Pérez y Artime, dos modelos y Belgrano en juego

Deportes 06/02/2021 Por Federico Jelic
Las elecciones en Alberdi se llevarán a cabo entre dos figuras emblemáticas del club. Cada uno desde su función supo conquistar al corazón del hincha, ahora las urnas los dividen en el camino al poder.
Perez-Artime
Pérez apuesta a los hitos de su anterior gestión. Artime propone abrir el juego con áreas específicas, secretarías técn Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01  

Una nueva era inicia en Alberdi a partir de la próxima semana, quizás en las elecciones más mediatizadas y polémicas que se hayan celebrado en Córdoba en este nuevo milenio. Y del siglo pasado tampoco se recuerda una contienda electoral con tantos condimentos e ingredientes pasionales como esta pulseada en Belgrano.

Porque sobre todas las cosas, compiten por el poder dos pesos pesados a nivel imagen para el hincha “Pirata”, con dos ídolos o referentes (cada uno en su ámbito) generando una grieta política nunca antes vista.

Con sus antinomias, con estilos diferentes y singulares, este fin de semana los socios de Belgrano deberán elegir en las urnas un nuevo modelo de conducción, con el regreso a Primera División como prioridad fundamental.

¿Qué tienen de diferente Artime y Pérez? Los distancia el camino a transitar, las formas y las actitudes. Aunque ambas listas proponen redoblar esfuerzos y sacrificios para llegar a Primera. El descenso es el estigma y la espina que la comisión actual, con el presidente Jorge Franceschi a la cabeza, no podrán sacarse fácilmente, y dentro de las consecuencias, parecen afectarle más al empresario de los cosméticos que al histórico goleador del club, en virtud de que fue Pérez quien le dio beneplácito a su ex gerente en tiempos de gerenciamiento para que llegue al despacho principal de Belgrano. A pesar de la ruptura en la relación, es inevitable asociarlos desde la connivencia política y génesis de ese proceso.

Y será esto precisamente lo que habrá en juego en los comicios: un cambio de timón, de paradigma, o mantener algunas recetas que sirvieron para llegar al éxito pero que hoy deben actualizarse. El modo de gestión es la antinomia principal de los proyectos de Artime y Pérez, en lo que será un “clásico” partidario, una final que a posteriori dejará mucha tela por cortar.

Armando PErez 2
Armando Pérez

Un padrón con polémicas 

Según la Junta Electoral, en total hay 13.165 socios activos en condición de votar más 59 vitalicios, en boleta única, algo que había solicitado el espacio “Belgrano Primero” que conduce Artime. Del lado de Pérez, la fracción “Siempre Belgrano” nunca puso reparos con relación a las condiciones y tampoco con el padrón, aunque siempre dejaron en claro que debería utilizarse el que indica el reglamento y el estatuto, es decir, al día de la fecha de los escrutinios.

Claro que del lado del ex delantero pusieron el grito en el cielo, solicitando que haya apertura y flexibilización en rigor de que los tiempos de pandemia imposibilitaron saldar las cuotas adeudadas y por ende quedaron excluidos del derecho de voto. Según el “Luifa” se perdieron casi 8 mil socios en tiempos de cuarentena, desde marzo del año pasado a la actualidad.

De todas maneras, el número es importante y será la elección más masiva. Será cuestión de convencimiento, militancia, estrategia, promesas, gestión y proyecto los pilares fundacionales en cada campaña proselitista. Porque Pérez tiene en su anterior paso su mejor lema: ascenso, predio de Villa Esquiú, remodelación del “Gigante de Alberdi”, tres clasificaciones a la Copa Sudamericana. Sin embargo, en esta oportunidad su propuesta a los socios fue austera y por momentos antiestética. Y en lo deportivo, no tuvo eco de la oposición con la propuesta de que sean Esteban González y Juan Carlos Olave los entrenadores, aunque sí hizo ruido con el anuncio de que el ex defensor de la Selección uruguaya Alejandro Lembo (con paso en Alberdi en 2011) sea manager deportivo. Al cierre de esta edición, presentaba al ex Dt de Estudiantes de Río Cuarto, Marcelo Vázquez, como su entrenador si es que gana este sábado.

Artime “mientras tanto” no dio nombres ni pistas, armó su eje dentro de la necesidad de renovación, con un club más democrático en las deliberaciones y con sueños de expansión. Con la voluntad de “belgranizar” Córdoba y el país, evangelizando hinchas y armando potreros, filiales y escuelitas de fútbol por todo el territorio de la provincia y otras localidades. 

Luifa 01
Luis Fabián Artime

No obstante, da la sensación de que en el inconsciente colectivo del hincha, Pérez no podrá despegarse ni separarse del todo de la gestión de Franceschi, la más cuestionada y no solo por el descenso a la Primera Nacional, más allá de que en los números la administración no tuvo fisuras, sino por el contrario, dejará acreencias a quien asuma. Se le critica por la escasa idoneidad ante las magras campañas deportivas y algunos desaciertos que terminaron costando caro, y no solo en lo económico. ¿Tuvo alguna participación Pérez en eso? Según cuentan intestinamente, hubo una fractura entre Franceschi y el ex titular del Comité Normalizador de AFA antes de la caída a la segunda categoría del fútbol argentino. Irreconciliable. ¿Será cierto?

En definitiva, hay dos modelos de conducción y gestión. Artime propone abrir el juego con áreas específicas y secretarías técnicas y horizontalidad, aunque tendrá que demostrar su eficacia en un rubro donde aún no tiene pergaminos y donde en juego hay mucho más para perder que para ganar.

Pérez agrupa sus ideas con el manejo que lo llevó al éxito en el pasado, de estructura vertical, al límite del personalismo, y el desafío será adaptarse a los cambios permanentes del fútbol actual. Las cartas están echadas.

  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"