El Gobierno sobre la protesta social: "Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada"

El vocero presidencial, Manuel Adorni, subrayó que eso "se va a cumplir a rajatabla y no va a haber excepciones". Además, ratificó el achique del Estado y la revisión de contratos.

País 12/12/2023 Redacción La Nueva Mañana Redacción La Nueva Mañana
Cartel Unidad Piquetera (NA)
Adorni advirtió que habrá ajuste y que la economía se encamina a “una hiperinflación más devastadora que la de 1989. Foto: archivo NA

El vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó este martes, al referirse a la protesta social, que el precepto del Gobierno nacional es que "dentro de la ley todo, fuera de la ley nada", y subrayó que eso "se va a cumplir a rajatabla y no va a haber excepciones".

Al brindar una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, Adorni sostuvo además que el ajuste fiscal va a tener "como contrapartida la expansión en la contención social de ser necesaria" e insistió en que "la gravedad de la situación" económica del país.

El vocero sostuvo también que la economía se encamina a “una hiperinflación más devastadora que la de 1989 y 1990”, pero remarcó que “la decisión del Gobierno es evitarla”.

“Nos encaminamos hacia una hiperinflación y la decisión es evitarla. La inflación que vamos a evitar seguramente sea mucho más devastadora que la hiperinflación de 1989 y 1990”, aseguró Adorni al hablar en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

En 1989 la Argentina registró una inflación anual de 3.079,5% y en 1990 de 2.314%.

Indicó que “la hiperinflación, por definición, es el rechazo absoluto por la moneda y la espiralización en los precios”, y aseguró que la Argentina se encuentra “en la peor crisis de la historia económica”.

En ese sentido, afirmó que “la situación es crítica”, y subrayó que el Gobierno recibe “una Argentina con 45% de pobreza y 200% de inflación anualizada, con problemas de empleo, de salario y en el comercio exterior”.

Por eso, subrayó que, “en las próximas horas", se tomarán "las medidas que eviten la catástrofe”, y puntualizó que las precisiones sobre el paquete de definiciones económicas las anunciará esta tarde el ministro de Economía, Luis Caputo, en un mensaje grabado que se emitirá a las 17.

Achique del Estado 

El vocero presidencial, Manuel Adorni, consideró este martes, al referirse a la administración pública nacional, que “el empleo militante es el que nace por cuestiones políticas y de caja”, y afirmó que, “quien no trabaja, dejará de pertenecer a la planta” del Estado.

Así lo expresó al brindar una conferencia de prensa en Casa Rosada, en la que, también sostuvo: "El empleo político no puede existir más porque somos una sociedad empobrecida”.

En esa línea, Adorni afirmó que "el Estado tamaño elefante no puede seguir existiendo", por lo cual insistió en que "debe achicarse".

Este lunes, el Gobierno nacional indicó que avanzará en la revisión de "cada una de las contrataciones en el Estado nacional" para "encontrar contrataciones irregulares", además de que se realizará una inspección de los "contratos con universidades", entre otros puntos.

La decisión se tomó después de la reunión de gabinete que el presidente Javier Milei encabezó en la Casa Rosada, donde además también se definió que se "comenzará a exigir el 100% de la presencialidad en los lugares de trabajo de la administración pública nacional", informó el vocero presidencial, Manuel Adorni.

Noticia relacionada: 

12-12-2023_adorni_anuncio_revision_de_contratosAjuste: Adorni anunció la revisión de contratos y la suspensión de pauta oficial en medios

Te puede interesar
Lo más visto
PEQUEÑOS PRODUCTORES

El Estado, otra vez contra la agroecología: “Un desarrollo que contamina no es desarrollo”

Miriam Campos
Economía 15/04/2024

En la reconfiguración de la Secretaría de Agricultura que pasó a llamarse “Bioeconomía”, la Dirección de Agroecología quedó afuera y con ello se truncó la instrumentación de políticas que promueven la agroecológica en el país. Su titular Eduardo Cerdá, que renunció al cargo ad honórem tras los despidos, indicó a LNM: “Si se cuestiona la estructura del Estado, también habría que cuestionar las formas de producir”.