Casas y el acompañamiento de niñas y adolescentes que tiene Belgrano

La mediocampista de las "Piratas" en Primera C celebra el apoyo que tienen y cuenta sobre cómo se vive este presente de triunfos de las dirigidas por Daniela Díaz.
241317549_4816129485081022_6637937408526751925_n
Pilar Casas y la pelota en el pie, una postal constante en los juegos de las Celestes en AFA. Fotos: Víctor Quiroga / Prensa Belgrano

“Pili, Pili, por favor, ¿una foto?”... “¡Pili, ¿me firmas los botines?”... “¡Pili, una selfie!. Y posan. Y cuando Pilar Casas, se saca la foto, firma los botines, se saludan y se va... el grupito de adolescentes celebra con una amplia sonrisa.

El domingo el fútbol femenino de AFA en Córdoba también tuvo su regreso de los hinchas. Y también fue el Gigante de Alberdi el que albergó ese reencuentro. Mucha gente hubo en las tribunas, pero se destacó la cantidad de niñas y adolescentes que estaban con su casaca de Belgrano. 

Las dirigidas por Daniela Díaz golearon 15-0 a Los Andes, pero, quizás, el mejor golazo de ese mediodía fue que a este histórico grupo de jugadoras las acompañaran tantas nuevas generaciones. Es que las pioneras hicieron tanto para que esto ocurra, entre ellas Romina Gómez, Mariana Sánchez, Gabriela Ricca o la propia entrenadora que aún están dentro del terreno de juego, pero que viene abriendo puertas desde hace muchos años.

Hoy esas puertas se están abriendo. Y hay nuevas generaciones que están ayudando para que se sigan abriendo. Entre ellas se destaca la mediocampista Pilar Casas, que es muy seguida por adolescentes por su juego y también por su rol en las redes sociales.

 En diálogo con LA NUEVA MAÑANA la volante contó sobre lo que le significaba ver a tantas pequeñas en las tribunas: “Es grandioso ver a tantas chicas chicas, es un avance, se nota cómo se está apoyando cada día al fútbol femenino. Es una alegría gigantesca”.

Y, visiblemente contenta, agregó: “Un montón de chicas pequeñas nos vinieron a acompañar. Es ver como poco a poco el fútbol femenino va creciendo y mejorando”.

Alguna vez ella también fue una de esas pequeñas. Pili juega a la pelota desde niña. Desde esa infancia construyó ilusiones futboleras, desde cuando jugaba a la pelota con su papá Martin y su hermano Tomás en un vecindario por Manuel de Falla llamado Valle del Oeste.  

Jugó en Lasallano en la Primera B de la Liga Cordobesa y luego en Talleres en la Primera A. Hasta hace muy poco era una de las figuras del elenco de barrio Jardín, y este año se sumó al plantel de Belgrano para disputar de la Primera C del fútbol femenino de AFA.244527736_4906433562717280_2267214835245878754_n - Más allá de las goleadas, ¿Cómo están viviendo este momento del equipo en cuanto al rendimiento futbolístico?

- Contentas porque sale lo preparado en la semana. Buscamos asociaciones cortas, también largas. Creo que lo trabajado lo podemos plantear en la cancha y eso nos da orgullo. En los goles se nota lo entrenado y dicho por nuestra directora técnica, que nos tiene bien cortitas. Estamos muy orgullosas.

- ¿Es difícil abstraerse del contexto de ir goleando y seguir jugando como si no fuera así?

- Siempre fuimos respetuosas, enfocadas en el minuto cero en hacer lo que entrenamos sea contra quién sea, vamos a actuar siempre de la misma forma.

243051890_4881092341918069_2886960713291907204_n

Pilar Casas es una mediocampista interna, que recorre con paciencia el centro del campo, buscando constantes asociaciones de juego con Vicky Arrieto y Ariana Reche. Las tres conforman un triángulo clave en la construcción de las jugadas de las “Piratas”.

 Mientras se produce el dialogo de este cronista con la futbolista, pasa Reche, que le hace una broma a su compañera. Así de compinches adentro de la cancha, como afuera. 

 “Con Ari somos las que damos el último pase. Aunque ahora Ari también está de goleadora – se ríe-. Nos gusta ser la que damos el pase filtrado”, describe la futbolista que también de niña tuvo un paso por la práctica del tenis.

Casas está ilusionada. Como sus compañeras. Como las hinchas que las acompañan. Como todos en Belgrano. Y, entonces, sin casette, sentencia: “Falta mucho todavía, es pasito a pasito, pero nuestro objetico es demostrar el buen juego que tiene Belgrano y ascender. Queremos dejar la vara alta. Somos el primer equipo de Córdoba en participar en AFA, y queremos dejar a la provincia en lo más alto”.

 - Hasta hace poco estabas en Talleres, ¿qué te genera que tus ex compañeras no puedan competir?

- Es una lástima. Obvio que siempre me va a doler. A Talleres lo quiero un montón, es donde me formé como futbolista y siempre le voy a desear lo mejor. Es una pena que no puedan jugar, les deseo lo mejor a las chicas.

Pilar Casas

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"