“Los jubilados y los trabajadores estatales estamos entre la principal variable de ajuste”

El secretario general de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial e integrante de la conducción tripartita de la CGT Córdoba, Federico Cortelletti, dialogó con La Nueva Mañana y dijo que debe darse una nueva movilización masiva “para que el Gobierno dé marcha atrás con sus políticas”.

Córdoba 07/04/2024 Miguel Apontes Miguel Apontes
corlletti judiciales
FEDERICO CORTELLETTI. ¿Unidad del movimiento obrero en Córdoba? "Con el ataque abierto del gobierno libertario contra los trabajadores y sus organizaciones, se tendieron claros puentes", señaló el conductor del gremio de los judiciales a La Nueva Mañana. Fotos: Gentileza

Federico Cortelletti conduce el gremio de los judiciales, un universo de casi 6 mil trabajadores y trabajadoras en toda la provincia. Emergente de la nueva generación de dirigentes sindicales, encabeza desde diciembre la CGT Córdoba, junto a Ilda Bustos (Unión Obrera Gráfica) y Andrés Colazo (Asociación de Empleados del Jockey Club), en reemplazo del histórico José “Pepe” Pihen.

En la negociación salarial, los judiciales tienen un sistema particular, que les da una relativa previsibilidad, aunque no está ajeno de la permanente negociación. 

“Tomamos como referencia el aumento que se da la Corte Suprema, que se traslada a Córdoba; los funcionarios y magistrados tienen una equiparación del 90 por ciento de los federales. A nosotros nos dejaron afuera de este sistema en 2012, pero lucha mediante se consiguió que nos dieran los mismos aumentos que a funcionarios y magistrados, es así que estamos fuera de la paritaria de los estatales de Córdoba”, explica Cortelletti. 

“Venimos perdiendo poder adquisitivo”

El incremento que regularmente tiene la Corte no implica que haya a nivel nacional una “paritaria institucionalizada”: se va resolviendo por tramos con el Ejecutivo nacional, con distintas modalidades.

“En Córdoba hubo muchas veces inconvenientes, se buscó dejar de pagar ese monto fijado por la Corte, tuvimos problemas con los retroactivos, y eso genera inconvenientes en la negociación sobre esa referencia salarial; desde que asumió (Javier) Milei se vienen definiendo salarios por debajo de la inflación, por estos días se dispuso un aumento para febrero del 12 por ciento y obviamente ya estamos negociando para que se haga efectivo en Córdoba”, amplió.

Al Poder Judicial cordobés le cabe las “generales de la ley”: las actualizaciones salariales terminan por debajo de la inflación. “Venimos perdiendo poder adquisitivo y creo que a nadie le escapa, ni acá ni en ninguna parte del país, que los jubilados y los trabajadores estatales somos una de las principales variables de ajuste del Gobierno”, subrayó el dirigente.

Mayores descuentos para la Caja de Jubilaciones y la obra social 

El gobernador Martín Llaryora logró el 27 de diciembre pasado que la Unicameral aprobara el proyecto de ajuste sobre los aportes jubilatorios. Inmediatamente, los gremios estatales en su conjunto realizaron un paro en rechazo a la norma. Además de los Judiciales, de la medida de fuerza participaron UEPC, UTS, Legislativos, Suoem, Casinos, Bancarios, Sadop, AMET, Músicos, UPS, Luz y Fuerza Regional, Ademe, Federación de Municipales, APSE, Gráficos, Luz y Fuerza Córdoba, Sivialco y ATSA.

-¿Cómo tomaron los aumentos de aportes a la Caja y de alícuotas al Apross? 

-Obviamente nos opusimos a esa ley y participamos del paro. Todos los estatales cordobeses rechazamos el aumento de aportes. Con los gremios articulamos acciones, nos reunimos estos días con el presidente de Apross (Administración Provincial del Seguro de Salud), la semana pasada tuvimos un encuentro con el gobernador. Desde ya que también nos afecta el diferimiento de los aumentos a los jubilados. En el caso de los judiciales, teníamos un aporte ya mucho más alto que el resto, del 18%, y con esta suba, que es escalonada de un 2 a un 4, donde la mayoría de nuestros salarios pagan un 4%, estamos en un 22% de aporte a la Caja. En este contexto, rechazamos estas políticas, que son consecuencia de la crisis que se ha desatado a nivel nacional. 

