El detrás de la historia de la fotografía del niño que vivió la sobredosis de su madre

Mundo 28/10/2016
"Era dolorosísimo mirar a los ojos de aquel pequeño", contó el agente de policía que tomó aquella fotografía.
n-PADRES-large570
La imagen que recorrió el mundo.

La imagen causo múltiples sensaciones; y recorrió el mundo: En la parte trasera de un auto, un niño de corta edad, con una camiseta de dinosaurios, sentado en su sillita. Delante, su madre y otro hombre en estado comatoso, tras sufrir una sobredosis.

La fotografía fue tomada por un policía de East Liverpool, en Ohio (EEUU) y dio la vuelta al mundo.

Ahora, Fred Flati, ese agente, le contó a The Independent la historia detrás de ese momento crítico, que él inmortalizó. "No podía creer lo que estaba viendo", ha explicado Flati al recordar la dantesca escena con la que se encontró tras atender a un aviso: "Era dolorosísimo mirar a los ojos de aquel pequeño".

La imagen fue tomada el 6 de septiembre, después de que Kevin Thompson, otro agente, comunicase que se encontraba siguiendo a un vehículo sospechoso. La furgoneta, Ford Explorer, fue poco a poco deteniendo su marcha y cuando el policía se acercó a identificar a sus ocupantes, se encontró con el drama. Flati llegó poco después e hizo las fotografías con su propio teléfono móvil.

Las críticas por la foto

Los servicios sociales se hicieron cargo del niño, que vive ahora con un familiar. Los dos adultos, a pesar de que la imagen podría llevar a pensar otra cosa, están vivos gracias a la rápida actuación de los servicios médicos. Y han criticado a la Policía, junto a muchas otras personas, por haber hecho pública la fotografía.

La familia de James Acord, el varón que aparece en la imagen, ha afirmado que los agentes no tenían derecho a publicarla y ha asegurado que él no es un adicto. La Policía se ha defendido diciendo que lo pensaron mucho antes de tomar la decisión de postear la fotografía en Facebook: "A veces la verdad duele. Pero dicha fotografía mostró la verdad a la gente", ha señalado Brian Allen, el responsable de seguridad de la ciudad.

El propósito de la policía era exactamente mostrar la verdadera dimensión de un problema que se ha convertido en epidemia en algunas zonas de Estados Unidos: la adicción a la heroína.

Fuente: Huffigtonpost.

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"