Adrián "Maravilla" Martínez deja Instituto por el Al Ittihad de Arabia Saudita

El nuevo club le ofreció al atacante "albirrojo" un contrato hasta la finalización de la temporada 2025. No prosperó la intención de "comprarle el pase".

Deportes 30/10/2023 Redacción La NUEVA Mañana Redacción La NUEVA Mañana
Maravilla Martinez © prensa iacc00001
"Maravilla" Martinez militará en el Al Ittihad de Arabia Saudita. Foto archivo: ©prensaiacc

El delantero Adrián Martínez acordó dejar Instituto y será incorporación del club de Arabia Saudita Al Ittihad, que le ofreció contrato hasta la finalización de la temporada 2025.

El atacante, de 31 años, rescindirá el vínculo con la entidad de Alta Córdoba en las próximas horas y se marchará hacia el club árabe, en una operación millonaria cuyo monto “no fue revelado”, según indicó a Télam un allegado a la institución ‘rojiblanca’.

Días atrás, el presidente de Instituto, Juan Manuel Cavagliatto, contó a ‘Cadena 3’ que le había ofrecido al goleador “comprarle el pase” en una suma cercana a los 2 millones de dólares.

“Hicimos un esfuerzo muy grande. No vamos a hipotecar el club. Sabemos que en Arabia (Saudita) le pueden pagar mucho más”, agregó el directivo.

Martínez anotó 4 goles en 10 encuentros en la presente Copa de la Liga Profesional (LPF), aunque en el anterior certamen de la Liga consiguió 11 tantos en 26 partidos.

El centrodelantero, nacido en la ciudad bonaerense de Campana, también vistió las camisetas de Defensores Unidos de Zárate y Atlanta en el ámbito local, mientras que se alistó en los clubes paraguayos Sol de América, Cerro Porteño y Libertad, además del Curitiba de Brasil.

Martínez compartirá plantel junto al delantero francés Karim Benzemá, ex Real Madrid y jugador franquicia de la organización que tiene residencia en la ciudad de Jeddah.

Fuente: Télam 

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
Aula gentileza Radiofonica

La docencia en su laberinto

Néstor Pérez (*)
Opinión 20/07/2024

"Tal vez no sea tan mala idea comenzar al revés, río arriba, problematizando en cada hogar la cuestión educativa. Como si se tratara del antídoto para corregir la estupidez, la brutalidad que nos machaca cada nuevo día", sostiene el autor de la columna.