Leandro Bessone, aislado en Panamá se acuerda de Las Palmas

El goleador cordobés estaba viviendo su primera experiencia fuera del país; y ahora le toca atravesar la crisis del coronavirus lejos de su casa.
Leandro bessone 1
Leandro Bessone en el club panameño. - Foto: Prensa Atlético Chiriqui.

Hasta el año pasado era muy habitual cada fin de semana enterarse de algún gol de Leandro Bessone. Tanto en la Liga cordobesa o en el Regional Amateur, el artillero rompía redes y era elogiado por su talento para definir en el área rival.

Ese nivel provocó que le surgiera la posibilidad de salir, a sus 28 años, del país. A probar que podía seguir haciendo goles lejos de su casa. 

Y el destino fue Panamá, donde llegó al Atlético Chiriquí, en la Primera División de aquel país centroamericano. Jugando y haciendo goles.

Pero llegó el COVID-19, y paró todo.

En diálogo con LA NUEVA MAÑANA el futbolista cordobés narró cómo está viviendo estos días de coronavirus lejos de su hogar, lo que extraña su hogar, y que ya se vio todos los especiales de TyC Sports.

Leandro Bessone 2El goleador de la Liga cordobesa debutó con un doblete Panamá

Llegar a salir del fútbol argentino no le fue fácil al "Tanque". Vale simplemente recordar que en el 2015 sufrió en un partido entre Las Palmas ante Barrio Parque la rotura de ligamentos cruzados anteriores de su rodilla derecha.

Y casi un año después, en el partido de regreso frente Lasallano tuvo la misma lesión, pero en su otra rodilla.

No se dio por vencido, se recuperó, siguió, regresó a Las Palmas y se cansó de hacer goles. Muchos muy importantes y otros tantos de gran factura.Bessone Las Palmas
"Desde el 7 de enero estoy en Panamá. La estaba llevando bastante bien, me estaba acostumbrando al ritmo de vida, a sus costumbres, comidas... Extraño, si, porque soy muy familiero, apegado a los afectos. Me caracterizo por tener muchos amigos y los extraño... Estar con mi familia, comer un asado... Se extrañan bastante, pero es lo que había elegido, luché toda mi carrera para llegar al profesionalismo, y tener una posibilidad como ésta. Sabia que iba a extrañar, es normal. Lo que no sabia que iba a suceder esta locura, esta pandemia del coronavirus, que es algo extraordinario. Estamos tratando de aguantar, cuidarme, esperar que pase, después e verá cómo sigue", relata el cordobés Bessone.

En la charla con este medio, el delantero narró sus días. "Estamos acá  en la casa, somos dos; estoy viviendo con un compañero venezolano. Es un momento complicado, duro, acá se puso bien firmes las autoridades. Están tomando medidas similares a la Argentina, porque los casos están avanzando, y son responsables, pero como en todos lados hay gente que no entiende", cuenta desde la "Casa club" donde está alojado junto José Peraza.

Bessone
En el pueblo donde está Bessone no se han registrado casos aún. Y como medida se ha realizado un cerco sanitario y no dejan pasar a las personas a otro pueblo, o viceversa. "Estamos bastante resguardados por ese lado", afirma, aunque ya le avisaron que en las próximas horas no se podrá salir más a los mercados hasta la semana próxima, y luego se podrá salir con cierto número de identidad. Al tiempo que agrega: "Estamos tomando todas las precauciones, no salimos de la casa, salvo para comprar algo, nos hemos abastecido bien. La gente se ha portado de maravillas. El presidente (Oscar López) nos ha dado su apoyo, se puso a disposición, con su familia, por ese lado me siento acompañado a pesar de la distancia que hay con los míos".

"Se hace difícil porque extrañas a la familia y también porque ya no encontrás qué hacer durante el día. Los primeros días limpiamos, ordenamos, pero después nos quedamos sin nada qué hacer. Es como que se acabaron las tareas de las casas -se ríe-. No se pasan más las horas. Ya no hay nada en la tele. Y cuando tenés más tiempo para pensar, se te vienen a la cabeza tu familia que está lejos y extrañas. pero son momentos para ser fuertes, cuando hay que fríos y pensar en cosas positivas. Quiero seguir luchando como estaba costumbrado", resalta.

En la charla con LA NUEVA MAÑANA se escucha de fondo una voz conocida. El periodista Fernando Lavecchia. Se nota, está viendo los especiales que está transmitiendo la señal de cable argentina TyC Sports. 

"El presidente es un capo. Apenas llegué me consiguió yerba y me trajo un aparato para ver canales de todo el mundo. El presidente se ha portado de maravillas. Es como un decodificador donde puedo ver todos los canales de Argentina. Incluso sin tener el pack fútbol podía ver todos los partidos. No se cómo lo consiguió. Me lo trajo y veo todo. Estoy todo el tiempo viendo TV de allá, y eso me ayudó en la adaptación... Ahora me vi los especiales de TyC, que suelen pasar a fin de año, como cinco veces-jajaj-, imaginate cómo está. El venezolano ya no lo quiere ver más... El presidente un día me llevó a buscar carne para que haga milanesas, un capo... Estoy en un pueblo, no hay nada, no hay playa, está cerca la playa, que dicen que son paradisíacas, están a una hora, pero llegué una semana antes del torneo y no tuve tiempo de nada. No tenía mucho tiempo libre..."chiriqui
A propósito del certamen panameño con el Atlético Chiriqui, Bessone cuenta: "Se estaba jugando la octava fecha del torneo, no tuvimos un buen arranque. El parate momentáneo nos favorecía por el momento que estábamos pasando como equipo. Se fue de control y se suspendió el Apertura. Se dio por terminado y se jugará el Clausura. En lo persona me estaba yendo bien, me tocó jugar todos los partidos, me tocó convertir, me estaba asentando. En las primeras fechas me estaba adaptando, es un fútbol muy físico, no tan posicional, no tan táctico, eso me costó bastante. Corren mucho, sin sentido dela ubicación. Mi puesto de centrodelantero es bastante posicional y cuesta mucho la adaptación a ese juego. pero la estaba llevando bien, estaba convirtiendo y pasó todo esto..."

Atletico Chiriquí es una institución relativamente reciente, que está en la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí. Se fundó en el 2002. "Cuando me explicaron el proyecto, me intereso más allá de lo económico, y no dudé en venir", resalta.

Y a la distancia, en medio de esta crisis sanitaria mundial, no olvida sus orígenes.

Bessone habla de Las Palmas y su voz se le transforma. Tiene un color y acento especial. Es su club.

Y dice: "Me crié en Las Palmas, prácticamente hice toda mi carrera en el club. Es mi casa. Es un lugar donde pasé la mayor parte de mi vida. Es el club que le debo todo, mi educación, mi profesionalismo, se lo debo a Las Palmas, que me marcó en todo. Me enseñó futbolísticamente y personalmente. Muchas personas me respetan por el nombre que me dio el club... Las Palmas me formó, y soy hincha y amo... Cuando me pongo esa camiseta me genera una sensación de nerviosismo, s eme pone la piel de gallina, no lo puedo explicar con palabras, por eso me costó despegarme de todo eso. Pero es una posibilidad para hacer una diferencia y acá estoy. Ojalá en algún momento me toque volver y devolverle al club y a la gente. Cuando me fui, la gente me dio buena onda y eso me dio la certeza de que algo bien hice en el club..."

Te puede interesar