Activista denuncia violento ataque en pleno centro cordobés

Córdoba 30/12/2020
Una militante de la organización Devenir Diverse fue perseguida, amenazada y agredida por dos mujeres que la atacaron con palos. Mientras golpeaban su auto, le gritaban "abortera".
devenir diverse
Ángela Ferreyra, la joven atacada, es activista de la organización Devenir Diverse. Foto: archivo

Una joven militante fue violentada este miércoles por otras dos mujeres que tras perseguirla, “con palos”, la golpearon y dañaron su auto mientras la señalaron como “abortera”, en un hecho que tuvo lugar en pleno centro de la capital provincial.

Según relató la activista de la organización Devenir Diverse, se encontraba desarrollan su actividad militante consistente en repartir módulos alimentarios cuando transitando por la calle Maipú se dio cuenta de que un auto comienza a perseguirla. El hecho le llamó la atención, aunque la situación empeoró cuando quienes estaban sobre el otro vehículo “sacaron palos por las ventanillas y empezaron a amenazarme”.

“Andar con palos en el auto ya es un hecho gravísimo porque quiere decir que esas personas andan armadas de esa manera por la calle, eso me asustó”, dijo Ángela Ferreyra a La Nueva Mañana.

“Me mostraban los palos, me gritaban y me amenazaban”, cuenta Ángela que describe que, al parar en un semáforo las dos personas se bajaron del vehículo y se acercaron a su auto para golpear la ventanilla de modo amenazante mientras le gritaban “abortera”. “Todo el mundo les tocó bocina y ellas siguieron su camino”, cuenta la víctima imaginando que la situación había finalizado.

Al llegar a su lugar de destino, en la intersección de las calles Santa Rosa y Riverda Indarte, las dos mujeres volvieron a aparecer con palos y a abalanzarse sobre Ferreyra. “Se volvieron a bar del auto con los palos y empezaron a atracarme. Pude cerrar la puerta y empecé a llamar al 101 mientras ellas golpeaban el auto y me insultaban”, cuenta Ángela. La reacción de quienes se encontraban en el lugar obligaron a las agresoras a irse del lugar y Ferreyra se dirigió a radicar la denuncia en la Unidad Judicial 1, mientras que también se presentó Medicina Legal en para dar cuenta de los golpes que recibió en uno de sus brazos.

“Por suerte tuve la fuerza en el momento para resguardarme en el auto, si no, no sé lo que hubiese pasado”, afirmó.

Visiblemente shockeada por la situación, Ángela asegura estar “sorprendida” por la situación ya que no logra entender las razones por las que recibió el ataque. “No sé quiénes son estas personas, nunca las vi y tampoco me gritaron muchas más cosas que ‘abotera’ y muchísimos otros insultos. La verdad es que el nivel de violencia que cargaban esas personas es realmente increíble”, afirmó.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"