La "Gringa", la argentina que viajó sola al Mundial de Qatar 2022

Rosarina de nacimiento, viajera empedernida, trabajó en una granja en Francia para pagarse el pasaje a la Copa. Opinó de la cultura árabe, de su aventura y los riesgos.
20221117_123744

Especial desde Doha
Qatar 2022


Muchas recomendaciones hay en torno a las mujeres y sus voluntades de ir a Qatar al Mundial. Y sobre todo, nadie aconseja que viaje por los países árabes en soledad, con todos los riesgos latentes en una cultura muy diferente.

Pero cuando hay pasión y convencimiento, nada parece tener límites, por todo lo que genera la Selección argentina. Y por eso Sabina, más conocida como la "Gringa", tomó fuerzas y se vino nomás a Doha, al mundial, a pesar de que las voces negativas le indicaban lo contrario.

Rosarina de nacimiento, viajera empedernida, su presencia llama la atención en las calurosas calles de Qatar con 32 grados a las 10 de la mañana. Gorrita y camiseta albiceleste, sobresale entre la muchedumbre ante la atenta mirada de los locales. "Yo me mandé sola, conozco lo que es viajar y puedo garantizar de que Qatar es tranquilo. Entiendo que exista desconfianza pero a decir verdad, me han tratado muy bien. Le tengo toda la fe a la Selección Argentina para esta copa, sin dudas", le cuenta a La Nueva Mañana, la "Gringa", hincha de River y Rosario Central.

"Estuve trabajando en el norte de Francia, en una granja, cosechando frutillas y frambuesas. Ahorré ese dinero más otros aportes que conseguí y vine a  alentar a Messi y a Scaloni. Siempre aparecen amigos en el camino, el mundo árabe es complicado para las mujeres, sin embargo, acá  todo es muy seguro", relata con firmeza.

"Estuve en Indonesia, Singapur y otros países, y la verdad me miran mucho, porque soy occidental. No me van a violentar. Es seguro y respetuoso el lugar. Entiendo que muchas mujeres no se animen a venir pero no están así la cosa. A ver, te mirán y mucho, pero de  ahí no pasan, porque saben que las penas son muy fuertes", precisó la "Gringa".

Con relación a la vestimenta musulmán de las mujeres, el velo y el hiyab, contó sus sensaciones: "Es una cultura totalmente distinta a la nuestra, y la respeto. Es loco, en estos tiempos que se vistan así por religión o costumbres, pero a la vez ellos dicen "qué hace esta mujer vestida así, tan suelta". Es de los dos lados la mirada. Te choca ver una mujer tapada y que solo se vea los ojos. Es difícil de entender pero hay que respetar", contó.

Para cerrar, al opinar de la Selección, mostró exceso de fe. "Tengo entradas para octavos en adelante, para conocer todos los estadios y Argentina va a salir campéon, vas a ver".

Te puede interesar