Nano Stern trae el folklore chileno al Festival de Cosquín

Cultura 01/02/2019 Por
El cantautor trasandino, que se fue transformando en un trotamundos, habló con La Nueva Mañana de su llegada, por primera vez, a la Plaza Próspero Molina.
Nano Stern©Emilson Da Silva
Rescatando a Violeta Parra, Víctor Jara, Inti Illimani y Los Jaivas, Nano trazó un camino que lo llevó a ganarse al público de Viña del Mar en 2015. - Foto: Emilson Da Silva

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

El cantautor chileno Nano Stern llegó a Córdoba por primera vez en octubre de 2011. En esa época su figura estaba ligada a las luchas estudiantiles en Chile. Junto a Camila Moreno y Manuel García, recorrieron los auditorios universitarios chilenos, apoyando al movimiento estudiantil que se enfrentaba al por entonces presidente Sebastián Piñera y veía emerger a una nueva camada de jóvenes políticos encabezados por Camila Vallejo y Giorgio Jackson.

Con el tiempo, se fue transformando en un trotamundos, llevando el tradicional folklore de su país a distintos rincones del globo. Nano y sus congéneres airearon la música popular chilena con sus composiciones enraizadas en la tradición pero cuyas ramas crecían explorando nuevas tendencias.

Rescatando a Violeta Parra, Víctor Jara, Inti Illimani y Los Jaivas, Nano Stern trazó un camino que lo llevó a ganarse al público de Viña del Mar en 2015. Unas semanas antes de ganarse a esos miles de espectadores, conocidos como “el monstruo”, Nano actuaba, con la misma fuerza y pasión, para unos poquitos en Alta Gracia, San Marcos Sierras y Agua de Oro.

Folklore con sonoridad rockera

Su último disco, Lucero, cuenta con la colaboración en producción de Tony Platt, quien fue productor de AC/DC, Iron Maiden, Bob Marley, Motorhead, y que colaboró con Led Zeppelin, The Who, los Rolling Stones, entre otros gigantes. Este es un disco de folklore latinoamericano con sonoridad rockera.

El disco se llama Lucero, en alusión al lucero de la bandera de Chile, “a la estrella de la mañana que anuncia un nuevo amanecer”, contaba Nano en su última visita a la ciudad de Córdoba en mayo pasado. Explicaba Stern: “Esto es en relación a un libro que se llama La estrella de Chile, que escribió Gastón Soublette, que es probablemente el mayor sabio que tenemos aún en Chile. Gastón fue muy cercano a Violeta Parra, un conocedor profundo del folklore de Chile. Es un conocedor profundo también de la simbología universal, un estudioso de Jung, entre otros. El habla en La estrella de Chile, de cómo los padres de la patria chilena quisieron plasmar una identidad espiritual del país y por eso está la aurora como principal protagonista. Un día lo encontré a Gastón, en Santiago, en un café y me puse a conversar con él. Le agradecí por este libro porque me parecía muy profunda su enseñanza y me dijo: ‘Nano, el problema es que nuestra estrella está invertida, que nuestro lucero apunta hacia abajo y está alejado del espíritu y entre todos tenemos que darla vuelta’. De eso se trata el disco, de eso habla, ese es el motivo que recorre todas las canciones de manera más o menos explícita.”

Nano Stern©SEBASTIAN CERPA
(Foto: Sebastián Cerpa)

A mediados de año pasado, Nano Stern formó parte de la Yuspeña en Cosquín, anhelando llegar al mayor encuentro del folklore argentino. En esa oportunidad, el chileno se ganó al público y -quizás sin saberlo- la oportunidad de formar parte del festival. Antes de su llegada a la Próspero Molina, conversamos con él.

- ¿Qué significa la convocatoria al Festival de Cosquín?

- Formar parte de la programación de un festival tan prestigioso como Cosquín es un reconocimiento. Creo que esta llamada sirve como una coronación de un largo proceso de trabajo. El espíritu del festival, los artistas que conforman la grilla y la mística que genera lo hacen un lugar muy especial. En Chile no se transmite, pero obviamente llega la información que se acrecienta a medida que uno va intercambiando con otros músicos. Es un lugar importante. Estoy contento, honrado y muy agradecido a la Comisión del festival por esta invitación. Si no estoy equivocado tengo el privilegio de ser el único artista internacional del festival y lo bueno es que la invitación surgió espontáneamente, sin presiones de discográficas y esas situaciones que suelen darse en este tipo de grandes festivales.

- ¿Qué verá el público?

- Tengo un set corto, de 30 minutos, donde presentaré canciones de mi repertorio folklórico, resaltando algunos lugares donde también se cruzan los folklores de Chile y Argentina. La idea es dar un espectáculo que contenga una energía celebratoria, a pesar de las cosas que estamos viviendo en latinoamérica. El escenario y la plaza deben ser un momento de fiesta y celebración por los encuentros, los cruces y la música, claro. Cosquín es un lugar donde, claro, hay una propuesta de folklore tradicional, pero donde también hay lugar para propuestas que permiten mostrar cosas nuevas. Eso se ve sobre todo en la noche que estoy programado.

- Te vas a presentar con banda, lo cual es una novedad respecto a tus anteriores visitas a Córdoba...

- Voy a presentar una banda híbrida conformada por un trío de mis músicos, a quienes se suma un gran músico tucumano que se llama Manu Sija. A él me lo crucé en distintas oportunidades y compartimos varios escenarios. Lo conocí porque forma parte de la banda de Marta Gómez (N. de R.: gran artista folklórica colombiana). Creo que esta banda mixta, a la cual podríamos llamar trasandina, también refleja esa intención de celebración del encuentro y la música de ambos países.

- ¿Vas a aprovechar para encontrarte con amigos músicos argentinos?

- Sí. A Raly hace mucho no lo veo. También será lindo volver a ver a Pedro Aznar, con quien grabé algunas cosas e incluso participó de mi disco 1500 vueltas. Seguramente me encontraré también con Bruno Arias. Voy a estar varios días en Cosquín, porque voy a recorrer las peñas, eso me permitirá conocer y compartir con otros músicos. Esta es una de las cosas que me llenan de expectativa del festival.

Nano Stern©Carlos Muller
(Foto: Carlos Muller)

Las Últimas tres lunas

Este fin de semana finaliza el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, con las siguientes propuestas artísticas y precios:

Viernes 1 de febrero: Pedro Aznar, Los Piantao, La Charo, Cantata al Norte Cordobés (Los Pacheco y Los Duarte), Nano Stern, Yoel Hernández, Postales de Provincia San Luis y Mendoza, ganador Pre-Cosquín, Presenta Trío y Raly Barrionuevo. Valor entrada: desde $500.

Sábado 2 de febrero: La Callejera, La Bruja Salguero y Eruca Sativa, Homenaje a Zito Segovia, Postales de Provincia San Juan, Ganador Pre-Cosquín, Horacio Banegas, José Luis Aguirre, El Chango Spasiuk, Dúo Coplanacu, Orellana Lucca. Valor entrada: desde $400.

Domingo 3 de febrero: Los Nocheros, Maziali Cerca Nuestro (Marita Londra, Simón Marziali, Doña Jovita y Hugo Scotto), Daniel Altamirano, El Toba, Postales de Provincia Río Negro, Roxana Carabajal y Chaqueño Palavecino. Valor entrada: desde $500.

afichefestival©Municipalidad de Cosquin

  

  

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar