“Nos proponemos replicar el Polo de la Mujer a nivel nacional”

Claudia Martínez ve, en su candidatura a diputada por Hacemos por Córdoba, la oportunidad para seguir luchando por políticas públicas con perspectiva de género desde el Congreso.
claudia martinez 1

chapa_ed_impresa_01

 

RUMBO A LAS ELECCIONES NACIONALES 2019 / ENTREVISTA - CLAUDIA MARTÍNEZ

Con una conocida tarea al frente de la Secretaría de Lucha contra la Violencia a la Mujer y Trata de Personas, Claudia Martínez encabeza detrás de Carlos Gutiérrez la lista de candidatos a diputados nacionales por Hacemos por Córdoba.

La titular del PJ Capital asegura que su candidatura es fruto de la militancia de años y de su compromiso con la gente, “especialmente con las mujeres”.

Con firmes posibilidades de ocupar una banca en la Cámara de Diputados, Martínez dialogó con La Nueva Mañana y aseguró que proyecta replicar el modelo de gestión del Polo de la Mujer a nivel nacional y en cada una de las provincias.

- ¿Cómo se dio la convocatoria para que sea candidata a diputada y qué responsabilidad siente luego de que las mujeres peronistas cordobesas expresaran la necesidad de ocupar espacios de decisión?

- Haber sido electa como candidata para diputada nacional por mis compañeros en el Congreso provincial del PJ es un reconocimiento a los años de militancia y compromiso con la gente, especialmente con las mujeres.
Siento que a partir de esta convocatoria tengo la oportunidad de seguir luchando por políticas públicas que tengan un alcance nacional y con perspectiva de género, donde en cada proyecto, en cada votación, logremos avanzar con la equidad de género. El Estado es quien debe garantizar la justicia social y yo, como representante de esta provincia, tengo la obligación de hacer escuchar la voz de las cordobesas.

- La experiencia frente al Polo de la Mujer en Córdoba y la labor que realiza contra la violencia de género, ¿se verán reflejados en proyectos a elevar al Congreso nacional?

- Yo entiendo a la violencia contra las mujeres (o de género) como un problema público, complejo, con dimensiones múltiples y a su vez multicausal. Luego de mi experiencia en el Polo de la Mujer estoy convencida de que la problemática de la violencia debe ser abordada con políticas públicas integrales. Lo que queremos proponer, de llegar a la Cámara baja, es la construcción de un “Pacto de Estado contra la Violencia a la Mujer”, como se desarrolla en España.

Se trata de un acuerdo interinstitucional que dé marco a las acciones en pos de combatir este flagelo, donde prime el interés por erradicar la violencia contra la mujer, y por el cual se lleven a cabo acciones conjuntas de mayor impacto y con un alcance a más personas.

Este pacto implica un compromiso y un trabajo mancomunado de todos los actores sociales, instituciones educativas, organizaciones sociales y políticas, los distintos partidos políticos, y los organismos públicos que confluyan en una política común que establezca como horizonte una vida sin violencia para todas las mujeres.
Para que este pacto resulte efectivo y eficaz debe propiciarse a nivel nacional desde el Congreso. Así, estas acciones impactarán en todo el territorio nacional. Y para transformarlo en ley, se deberán asignar recursos económicos específicos.

claudia martinez 2
- Además del Pacto de Estado contra la Violencia a la Mujer, ¿qué otros proyectos tiene en mente para impulsar desde Diputados?

- Otra de las iniciativas se basa justamente en el Polo de la Mujer. El modelo de gestión en Córdoba resulta pionero a nivel internacional. Nos proponemos replicar el modelo de gestión a nivel nacional, en cada una de las provincias. También la implementación en todo el país de medidas tecnológicas de protección con financiamiento nacional, e incluir en las políticas de atención Integral a la mujer, a los niños y niñas como víctimas principales de la violencia, y no como meros testigos. Otros de los proyectos son lanzar un programa “Escuelas libres de violencia” en todo el país, con capacitación a docentes y alumnos; promover la atención a varones que ejercen violencia; y asignar recursos específicos para atención en materia de violencia a las provincias.

- ¿Cree que en las últimas elecciones se cumplió con la ley de cupos teniendo en cuenta el reconocimiento a la militancia y no sólo para ocupar espacios dentro de la boleta? ¿Qué desafíos se abren de ahora en más para las mujeres en espacios de poder?

- A pesar de tener un mayor protagonismo en la política, producto de un importante camino recorrido en la lucha por el reconocimiento de los derechos, son muchos los obstáculos que se presentan a la hora de garantizar una participación plena y en igualdad de oportunidades con los varones.

Las mujeres debemos visibilizar estos temas y ponerlos en debate, porque existen los espacios de representación popular que dan garantía de libertad de expresión y porque hay una sociedad que espera de sus dirigentes, nuevas formas de hacer política en condiciones de igualdad.

En este sentido, perteneciendo a “Hacemos por Córdoba” -en mi caso particular con una raíz justicialista-, siento que haber sido electa como candidata a diputada nacional por mis compañeros en el Congreso Provincial del partido es un gran reconocimiento a los años de lucha de todas las mujeres del peronismo, especialmente al equipo que conformamos con Alejandra Vigo.

Recuerdo que hace muchos años caminábamos Córdoba, pensando e ideando estrategias para ayudar a los más vulnerables, en especial a nuestras mujeres, y en el 2006, cuando se promulgó la ley provincial de violencia familiar por lo que tanto se luchó, estábamos realmente convencidas de que era y es uno de los grandes males que aquejan en este tiempo, y que constituye una flagrante e inaceptable violación a los más elementales derechos humanos.

Siento entonces que mi candidatura hoy es el reconocimiento a ese trabajo colectivo y muestra la apertura y el compromiso de Hacemos por Córdoba con la paridad de género, tanto desde la gestión como desde la estructura partidaria.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar