"Perseverance" llegó a Marte para investigar si hubo vida en ese planeta

El rover que buscará signos de vida microbiana antigua se posó con éxito este jueves sobre el cráter Jezero, tras siete meses de viaje por el espacio.
savetweetvid_EuiKNjSUUAAQHtz

El nuevo rover Perserverance de la NASA aterrizó este jueves en Marte. El robot llegó a tierra luego de recorrer casi 470 millones de kilómetros por el espacio desde su despegue en Cabo Cañaveral, Florida, a fines de julio de 2020.

El viaje del Perseverance inició hace siete meses y culminó cuando tocó tierra en el cráter Jezero y envió su primera imagen de la superficie marciana.

En el momento del aterrizaje, Marte estará a 204 millones de kilómetros de la Tierra”, recordó este jueves la NASA en una entrada en el blog dedicado a esta misión.

Perseverance es el vehículo más grande y complejo jamás enviado a Marte. Construido en el Jet Propulsion Laboratory, en California, pesa una tonelada y está equipado con un brazo robótico de más de dos metros y 19 cámaras.

Los científicos buscan lo que llaman biofirmas: rastros de vida microbiana que "pueden tomar todo tipo de formas", como "químicos" o "cambios ambientales", dijo Mary Voytek, directora del programa de astrobiología de la NASA.

"O encontramos vida, y eso sería un hallazgo excepcional, o no lo haremos, (..) y eso dará a entender que no todos los ambientes habitables están habitados", advirtió Ken Farley, científico del proyecto.

Fuente: con información de France 24.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"