-Se vio a todos los gremios estatales unidos… 

-Por supuesto. En la CGT Córdoba están la mayoría de los gremios estatales. Mantenemos reuniones periódicas desde el año pasado, a partir de problemas serios en la obra social Apross, que en realidad es un seguro de salud o algo por el estilo, y ahora con este golpe que es el aumento de aportes y los diferimientos a jubilados.  

UN PANORAMA LABORAL COMPLEJO

 El rol en la conducción de la CGT Córdoba lleva a Federico Cortelletti a involucrarse en cuanto sucede en las organizaciones gremiales, más allá de los judiciales.  

-¿Cómo está viendo la situación general de los trabajadores en Córdoba? 

-Aparte de los estatales, que claramente son la variable de ajuste y por lo que estamos movilizados, la preocupación por lo que sucede en el sector privado es permanente. En la CGT se vienen manifestando las problemáticas. Sin ir más lejos, la Uocra viene perdiendo puestos de trabajo por la paralización de la obra pública, hay además una preocupación muy grande porque los gremios que han podido firmar convenios colectivos con actualizaciones salariales no están siendo homologados, como el caso de Camioneros. El Gobierno está frenando eso, entonces las empresas no pagan lo acordado con la excusa de la no homologación. Hay fuertes presiones desde el Gobierno y el Ministerio de Trabajo, ahora Secretaría, hoy en manos de un hombre Techint, para que no se superen techos salariales. Justamente, en el sector metalúrgico, la UOM tiene un conflicto muy profundo con el empresario Paolo Rocca. Estamos muy atentos y preocupados por lo que pasa en el sector privado, tanto en la industria como los servicios, con las dificultades en las negociaciones paritarias sectoriales, por la desidia del Gobierno y las presiones de las cámaras empresarias para cerrar por debajo de la inflación. Es una necesidad el cambio de rumbo en las políticas nacionales, porque en la medida que se profundice la recesión aumenta el peligro de que haya pérdidas de puestos de trabajo.  

“Hay una preocupación muy grande porque los gremios que han podido firmar convenios colectivos con actualizaciones salariales no están siendo homologados, como el caso de Camioneros”. 

-¿Puede darse otro paro nacional como el del 24 de enero? 

- Desde la CGT Córdoba venimos manifestando la necesidad de una nueva medida de acción directa, como fue la del 24 de enero. Entendemos que debe ser estratégicamente decidida, con un camino de acciones que fortalezcan el sendero hacia una medida nacional por parte de la CGT. Estamos viendo los despidos masivos en el Estado, mientras se insiste con que va a haber más cesantías. Y la preocupación es también por las pymes que, en el corto plazo, por la recesión y los aumentos de servicios como luz o gas, van a comenzar a despedir, o como viene sucediendo con grandes industrias con las suspensiones. Estamos en alerta, fue muy importante el paro de enero, un golpe muy fuerte al Gobierno, que sin dudas debe cambiar el rumbo para no afectar a los mismos sectores de siempre.  

-¿Cómo evolucionó la situación desde la medida de fuerza de enero?

- Se multiplicaron los conflictos sectoriales, que se expresaron en masivas movilizaciones como la del 8 de marzo o la del Día de la Memoria el 24. En este lapso estuvo el conflicto de los docentes, de los sectores universitarios, todo a partir de la disputa del Ejecutivo con las provincias; eso llevó a la conformación de coordinadoras de gremios estatales a nivel nacional, tanto en la CGT como en las dos CTA. Y esto va construyendo músculo para que haya una nueva gran medida, que puede ser un paro o una gran movilización el 1° de mayo. En la CGT Córdoba creemos que hay que movilizarse y participar masivamente, para para volver a propinar un golpe a este modelo, para que haya marcha atrás con estas políticas que afectan principalmente a jubilados y trabajadores.

