Instituto aprovechó el tropiezo de Villa Dálmine y llegó a la Copa Argentina

La clasificación se dio por el festejo de Santamarina de Tandil, por lo que se mete entre los siete primeros y ya no puede ser superado.
iacc
A la "Gloria" se le cumplió ese deseo independientemente del partido pendiente entre Tigre y Almagro. - Foto: gentileza

Instituto necesitó de un triunfo ajeno pero lo mismo cumplió el primer objetivo de la temporada: clasificar a la Copa Argentina después de dos años de intentarlo y no conseguirlo.

Para ello primero tuvo que hacer los deberes: derrotar a Almagro y lo hizo el fin de semana con goles de Silva  y Mateo Bajamich, alcanzando una cosecha de 20 puntos que le podría ser insuficiente. Restaba una mano privada, que no apareció con Atlético de Rafaela, vencedor de Chacarita.

Pero quién sí dio una mano importante fue Santamarina de Tandil, que derrotó 2 a 1 a Villa Dálmine. Entonces, con Gimnasia de Mendoza sin chances al perder con San Martín de Tucumán, a la "Gloria" se le cumplió ese deseo independientemente del partido pendiente entre Tigre y Almagro, ya que en caso de ganar el "Matador", los de Alta Córdoba clasificarán con el séptimo puesto, es decir, cambiarán la posición pero no el objetivo.

Premio a la apuesta austera de la dirigencia, ratificando a César Zabala y con un plantel plagada de juveniles, sacaron a relucier lo mejor del equipo, aunque todavía sigue fuera de la zona de clasificación a la liguilla por el segundo ascenso.

De todas maneras, el presidente Roberto Castoldi manifestó que no llegarán refuerzos en el receso de mitad de temporada, salvo que algún jugador se de de baja por su cuenta. Este es el nuevo proceso de Instituto: orden institucional y financiero por encima de los resultados deportivos, por más que a sus hinchas no les agrade del todo.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"