¿Seremos capaces de encontrar otra salida?

Cultura 14/05/2021 Por Barbi Couto
“¿Qué hacemos con Ubú?” es un espectáculo de títeres gigantes y música en vivo que se presenta mañana sábado en Teatro Ciudad de las Artes con entrada gratuita, cupo limitado y organizado en burbujas.
personajes4
¿Qué hacemos con Ubú? Versión libre del clásico Ubu rey de Alfred Jarry. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

NUEVA OBRA DE TEATRO CON MUÑECOS GIGANTES

Tres Tigres Teatro tienen 25 años de trayectoria trabajando sus obras desde la creación colectiva y la puesta en escena en espacios no convencionales. Sus creaciones siempre están atravesadas por una sensibilidad particular, vinculada a los derechos sociales y culturales y a un compromiso que constituye sus maneras de ver y estar en comunidad. En esta oportunidad, el grupo, bajo la dirección de Nella Ferrez y sumando a Yanina Pérez y Laura Ferro al equipo, presentan ¿Qué hacemos con Ubú?, una versión libre del clásico de Alfred Jarry con traducción de Ariel Dilon, desde la cual proponen pensar temas como la “ambición desmedida de poder, la crueldad, el egoísmo, y la falta de escrúpulos” en formato de un espectáculo de títeres gigantes y música en vivo para todo público a partir de los 13 años.

La obra fue seleccionada ganadora en la convocatoria para conformar el Elenco Temporal de Artes Escénicas de la UNC, un espacio ligado a la extensión universitaria al que Nella Ferrez se ha sentido ligada desde siempre: “Cuando surgió la convocatoria hice una conexión directa con mis comienzos en esta forma de hacer teatro que hoy sigo eligiendo. En 1987 desde El Centro Cultural Enrique Barros, extensión Universitaria, se propuso un taller de teatro callejero, con el objetivo de que la universidad saliera hacia afuera con sus propuestas culturales, reafirmando el derecho a la cultura. Con esta convocatoria se buscó generar una producción que pueda trasladarse a distintos espacios con los que la UNC articula: espacios de gestión barrial, sobre todo. Y esto es el eje mismo de nuestro trabajo hace más de 25 años, por eso nos presentamos: porque la convocatoria reconoce el derecho al acceso al teatro por parte de aquellos públicos que generalmente no acceden a él.

¿Qué hacemos con Ubú?” se estrenó el viernes pasado y significó para los artistas un retorno muy esperado al encuentro con el público: “Percibimos sobre todo en el público mucha alegría por esa vuelta, como el regreso a la fiesta”, cuenta Pico Fernández Goncalvez a La Nueva Mañana. “Nos sentimos muy acompañados. Fue difícil una vez terminada la función, evitar el acercamiento al pie del escenario, los abrazos, los saludos y comentarios. Todo esto amplificado porque no era una simple función, sino que se trataba de un estreno, que la realidad obligó a reprogramar más de una vez. Una producción con mucho trabajo, y con varios creadores, además de lxs integrantes estables del grupo. En este caso, los espacios de las burbujas están bien cuidados, la sala es grande, y se habilita para 200 personas, por lo que se puede asistir tranquilamente”, invita.

Caro y Pico los payadores
“En épocas de crisis parece que una parte de la población cree que las salidas se dan con menos diálogo y más mano dura; lo que es igual a más situaciones de violencia, menos empatía, más egoísmo, más individualismo”.

-En esta época donde el distanciamiento cumple un rol importante por cuestiones de salud, ¿qué implica para ustedes el “encuentro” que permite el teatro?

Lo que experimentamos en el estreno confirma que necesitamos encontrarnos. Que la experiencia teatral es parte nuestra –humana–, de nuestra cultura, y que lo presencial es irremplazable, único.
Nosotros, como siempre, intentamos generar momentos que nos permitan pensar, sorprendernos, reírnos, enojarnos, emocionarnos, dejarnos atravesar por la propuesta artística a través de la imagen, el sonido, la palabra.

-Los muñecos de la obra son impresionantes, ¿cómo fue el proceso de su construcción, por qué se decidieron por esa técnica?

El equipo se conformó a partir de pensar el trabajo con títeres gigantes, por eso se convocó a Yanina Pérez y Laura Ferro, y se le encargó la construcción de los mismos a Marcelo Fernández, realizador y diseñador de las cabezas. Teníamos ganas de indagar en estas técnicas y poder incorporarlas en una obra de teatro, con una historia, con un texto. Poder mover esta historia tan fuerte, por distintos lugares y públicos. Jugar con esta cuestión de los muñecos y los imposibles que pueden generar en acción. Trabajar el absurdo desde lo más violento hasta con mucho humor. Jugar con la interpretación, con el efecto sorpresa y también con esta cuestión de estar en un espacio cualquiera y poder mantener permanentemente la atención desde lo visual. Explorar estas técnicas que tienen que ver con el muñeco, no hacer una proyección desde el cuerpo hacia el muñeco de afuera, sino estar adentro del muñeco y jugar con la interpretación actoral.

