Córdoba: una familia internada tras intoxicarse con monóxido de carbono

Ocurrió este viernes a la tarde, en barrio Villa El Libertador. Primeras informaciones indican que la familia habría utilizado un brasero para calefaccionarse.
villa libertador intoxicacion monoxido foto de leo guevara
La mujer y sus tres hijos se intoxicaron en su vivienda, en Villa El Libertador. - Foto:@leoguevara80

Una pareja y sus tres hijos fueron internados tras intoxicarse con monóxido de carbono en su vivienda de calle Congreso 5823, en barrio Villa el Libertador.

Fuentes policiales indicaron que el siniestro se produjo este viernes a las 19.30 y que las cuatro personas fueron rescatadas y trasladadas al Hospital Príncipe de Asturias, ubicado en el mismo barrio del sur de la ciudad de Córdoba.

Primeras informaciones indican que habrían utilizado un brasero para calefaccionarse. La mujer de 47 años y su esposo, estaban junto a sus hijas de 18 y 13 años, y un hijo de 9. 

Desde el Hospital de Asturias indicaron que la familia evoluciona favorablemente. "Llegaron con pérdida de conocimiento y altos niveles de monóxido de carbono en sangre. Por fortuna, fueron encontrados a tiempo por por un familiar, quien dio aviso a la Policía", señaló el director de dicho nosocomio a Mitre Córdoba.

La Policía investiga las causas que habrían originado el accidente.

Otro caso en Colonia Caroya

Por otro lado, en Colonia Caroya, una mujer de 65 años también fue internada tras intoxicarse con un brasero casero. De acuerdo con la información policial, ocurrió en una casa ubicada cerca de la ruta 9.

La mujer fue llevada a un sanatorio local, en tanto que en el domicilio fueron asistidos dos hombres de 34 y 68 años, y otra mujer de 45, todos con los mismos síntomas.

Los braseros caseros son considerados sumamente peligrosos y se recomienda no usarlos para calefaccionar. 

Cómo prevenir intoxicaciones

En relación a las bajas temperaturas que se registraron en los últimos días en la ciudad y el cambio de estación, se recomienda tomar medidas de prevención con el fin de evitar inconvenientes producto de la inhalación de monóxido de carbono. Este gas es incoloro, careciente de olor y venenoso. Se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gasoil o nafta.  

En ese sentido, la intoxicación se produce cuando reemplaza al oxígeno en el torrente sanguíneo y en consecuencia la ausencia del mismo genera inconvenientes en el corazón, el cerebro y el cuerpo.

Al respecto, se informa que los síntomas pueden variar. Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades crónicas cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y quienes habitan en zonas de gran altitud. Entre los síntomas se pueden mencionar, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, mareos acompañados de cansancio, letargo, desmayo o pérdida de conocimiento, alteraciones visuales, convulsiones y en otros casos estado de coma.

Ante los primeros indicios de malestar es necesario ventilar el ambiente y recurrir en forma urgente al centro de salud u hospital más cercano, o su defecto comunicarse con el 107, informando al personal médico la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono.

Para poder prevenir incidentes, los especialistas señalan que es importante realizar un control de las instalaciones como así también corroborar el buen funcionamiento de artefactos tales como calefones, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, braseros, y otros, siempre con personal matriculado que pueda prevenir desperfectos.

En esa línea, se recomienda examinar las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que estén permeables y en buen estado. Por otra parte, se precisó que es fundamental que los ambientes se encuentren siempre ventilados, aun cuando haga frío y no utilizar el horno u hornallas de cocina con el objetivo de calefaccionar.

Te puede interesar