Diputados: presión por el debate presencial en la "supersesión"

Política 15/10/2020
La "supersesión" en la que viene trabajando el oficialismo, combinaría el tratamiento del Presupuesto 2021 con el aporte extraordinario a las grandes fortunas.
Sergio Massa Diputados sesiones virtuales by prensa
Sergio Massa trabaja en el armado de la sesión para el tratamiento de los proyectos. - Foto: archivo

La "supersesión" en la que viene trabajando el oficialismo con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a la cabeza, que combinaría el tratamiento del Presupuesto 2021 con el aporte extraordinario a las grandes fortunas, ya genera chispazos entre el oficialismo y la oposición, y promete un posible escenario abierto de puja y discusión con eje puesto en la presencialidad en el recinto.

Con el antecedente aún fresco del escándalo ocurrido en la sesión del 1 de septiembre en torno a la validez del funcionamiento remoto del recinto, Juntos por el Cambio se anticipó al conflicto al enviarle una nota a Massa para pedir que tanto la votación del Presupuesto como del impuesto a las grandes riquezas se realicen de forma presencial.

Era una forma de marcar la cancha y preparar al oficialismo para que, llegado el momento, no acuse sorpresa ante la actitud opositora, e incluso para darle tiempo a Massa para conseguir un auditorio más grande, como un teatro o estadio, si lo juzgara estrictamente necesario.

Massa ya definió que no existe tal posibilidad de mudar el recinto y convocará a una sesión mixta virtual en los mismos términos y condiciones en los que se vino trabajando desde la aprobación del primer protocolo de funcionamiento remoto.

El tigrense está convencido de que tal decisión es irrebatible ya que ahora cuenta a favor con el fallo judicial que desestimó la impugnación que había efectuado Juntos por el Cambio al protocolo firmado por el Frente de Todos con todos los restantes bloques opositores en aquella convulsionada sesión del 1 de septiembre.

En los hechos, ese fallo judicial avaló y dejó en pie la modalidad de funcionamiento remoto de sesiones.

La idea del oficialismo, según había adelantado el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, es dictaminar el proyecto de Presupuesto en la próxima reunión del cuerpo, que sería la semana que viene.

A partir de allí, se abren dos posibilidades: una más improbable, que es sesionar el próximo miércoles 21, el mismo día en que vence el actual protocolo, y otra hipótesis más probable que sería convocar la "supersesión" para la última semana de octubre, lo que requeriría firmar una nuevo protocolo (idéntico o muy similar al vigente, según ya definió Massa).

Una vez que quede firme la convocatoria a la sesión, la discusión estará centrada en la cantidad de legisladores que podrán concurrir al recinto presencial.

Salvo en aquella agitada sesión en la que Juntos por el Cambio llegó al recinto con casi todos sus legisladores para desconocer el funcionamiento virtual, en todas las demás sesiones que se realizaron desde que comenzó la pandemia se respetó la indicación médica de un máximo de 45 legisladores participando de forma presencial en las bancas.

Para la próxima sesión, teniendo en cuenta el pedido de prioridad para que los proyectos de Presupuesto e impuesto a las grandes fortunas se tratasen de forma presencial, la principal bancada opositora podría repetir aquel modus operandi, lo que pondría en tensión las recomendaciones médicas.

Ante esta eventualidad, el oficialismo hará un sondeo previo para conocer la cantidad de legisladores con voluntad de concurrir en persona al recinto el día de la "supersesión", y a partir de esa cuenta trasladar el dato al equipo médico, encabezado por Marcelo Halac.

Aún en el caso de que Juntos por el Cambio llegue al recinto con toda su tropa, el oficialismo está resuelto a seguir adelante con la sesión, asumiendo los riesgos sanitarios si fuera inevitable.

Noticia relacionada:

tW DiputadosArDiputados avanzará este martes en la discusión del Presupuesto 2021

Te puede interesar