Así que nos pusimos a plantear los personajes de distintas formas, tamaños y características de manipulación. Marcelo hizo entonces los diseños y durante la cuarentena en momentos que podíamos nos juntábamos y trabajábamos en la realización. Los muñecos no son todos iguales, cada uno tiene una característica y dificultad técnica, lo que da también su identidad y diversidad en la puesta. En el muñeco de Padre Ubú, Laura ve prácticamente nada para afuera; el muñeco que maneja Delia –Madre Ubú– tiene la cabeza como despegada del cuerpo; Yanina trabaja con un cabezudo y su cuerpo y luego manipula dos grupos distintos de títeres múltiples.
El trabajo se completa con la música en vivo, personificando además a dos payadores (Carolina y Pico) que presentan, cierran e interpelan al público, además de otros roles en la escena.

-“Ubú es capaz de devorarlo todo a través de su insaciable gula-avaricia, que lleva a la destrucción”. ¿Por qué una obra sobre la “ambición desmedida de poder, la crueldad, el egoísmo, y la falta de escrúpulos” hoy? 

Porque son cuestiones que lamentablemente no pierden vigencia (algo tienen los clásicos), y en épocas de crisis parece que una parte de la población cree que las salidas se dan con menos diálogo y más mano dura; lo que es igual a más situaciones de violencia, menos empatía, más egoísmo, más individualismo. En lugar de pensarnos colectivamente, porque les guste o no somos una especie esencialmente social. Todo lo que construimos, lo construimos colectivamente.

Porque aparecen en la realidad personajes que nosotros consideramos no sólo nefastos, sino también grotescos. Trump, Bolsonaro, por ejemplo, que nos recuerdan de alguna manera a Ubú.

Caro - Delia - Yanina - Pico - Nella - Laura
“Lo que experimentamos en el estreno confirma que necesitamos encontrarnos. Que la experiencia teatral es parte nuestra –humana–, de nuestra cultura, y que lo presencial es irremplazable, único”.

-El final de la obra habilita la pregunta: “¿seremos capaces de enfrentar otra salida?”, ¿seremos capaces?

La otra salida hace referencia, primero, al final de la obra original y casi todas sus versiones; en el cual Padre Ubú después de realizar toda serie de atrocidades, se escapa, o arregla su salvación. A su vez, como el foco de nuestra puesta se centra en “la gula”, y ella como representación del egoísmo, y de cierta ambición insaciable, cuestión que para nosotros también representa al sistema capitalista, y sus representantes. Sistema que se recicla permanentemente y que sigue posicionado en la conquista y la explotación, de la naturaleza, de los recursos, de las personas, como si esto fuera “lo natural” de lo humano. Y aquí no hablamos solamente de lo macro, sino también de lo cotidiano. Dicen los payadores: “…en qué rincón escondido / guardamos a este maldito / que no calma su apetito / ni se da por aludido / cosas que hemos aprendido / enquistándose por siempre / en el alma, cuerpo y mente / condicionando la vida / hay que darles la salida / y plantar otra simiente…”.

“Nosotros no tenemos la respuesta, y no la damos en la obra (aunque le hayamos cambiado el final)” cierran los Tigres. “Creemos que la respuesta hay que encontrarla colectivamente, sabiendo que hay métodos, y conceptos que está comprobado que no funcionan, o que sólo funcionan para una estrecha minoría. 
Estamos viviendo tiempos por demás vertiginosos y abrumadores, es difícil dar respuesta. La concurrencia del público a las salas en Córdoba nos habla de una necesidad, y también de que el teatro es una fiesta. Tenemos que seguir multiplicando ese encuentro de múltiples sentidos, buscar trabajar en red, seguir exigiendo al Estado que no se ausente. Nuestra tarea sigue siendo compartir el trabajo con la mayor cantidad de públicos posibles”.


¿Qué hacemos con Ubú?

Versión libre del clásico Ubu rey de Alfred Jarry, traducción Ariel Dilon.
Tres Tigres teatro
Para todo público a partir de los 13 años.

Elenco:

Autores: Jorge Fernandez Goncalvez y María Nella Ferrez
Titiriteras: Laura Ferro, Yanina Pérez, Delia Perotti
Músicos: Jorge FernándezGoncálvez, Carolina Vaca Narvaja,
Dirección y puesta en escena: María Nella Ferrez
Música original: Jorge Fenández Goncálvez
Diseño y realización de Muñecos gigantes: Marcelo Fernández
Realización general: Yanina Pérez, Delia Perotti, María Nella Ferrez, Laura Ferro
Realización Audiovisual y Fotografías: Producciones Anónimas: Abril Fernández Ferrez y Santiago Sarmiento
Iluminación: Rafael Rodríguez.

Agradecimiento especial a Fundación Pueblo Nuevo.

FUNCIÓN: sábado 15 de mayo a las 20. La entrada es gratuita en el Teatro Ciudad de las Artes ubicado en Av. Pablo Ricchieri 1955. Con cupo limitado a un máximo de 200 ubicaciones según la conformación de las burbujas, por lo que deben retirarse anticipadamente en Boletería de Ciudad de las Artes en los siguientes horarios: Viernes:  9 a 13hs - 14 a 18hs - 19:30 a 21hs. Sábado: 9 a 13hs. Sábados y domingos con actividades de 18hs hasta horario comienzo de función. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar