HIJOS repudió la liberación en España del comandante de los vuelos de la muerte

Adolfo Scilingo estaba condenado a 1084 años de prisión por crímenes de lesa humanidad. Desde hace un mes pasa sus días en una parroquia.
Adolfo Scilingo
La organización HIJOS cuestionó la libertad del represor: "Su único lugar es la cárcel común". -Foto: Gentileza NA

El represor Adolfo Scilingo, comandante de los vuelos de la muerte durante el terrorismo de Estado en Argentina, fue liberado hace un mes en España, tras la aplicación de la Justicia española de un artículo del Reglamento Penitenciario local. 

De acuerdo al régimen de inserción que contempla la norma, Sicilingo pasa hoy sus días en una parroquia católica de dicho país, lo que generó el repudio de la agrupación HIJOS. 

Por su accionar durante la dictadura cívico militar, el ex teniente de fragata, que confesó cómo durante esta etapa se arrojaban a detenidos desaparecidos desde aviones hacia el Río de la Plata, había sido condenado a 1084 años de prisión, de los cuales cumplió 22 en la cárcel. 

En este sentido, HIJOS Capital manifestó a Página 12:  "Es repudiable que Scilingo pueda caminar por las calles, porque su único lugar es la cárcel común". 

“Mientras miles de familias siguen esperando saber dónde están los cuerpos de los desaparecidos, él sale de la cárcel, duerme en un centro de ‘inserción social’ y colabora todos los días en una institución religiosa. No puede insertarse en sociedad un asesino del pueblo", expresó a dicho medio Giselle Tepper, de la organización. 

 


 

 

Te puede interesar