La importancia del centrodelantero Nicolás Mazzola en Instituto

¿Por qué los jugadores dirigidos por Lucas Bovaglio celebraron con tanta pasión el gol del centrodelantero? El aporte clave de este futbolista en la "Gloria".
Nicolas Mazzola Instituto
Foto: Prensa Instituto.

Se gritó mucho. Muchísimo. Se celebró alocadamente. Y dejó en evidencia una unión propia de un equipo que se ha fortalecido en muchos aspectos, más allá de los deportivos.

Fue un gol esperado; por eso el desahogo. ¿Esperado por quién? Por todos en Instituto: el plantel, el cuerpo técnico y los hinchas.

El gol de Nicolás Mazzola frente a Gimnasia de Jujuy expresó el sentido de pertenencia de los fanáticos "gloriosos" con este equipo que conduce Lucas Bovaglio y lo unido que está el plantel. Hubo abrazos por doquier. Adentro de la cancha, en las tribunas, luego en el vestuario y expresiones de cariño en las redes sociales.

Es que Mazzola está jugando en un muy buen nivel, pero a los "9" se le piden goles. Mazzola buscaba y buscaba, aportaba en el equipo, generaba peligro, pero sus remates o cabezazos no tenían efectividad. Sin embargo, cada vez que salía reemplazado bajaba el aplauso por el sacrificio que le metía.

Julio Moreyra, ex compañero de Mazzola en Instituto y fanático de la "Gloria", horas antes del partido en una entrevista con el programa Tercer tiempo, que se emite por radio Pulxo, había declarado: "Me da pena por Nico (Mazzola) porque hace todo bien, choca, busca... ya se va a sacar la mufa antes del reducido y agarrará confianza para ese momento." Esa declaración se hizo viral y fue muy compartida en redes sociales.

Otra muestra de lo que se espera del delantero, pero también de lo que estaba generando con su fútbol.

Por eso el gol se festejó muchísimo, más allá de que en ese momento del cotejo ante los jujeños llevaba tranquilidad al contexto del juego.

Al término del partido, Mazzola, en zona mixta, visiblemente emocionado y pletórico, afirmó: "Destaco al grupo por como todos gritaron mil gol. Me hicieron emocionar. Estoy siempre agradecido al hincha... Tenemos que pensar solo en nosotros y seguir".

Las estadísticas exponen que no son los grandes números de un artillero. Tiene tres goles. Pero lo que los números no dicen es que está teniendo un buen torneo en lo colectivo y en lo referencial para el plantel que conduce Bovaglio.

Es un jugador de experiencia al que recurren muchos jóvenes. Es un futbolista que busca unión, y lo ha logrado. Por eso, esos gestos en lo interno son muy valorados.

"El gol no se me venía dando. Pude convertir y estoy muy contento. Aproveché el festejo para desahogarme", confesó el delantero. Y vaya que hubo desahogo, de propios y "extraños".

mazzola festejo

Te puede interesar