Fin de ciclo: Carrió se retira de la política activa la semana próxima

Política 24/02/2020
Cuando Alberto Fernández brinde su discurso de apertura de sesiones ordinarias, la chaqueña ya no estará sentada en su banca, tras 25 años en la primera plana de política nacional.
Carrio Negri
Durante su última etapa como diputada nacional, Carrió contruyó un fuerte vínculo con el cordobés Mario Negri. - Foto: archivo

La diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dejará su banca y la actividad política el 1 de marzo, tras más de 25 años de trayectoria y un rol preponderante en el armado del frente Juntos por el Cambio.

El 29 de octubre pasado, dos días después de la derrota electoral de Juntos por el Cambio ante el Frente de Todos, Carrió presentó su renuncia a la Cámara de Diputados con efecto a partir del 1 de marzo.

"Seguramente el año que viene ya no estaré más en la política", había anticipado la dirigente el 28 de octubre, a la salida de una reunión de la mesa de acción política de la alianza que por entonces preparaba su salida del Gobierno.

El anuncio de la dirigente fue la primera consecuencia de la contundente victoria de Alberto Fernández sobre el entonces presidente Mauricio Macri, cuyo desembarco en la Casa Rosada en 2015 contó con el empuje de la histórica opositora al peronismo.

Carrió inició su actividad política en la UCR, fue diputada nacional por la provincia de Chaco entre 1995 y 2003, período en el que se dio su alejamiento del radicalismo por diferencias con el gobierno de Fernando de la Rúa, al que inicialmente había apoyado.

La dirigente comenzó entonces a construir el partido Afirmación para un República Igualitaria (ARI) y, luego de dos años sin un cargo oficial, regresó a la Cámara de Diputados en 2005 como representante de la ciudad de Buenos Aires.

Férrea opositora al kirchnerismo que por entonces recién empezaba a consolidarse, la diputada lidió con el alejamiento de varios dirigentes del ARI que se acercaron al Gobierno de Néstor Kirchner.

La chaqueña tendió puentes y alianzas con distintos sectores como el Partido Socialista y Unión por Todos, el sello que encabezaba la ahora presidenta del PRO, Patricia Bullrich, al tiempo que se acercó a Margarita Stolbizer y Enrique Olivera, dirigentes que, como ella, se habían alejado del radicalismo.

Para las elecciones presidenciales de 2007 Carrió lanzó la Coalición Cívica-ARI y fue compañera de fórmula del socialista Rubén Giustiniani: quedaron en segundo lugar, detrás del binomio que conformaron Cristina Kirchner y Julio Cobos.

En contraste, Carrió quedó en último lugar con apenas el 2% de los votos en las elecciones de 2011 que le otorgaron un segundo mandato a Cristina Kirchner con el 54% de los votos.

La diputada alumbró entonces la conformación de un nuevo frente llamado Unen y, pese a haber criticado siempre con dureza al líder del PRO y por entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en 2015 se acercó a él.

El sorpresivo apoyo de Carrió a Macri fue la piedra basal de la alianza Cambiemos (luego Juntos por el Cambio) que integraron la Coalición Cívica, la UCR y el PRO.

En las primarias de ese año la chaqueña fue precandidata presidencial y enfrentó al radical Ernesto Sanz y a Macri, quien finalmente se consagró como el candidato de Cambiemos y llegó a la presidencia luego de vencer al peronista Daniel Scioli en balotaje.

Carrió compitió por última vez en 2017, cuando renovó su banca como diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires con más del 50% de los votos.

La derrota de esa alianza tras apenas un mandato de Macri - que tuvo en el tramo final a Carrió como uno de sus principales apoyos- precipitó la renuncia de la histórica diputada a su banca con dos años de anticipación.

El lugar de Carrió en la Cámara baja será ocupado hasta 2021 por Patricia Holzman.

Fuente: Noticias Argentinas

Te puede interesar