“Hoy hay más mujeres en lugares de decisión, pero aún falta muchísimo”

La concejala de La Fuerza de la Gente dialogó con La Nueva Mañana y aseguró que padeció el machismo durante su carrera política.
Olga Riutort@Javier Imaz_8326
La concejala del bloque La Fuerza de la Gente se refirió a las elecciones legislativas 2021. Foto: Javier Imaz -LNM.

chapa_ed_impresa_01  

ENTREVISTA :: OLGA RIUTORT

La concejala del bloque La Fuerza de la Gente, Olga Riutort, asegura que en las elecciones legislativas del 2021, habrá dos listas representando al Partido Justicialista en Córdoba. Una de ellas la impulsará el gobernador Juan Schiaretti; la otra, será encabezada por Carlos Caserio.

En una entrevista brindada a La Nueva Mañana, Riutort vaticinó además que se postergarán las elecciones PASO y que en cuestiones sanitarias, en el 2021 “va a haber una segunda ola”.  “Respecto a si va a haber unidad aquí en Córdoba, creo que Schiaretti va a tener su lista y el espacio interno del peronismo que lidera Carlos Caserio, que está apoyando al PJ nacional, va a tener otra. Lo que tenemos todos claro es que ese espacio lo lidera Caserio y que será nuestro candidato a senador nacional”, afirmó la concejala. En ese sentido, dijo que el ex presidente del PJ provincial –renunció a fines del año pasado- apoya la gestión municipal de Martín Llaryora, sobre todo en lo que se refiere al transporte nacional. “Va a hacer lo imposible para que se concrete el proyecto del ferrourbano para el Gran Córdoba”, confía Riutort.

Caserio le critica a Schiaretti haber estado más cerca del macrismo que del PJ nacional en las últimas elecciones. ¿Opina usted lo mismo?

- Con Schiaretti hay que hacer dos evaluaciones: una de gestión y otra política. En cuanto a la gestión, uno le puede criticar que en vez de invertir tanto en obras públicas debería reforzar el mantenimiento de las escuelas porque estamos haciendo las nuevas pero no mantenemos las que ya tenemos. Lo mismo ocurre con los hospitales, que están deteriorados en mantenimiento e insumos. 

Pero en especial, hay que hacer una crítica en torno a la problemática de la violencia de género. En esto, la Provincia no está acertando. Falta inversión. Se necesitan rápidamente lugares de contención y mayor eficiencia en el cuidado de quien ya hizo la denuncia y que rija una restricción para su protección. Son terribles los números de casos. 

Políticamente, creo que Schiaretti jugó políticamente a favor de Macri en las últimas elecciones, y se mueve como una isla respecto al partido nacional. Uno puede discrepar con el PJ nacional en muchas cosas -de hecho con Caserio nosotros nos alineamos como un espacio interno-, pero lo que no se puede hacer es conformarse en una isla, porque nadie se salva solo. No sé si en estas elecciones seguirá alineado al macrismo, eso se verá más adelante. Habrá que preguntarle a él.

El lunes pasado, Llaryora señaló en el discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante varios proyectos que recuerdan aquellos que impulsaba usted misma. ¿Cómo tomó esos anuncios?

- Me parece bien, toma ideas que son buenas y en eso lo felicito. Todo el tema de la modernización fue algo que yo lo hice en la primera etapa del gobierno de José Manuel de la Sota, cuando era secretaria General. Ahí se creó la gestión informática para poder seguir los trámites, un sistema luego se perfeccionó con el CiDi y ahora van a generalizar para que los vecinos de Córdoba puedan seguir sus expedientes online. Lo de la historia digital también es una vieja bandera y también la propuesta de una sociedad sustentable, inclusiva e inteligente. Tomando esos ejes va a encontrar mi apoyo y creo que es el camino a seguir.

Olga Riutort@Javier Imaz_8292
El poder está muy asociado a lo masculino y entonces nos ven para un cargo como vice o secretaria, pero nunca en los primeros lugares. 

¿Cómo ve la ciudad de Córdoba hoy en día?

- La ciudad está detonada. Por más que se le hagan retoques, recién se empiezan a ver algunas de las inversiones que está realizando la Provincia y la Nación. Aun así, cualquiera que camine estas calles entiende que falta mucho por hacer con el bacheo, las cloacas, el tratamiento de los efluentes cloacales, el agua potable, el alumbrado público, y el mantenimiento de los espacios verdes; aunque allí se avanzó un poco más que en la gestión anterior. 

En un año de pandemia, que fue muy duro en términos de recaudación, recién a fines de este año vamos a poder tener una evaluación si la gestión fue realmente buena y exitosa. Por más que modernicés, los problemas de infraestructura son tan graves que queda minimizado en la necesidad cotidiana de la gente: tener agua potable, que no se le rompa el tren delantero del auto, que pase el colectivo a horario, que no se le inunde su calle. 

¿Qué le critica al Gobierno de Alberto Fernández?

- Reitero, es un año difícil para hacer evaluaciones de gestión, más allá del color político. Sus intenciones son muy buenas. Esperemos que la realidad económica vaya acompañando pero tengo claro que este gobierno, más allá de sus errores, siempre va a tener como eje el bien común y el ser humano, cosa que no hemos visto en la anterior administración. Hay que tener paciencia y conocer el contexto internacional. Pero tengo fe y creo que vamos a salir adelante.

Un largo camino por recorrer

Este año se cumplen 30 años de la sanción de la Ley de Igualdad, que impulsó la propia Riutort. La normativa establecía como premisa la igualdad de género obligatoria en la conformación de las listas de candidaturas para cargos electivos. Pasó mucha agua bajo el puente, pero la concejala asegura que aún falta mucho camino por recorrer.

“Hemos avanzado algo porque indudablemente ahora los hombres tienen que dar el espacio a las mujeres como exige la ley. Pero cuando no hay normas que exijan esa igualdad, las mujeres brillan por su ausencia. Es un tema de conciencia masculina y también femenina. El poder está muy asociado a lo masculino y entonces nos ven para un cargo como vice o secretaria, pero nunca en los primeros lugares. Esto mismo se puede observar que en las listas legislativas departamentales donde el representante es uno solo, y en general los titulares son varones y las mujeres son suplentes. Vamos a ser una sociedad más equilibrada cuando haya mujeres y hombres en cualquier lugar con el mismo poder de decisión, pero falta aún muchísimo”.

Usted sufrió esta situación en carne propia en su carrera, ¿verdad?

- Muchísimo. Al principio cuando era militante, nos tenían para repartir panfletos o hacer empanadas. Nos costó salir de eso y nos hicimos espacio a los codazos. No era algo natural y nunca lo fue. Y tampoco fue natural cuando yo me abrí por ese fraude electoral cuando fui candidata. En ese momento, como en el poder estaba quien había sido la ex pareja hizo que nunca me dieran la oportunidad de gobernar la ciudad. Lo viví en carne propia. Prefirieron un adversario político como el mestrismo, que alguien del peronismo. Eso fue claramente un tema de machismo puro. De mezclar lo personal con lo político. 

¿Tuvo la oportunidad de hablarlo años después?

- No, nunca. Ya está. Uno se curte. Fue duro en su momento, muy injusto, pero ya pasó. Sirve de aprendizaje para una y también para el resto.

¿Desterró sus aspiraciones de ser intendenta de Córdoba?

Ya pasó. No tengo otras aspiraciones más allá de aportar lo que pueda por la experiencia que tengo y hacer lo que mejor pueda servirle a los vecinos. No tengo ambiciones personales. 

  

  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"