Punto Mujer en Jesús María: se receptaron 200 consultas en una semana

Córdoba 19/01/2020
Se dieron en el Festival de Jesús María, donde arrancó este programa de acompañamiento, contención y orientación ante situaciones de violencia contra las mujeres.
punto-mujer-jmaria-1
La ministra de la Mujer, Claudia Martínez dijo: “Muchas consultas fueron informativas; otras, de asistencia directa”. - Foto: Casa de Gobierno

Apenas transcurrió una semana desde su implementación y el programa Punto Mujer Córdoba, que lleva adelante el Ministerio de la Mujer, dio respuesta a 200 consultas de mujeres en la carpa dispuesta en el Festival de Doma y Folklore de Jesús María.

Así lo indicó la ministra de la Mujer, Claudia Martínez. “Muchas consultas fueron informativas; otras, de asistencia directa”, aclaró.

Este programa provincial crea un espacio seguro de acompañamiento, contención y orientación ante agresiones sexuales, acoso y otras situaciones de violencia hacia mujeres ocurridas en lugares públicos.

Punto Mujer funciona en ámbitos estratégicos ubicados en el marco de espectáculos públicos, por lo general, en sitios turísticos. Las mujeres que viven situaciones de violencia y necesitan ayuda pueden realizar denuncias en las carpas identificadas para tal fin. Allí son atendidas por personal capacitado. Además, si atraviesan alguna cuestión de salud, también pueden consultar y ser derivadas a un centro médico.

La iniciativa se puso en marcha el 9 de enero, en un trabajo conjunto con los ministerios de Gobierno, Salud, Seguridad y Público Fiscal, además -en este caso- del municipio y los organizadores del festival.

"Es un espacio pensado para acompañar a las mujeres en distintas situaciones. En Jesús María pudimos intervenir a tiempo en varios casos de violencia de pareja y algunas de esas chicas están siendo asistidas por el Polo Integral de la Mujer”, resaltó la ministra.

"Detectamos chicas consumiendo sustancias y las trasladamos a la carpa hasta que se recuperen, asistan a un servicio de salud, lleguen familiares o amigos y se las acompañe a su domicilio”, contó Martínez.

Más allá sus funciones específicas, el espacio se re-significa a partir de la apropiación por parte del colectivo al cual está dirigido. "Lo importante es que a este Punto lo están haciendo las propias mujeres, vemos que ellas le encuentran el sentido, ahí se sienten seguras y es el lugar de encuentro, el lugar de referencia», ponderó Martínez.

Como ejemplos de estas situaciones, la ministra relató: “Se acercan mamás a cambiar pañales a sus bebés y a amamantar; lo más llamativo es que van grupos de chicas o mamás con sus hijas, se hacen selfies, sacan fotos a Punto Mujer o toman al lugar como punto de encuentro si se pierden”.

Te puede interesar