Amplio repudio a las declaraciones del animador Mario Pereyra sobre Pinochet

El conductor y copropietario de la radio Cadena 3 hizo un paralelismo entre la cuarentena y el dictador chileno, que cosechó repudios virtuales y de organizaciones gremiales y de Derechos Humanos.
Mario Pereyra
Mario Pereyra, animador de Cadena 3. - Foto: gentileza

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh) Córdoba, la Mesa de Trabajo por los DD.HH. de Córdoba, el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren), el Colectivo Más Democracia y otras organizaciones repudiaron las declaraciones del animador Mario Pereyra que trazaron un paralelismo entre la cuarentena dispuesta por el gobierno nacional y el dictador chileno Augusto Pinochet. Los dichos también son fuertemente criticados en las redes sociales, al punto que este sábado a la tarde el tema se había convertido en tendencia de Twitter, con miles de posteos haciendo referencia al asunto.

La Apdh señaló en un comunicado que “esta semana, el empresario de medios Mario Pereyra, dueño de Radiodifusora del Centro / Cadena 3, tuvo la mala intencionada idea de reivindicar al genocida chileno Augusto Pinochet para atacar al presidente argentino Alberto Fernández diciendo: “Estamos bajo una dictadura, ayer o antes de ayer cuando dije “tenemos toque de queda en Argentina y es en Santiago del Estero, Salta, Catamarca y uno más era…y Rosario. A las siete de la tarde no podés salir a la calle. Ni Pinochet hacía esto, pobrecito Pinochet”.

“Esta Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Córdoba (APDH Córdoba) repudia los dichos de este empresario” señaló el organismo y precisó que “la sociedad no se puede permitir este tipo de reivindicaciones de genocidas que causaron los mayores crímenes desde la Segunda Guerra Mundial; y mucho menos utilizando medios masivos de comunicación”.

Desde el Cispren, en tanto, formalizaron una presentación ante la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, al considerar como “violencia mediática” –una de las causales para impulsar denuncias ante el organismo- las expresiones vertidas por el conductor Mario Pereyra.

“El Cispren considera repudiables estas manifestaciones difundidas desde un medio de comunicación masivo; las califica, lisa y llanamente, como una apología del terrorismo de Estado” señaló el gremio y completó: “A propósito del difícil momento que atraviesa el país y el mundo, azotado por la pandemia del Coronavirus con sus nefastas consecuencias en la población, desde el Cispren se insiste sobre la responsabilidad social de las comunicadoras y los comunicadores (…) de manera de afrontar la batalla contra la pandemia acatando las recomendaciones sanitarias y jamás generando desconcierto”.

La Mesa de Trabajo por los DD.HH. de Córdoba y el Colectivo Más Democracia elaboraron una extensa carta sobre el tema:

"Carta abierta a la ciudadanía democrática cordobesa y al Sr. Mario Pereyra, vocero antidemocrático de Cadena 3.
Presentación ante la Defensoría del Público de la Nación. 

Quienes abrevamos en la defensa irrestricta de la democracia, en la vida bajo pleno estado de derecho, la convivencia en la pluralidad de voces y en la defensa de los valores de Memoria, Verdad y Justicia, señalamos que es inadmisible el discurso habitual del Sr. Pereyra, quien desde el micrófono de Cadena 3 promueve la violencia mediática y reivindica los procesos dictatoriales en América Latina. 

Las manifestaciones vertidas por el conductor Mario Pereyra, el pasado 3 de septiembre en el programa “Juntos” de la emisora Cadena 3 Argentina, de la cual también es accionista, constituyen un agravio a la vida democrática y el respeto a los derechos humanos.

"…Estamos bajo una dictadura, tenemos toque de queda en la Argentina (…) ni Pinochet hacía eso, pobrecito Pinochet…”

Sus expresiones en relación a las políticas sanitarias desarrolladas por el Gobierno Nacional, elegido democráticamente, constituyen una falta de extrema gravedad que no nos pueden pasar inadvertidas o amparadas en una falaz interpretación de la libertad de expresión. 

Rechazamos y denunciamos su, y cualquier discurso, que conlleven un intento velado o no, de apología del terrorismo de Estado. 

Calificar al gobierno nacional de dictadura por disponer de un aislamiento sanitario para velar por la salud de las argentinas y argentinos, es inaceptable. Y reforzar ese discurso subrayando un "...pobrecito Pinochet..." en manifiesta reivindicación del genocida trasandino no debe admitirse. 

La memoria colectiva cordobesa no olvida aquel “mi general” con el que se dirigió en una entrevista al genocida Menéndez. Nuestro país: el de cordobesas y cordobeses, el del Sr. Pereyra, el de su audiencia, el de las y los periodistas y comunicadores, no merece ni puede consentir estos discursos antidemocrático y pro golpistas.

Es hora de que la responsabilidad de la palabra dicha en los medios de comunicación sea inequívocamente democrática.  

Para que actúe enviamos copia de la presente carta a la Defensoría del Público de la Nación, a los fines que intervenga ante estas manifestaciones ajenas a la vida democrática de las y los argentinos.

El periodismo será con derechos humanos o no será".

Te puede interesar