Belgrano no pudo mantener la ventaja y empató con Alvarado

Fue 2 a 2 en Alberdi en un partido que mereció mejor suerte. Los marplatenses igualaron con un hombre menos. Vegetti y Luján dieron la cara como siempre Pero no alcanzó.
Ver galería IMG_0396
1 / 4 - El partido tuvo lugar en el Gigante de Alberdi -Fotos: LNM

Emociones encontradas en la noche de Alberdi. Incluso sin brillar, Belgrano hizo los méritos suficientes para ganar ante un limitado Alvarado de Mar del Plata que con un hombre menos le arrebató de la boca la victoria, a punto de saborearla.

Fue 2 a 2 y por cómo se dieron las acciones, es ineficiente para el saldo y para todo lo que se está jugando el "Pirata". Ya hace siete partidos de la última alegría y el clima general es cada vez más espeso, jugadas ya 13 fechas de la Primera Nacional.

Se sentía la tensión en la previa entre críticas a la Comisión y algún deseo en voz alta hasta que rápidamente la pesadilla se apoderó de la escena. Antes del minuto una serie de errores en la previa posibilitaron el gol de Ponce casi de chilena ante  la pasiva resistencia de la defensa y de Rigamonti. Otra vez el "Pirata" sufriendo en el arranque como pasó ya varias veces en el campeonato.

El clima se empezó a caldear pero igual hubo motivación para reaccionar, y lo logró con un siempre despierto Pablo Vegetti, en rebote de Altamirano tras u  cabezazo de González. El equipo marplatense mostró limitaciones  y eso colaboró a que el equipo de Julio Constantín fuera por más, incluso con desorden táctico y piezas cambiadas.

Y en eso el local fue coherente, quizás equivocando caminos pero yendo al frente como sea. Nahuel Luján estaba impreciso pero siempre fue abanderado en intentar crear. Alvarado se quedó con un hombre menos tras la insólita expulsión de Vidal y eso fue el impuso necesario para ir con todo. Hasta que apareció Luján con un golazo de otro partido, al ángulo desde 25 metros y a cobrar, con dedicatoria inclusive a alguien especial en el palco.

El contexto era ideal, faltaban 10 minutos y el rival con 10 jugadores no obstante en la jugada siguiente empató con gol de Maxi González tras un rechazo imperfecto de la defensa local. Increíble.

Para colmo de males la fortuna no acompañó. La taba caía del otro lado de la suerte. Cabezazo de Vegetti en el travesaño en la jugada siguiente y después el arquero salvó con ayuda del horizontal en otro remate de Luján, casi como sello del destino.

Un empate que duele. Con un hombre de más, lejos del protagonismo y la clasificación, a dos puntos del peligro del descenso. Y solo con Vegetti no alcanza.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"