-¿Puede haber despidos en la administración pública de Córdoba?

- En la medida que se profundiza esta crisis, todo puede pasar. Es muy difícil prever el futuro, es incierto el panorama, nada se puede descartar. La recaudación sigue en picada, a la provincia se le han recortado fondos de una manera descomunal, fondos discrecionales también; está el Impuesto a las Ganancias que ahora quieren reponer, a los que obviamente nos oponemos, y por suerte muchos gobernadores también. No debemos perder de vista el déficit de la Caja de Jubilaciones, que puede llegar a ser una bomba de tiempo. De ahí que estemos sumamente interesados en que se le restituyan los fondos a la provincia de Córdoba y al resto de las provincias, el gobierno tiene que ser federal, no puede retener estos recursos. 

corletti con uepc

¿ES POSIBLE LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO OBRERO? 

A pesar de la división de las CGT en Córdoba, con fuertes disputas y acusaciones cruzadas durante 2023, hoy, con el ataque abierto del gobierno libertario contra los trabajadores y sus organizaciones, se tendieron claros puentes. Una señal inequívoca: la decisión de marchar juntos la CGT Córdoba y la CGT Regional, con las dos CTA, en la multitudinaria marcha del pasado 24 de marzo.

“Es un camino en construcción, pero es el camino que creemos imprescindible transitar. Haciendo mea culpa, nosotros entendemos que no puede pasar lo que ocurrió el 24 de enero, donde hubo dos actos. Y por eso es que creemos que el momento amerita superar todo tipo de diferencias y generar una instancia de unidad en la acción”, sostuvo a LNM Cortelletti.

Y es que suena absurdo en estos tiempos anteponer cualquier cuestión que no sea defenderse de los fuertes embates y que apuntan a instaurar una nueva estructura social y económica, rompiendo con conquistas laborales y derechos logrados tras épicas luchas del movimiento obrero.

Claramente fue el movimiento obrero el que encabezó la confrontación al “modelo Milei”. Y es que el desconcierto de las fuerzas políticas que debieran emerger como oposición, frente a la virulencia de las medidas dejó un espacio vacante que los gremios en su conjunto están ocupando. 

Y Cortelletti abunda: “El panorama es incierto, porque estas medidas que se vienen tomando, hacen difícil de leer qué va a pasar mañana; lo que sí se puede prever es que, si esta crisis se profundiza, las únicas esperanzas están cifradas en el movimiento obrero como como valla de contención a estas políticas. Para la confrontación con el gobierno, es la herramienta en la que tenemos mayor fe, para un cambie de rumbo o que se termine esto, y no es con ánimo destituyente ni nada por el estilo, porque el Gobierno terminará cuando tenga que terminar, pero lo que nosotros sí sabemos es que estas políticas llevan al derrumbe total la Argentina y al sufrimiento del pueblo, de los trabajadores, de los jubilados”.

¿Y la oposición política?

“Va a requerir de tiempo, pero se necesita un proyecto político superador. Hoy no se avizora, por eso las esperanzas se centran en el movimiento obrero. Somos conscientes de que hay que construir una alternativa política a este gobierno desastroso, y en su momento pondremos lo que hay que poner para abonar ese camino”.

La sentencia de Cortelletti: “Hoy estamos más en la confrontación, en tratar de no perder derechos, en fortalecer el músculo sindical que nos permita frenar esto, pero obviamente también hay que pensar en lo político para poner un freno a las políticas de Milei”.
 

Últimas noticias
Te puede interesar
legislatura

No hubo quórum en la Legislatura y la oposición apuntó contra el oficialismo

Redacción La NUEVA Mañana
Córdoba 21/02/2024

Con acusaciones cruzadas, sin llegar al número necesario para poder avanzar en consensos para llevar adelante la sesión. Desde la oposición acusaron al oficialismo, mientras que el presidente provisorio indicó que los bloques deben incentivar los acuerdos políticos para garantizar el debate de los proyectos.

Lo más visto