además tiene su actividad personal. Pero siempre pensando y accionando por una sociedad más justa. Por eso, comprometida con la lucha de Futboleras Organizadas Córdoba fue quien levantó la voz al frente de la Liga Cordobesa en el reclamo por el límite de edad.

A propósito, se hizo una presentación y una denuncia ante el INADI. “Se está trabajando con un cuerpo de abogadas para hacer las acciones que correspondan con las jugadoras que quedaron sin jugar”, explica Ballari. Cabe recordar que, más allá de que se logró que el límite no fuera de 27 años, quedaron futbolistas de más 35 años viendo los partidos fuera de la cancha. 

El logro fue la participación y la organización de las jugadoras. Se involucró mucha gente, se pudo hablar con dirigentes que por ahí no tenían la visión que teníamos nosotras sobre la problemática y esas conversaciones provocaron aperturas de subcomisiones de fútbol, de mejoras o de aproximación de las jugadoras y los dirigentes. Los diálogos son productivos”, evaluó.

  

  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar