Campazzo, el pequeño gladiador que llega a la NBA

Deportes 22/11/2020 Por Federico Jelic
Firmará dos años de contrato con los Denver Nuggets, dejando Real Madrid, en busca de un nuevo objetivo, de esos que lo fueron fortaleciendo minuto a minuto en su carrera. 178 centímetros de corazón.
Facundo Campazzo TyC Sports
Con 30 años ahora cumplirá uno más de sus inagotables objetivos. - Foto: TyC Sports.

De niños nos enseñaban que solo los gigantes sobrenaturales podían llegar a la NBA. Tener una estatura de más de dos metros, fuerza exagerada y mentalidad de hierro eran los ingredientes fundamentales para osar meterse en el submundo del básquet profesional de Estados Unidos, donde todos lucen invencibles e inmortales. Pero resulta que una personalidad de acero  y un corazón inquebrantable de pasión también pueden ser ingredientes como para soñar con estar con las estrellas que por TV admirábamos sin límites. Sino pregúntenle a Facundo Campazzo con sus 178 centímetros perfectamente distribuidos rompió barreas y prejuicios, por lo que pasará de ser el mejor base de Europa a convertirse en nuevo talento de la escudería NBA. 

Con 30 años ahora cumplirá uno más de sus inagotables objetivos. Serán los Denver Nuggets, finalistas de Conferencia Oeste en la pasada temporada, quienes gozarán de su talento, lo que le exige al cordobés una dosis extra de sacrificio. Pero como ese ingrediente fluye naturalmente en su torrente sanguíneo, podrá compensar la escasez de tamaño en ese mundo de gigantes, como lo hizo siempre. 

Como cuando picaba la pelota en el club municipal de su Alta Córdoba, hasta coronarse campeón en Peñarol de Mar del Plata y luego cruzar el charco hasta llegar a Real Madrid. Pasaros dos años en Málaga como para tomar envión y ahora su barco zarpa hacia otra orilla, más al norte, hacia la NBA. 

Fue una de las figuras del mundial pasado, con un MVP nominal que no se cristalizó solo por perder la final ante España, sin embargo, se encargó de bailar a todos en Europa, como para aceptar un nuevo desafío. Firmará por dos años, rompiendo contrato con el equipo donde todos desean estar,  con múltiples esfuerzos en lo económico pero que no serán barrera para cumplir otro de sus anhelos.  

Cuentan sus cercanos que se mantiene encerrado, sin esbozar palabra y ningún anuncio hasta que estampe su rúbrica en el contrato que lo aceptará al selecto club NBA. Sueña despierto como cuando era niño, a esa Liga de los jugadores descomunales en tamaño pero que buscará contrarrestar con su velocidad, talento y corazón defensivo. Como hizo toda la vida, pero ahora en el escenario que tanto imaginó. Será el tercer cordobés en conquistar esa liga junto a Fabricio Oberto y Pablo Prigioni, aunque estima escribir su propia historia, como lo hizo en cada meta que se propuso en su cabeza. Contra la adversidad y los prejuicios, que lo fueron fortaleciendo para ser el gladiador de hoy. Salud, Campazzo.  

Noticia relacionada:

ATENAS LIGA NACIONALLa Liga Nacional fue suspendida provisoriamente por brote de Covid

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"