Superliga: Talleres empató con Arsenal en Sarandí, con dos hombres menos

El albiazul igualó 1 a 1 en Sarandí en un partido accidentado. Fueron expulsados Valoyes y Godoy, Herrera tapó un penal sobre el final. Muchas emociones en un equipo que no despega.
Talleres vs Arsenal @CATalleresdecba
Parede capturó un rebote de una ineficiente definición de penal de Franco Fragapane y marcó el tanto albiazul. - Foto: Twitter (@CATalleresdecba).

Tuvo de todos los ingredientes el empate de Talleres ante Arsenal de Sarandí, y por más que haya empezado ganando, por cómo se dio el partido, el punto tiene un gran sabor y mucho valor. Fue 1 a 1, con dos penales errados (uno por equipo), un mal arbitraje de Darío Herrera y el valor agregado fue que el equipo de Alexander Medina terminó jugando con dos hombres menos por las expulsiones de Diego Valoyes y Leonardo Godoy.

Terminó con línea de cinco en defensa y solo Parede de delantero el conjunto albiazul, impropio por cómo se había dado el encuentro aunque mas allá del mérito de la resistencia, debe haber autocrítica por su respuesta en el partido, más allá de lo accidentado.

Y eso que empezó ganando cuando a los 26 minutos Parede capturó el rebote de un penal ineficiente ejecutado por Fragapane. Desvío en un defensor y esta vez quedó indefenso Sappa, que nada pudo hacer para evitar el gol. El dilema comenzó con una insignificante jugada donde el juez expulsó a Valoyes por segunda amarilla, por una discusión con García.

El propio García después empató el juego, desacomodando a la defensa que ya de por sí  quedaba rengo. Y para colmo de males, Godoy se fue expulsado por doble tarjeta, en un mal despeje que dejaba solo a un defensor de Arsenal.

Ya recluido primero con tres volantes centrales y después con más gente abajo, llegó la polémica jugada del penal de Pérez que terminó de convertir a Herrera en héroe, tras atajarle el remate a su ex compañero Nicolás Giménez.

La figura albiazul fue Andrés Cubas, valga la redundancia. El DT Medina también se fue temprano a los vestuarios  y todos estos factores terminar de servir como recompensa a un Talleres diezmado y herido, aunque tampoco debe opacar un rendimiento que sigue en baja. También resulta necesario agregar que la ausencia de Dayro Moreno fue otro de los factores influyentes en el juego albiazul. Relegado al banco por una molestia manifestada por el jugador a último momento, las circunstancias el partido obligaron a Medina a optar por otros jugadores a la hora del recambio. 

Hoy le alcanzó con la heroica y la victimización, pero no le alcanzará al albiazul siempre con ese libreto de excusas si pretende ser internacional otra vez.

Te puede interesar