Rosario: 9 detenidos, entre ellos 2 polícías, por balacera a una fiscalía

País 14/08/2018
Esta madrugada atacaron la sede del Ministerio Público de la Acusación. Se sospecha que el hecho está vinculado con la causa de la banda narco Los Monos.
Ministerio Público de la Acusación Rosario
Marcas de los balazos contra el Ministerio Público de la Acusación Rosario. Foto: Jose Luis Juarez (@JoseljuarezJOSE)

Luego de un amplio despliegue policial fueron apresados nueve individuos sospechosos de balear la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de la ciudad de Rosario, en la madrugada de este martes. Se cree que el hecho estaría vinculado con el juicio a la banda narco Los Monos.

Sebastián Carranza, vocero del MPA, confirmó que entre los detenidos hay dos efectivos de la policía de Santa Fe y precisó que, una hora después del la balacera, fueron sorprendidos en actitudes sospechosas por efectivos de Gendarmería Nacional mientras se cambiaban de ropa con otra persona en la zona del Acceso Sur a la ciudad y calle Uriburu.

Además se constató que hay tres menores de edad, quienes quedaron a disposición de la Justicia de Menores, mientras que el resto de los implicados tendrán una audiencia imputativa este jueves o el viernes.

Durante el operativo policial también se incautaron tres teléfonos celulares, el automóvil desde el que se presume se hicieron los disparos y varias vainas servidas de calibre 9 milímetros.

Rosario bajo las balas

Cabe destacar que el ataque contra el organismo público se produjo a pocas horas de que fueran atacados a tiros dos inmuebles relacionados, en forma indirecta, con juezas que formaron parte de la causa contra la banda narco Los Monos.

El primer atentado se registró en un domicilio cercano al del ex presidente de Rosario Central Horacio Usandizaga, padre de la jueza Marisol Usandizaga, integrante del tribunal que condenó a 19 integrantes de la banda criminal. El siguiente caso fue en un edificio había vivido la jueza Gabriela Sanzó, quien preside el tribunal encargado de revisar la sentencia. En ambos lugares escribieron: "Dejá de meter pibes presos".

Te puede interesar