El Ejército de Myanmar dio un golpe de Estado y detuvo a Suu Kyi

Mundo 01/02/2021
Suu Kyi, el presidente de esa república, Win Myint, y otros responsables del partido fueron detenidos en Naypyidó. El golpe de Estado suscitó una avalancha de condenas internacionales.
Golpe de Estado en Myanmar
El partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND), ganó los comicios por amplia mayoría. Foto: Télam.

El Ejército de Myanmar dio este lunes un golpe de Estado y detuvo a los principales políticos, entre ellos a la Nobel de la Paz y activista prodemocrática Aung San Suu Kyi, en una abrupta marcha atrás en el complicado proceso de retorno a la democracia de la nación del sudeste asiático tras casi medio siglo de dictadura.

Un anuncio leído en el canal de televisión de las Fuerzas Armadas informó a los casi 54 millones de habitantes que el Ejército tomará el control del país por un año y dijo que la decisión se hizo necesaria porque el Gobierno civil liderado por Suu Kyi no hizo nada sobre las denuncias de los militares de fraude en las elecciones de noviembre pasado.

El partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND), ganó los comicios por amplia mayoría, pero el Ejército, que nunca cedió el poder del todo a los civiles, denunció irregularidades y reprochó al Gobierno haber decidido celebrar las elecciones en medio de la pandemia de coronavirus.

Suu Kyi, el presidente de la república, Win Myint, y otros responsables del partido fueron detenidos en Naypyidó, la capital, dijo Myo Nyunt, portavoz del LND, a la agencia de noticias AFP.

Repudio internacional

El golpe de Estado suscitó una avalancha de condenas internacionales. Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea (UE) denunciaron de inmediato el golpe. "La comunidad internacional debe unirse en una sola voz para presionar a los militares birmanos a renunciar inmediatamente al poder", pidió el flamante presidente estadounidense Joe Biden en un comunicado, en el que advirtió que revisará "de inmediato" la suspensión de las sanciones que había aprobado Washington tras la vuelta a la democracia en el país asiático en 2011.

En paralelo, el Consejo de Seguridad de la ONU tendrá este martes una reunión de emergencia para discutir la ruptura del orden constitucional en Myanmar.

Por su parte, la Cancillería Argentina pidió garantizar el Estado de derecho. “La Argentina expresa su honda preocupación por las detenciones del Presidente de Myanmar Win Myint, de la Consejera de Estado Aung San Suu Kyi y de otros líderes políticos y hace un llamamiento a que se respeten los resultados de las elecciones del pasado 8 de noviembre, se deje en libertad a los líderes políticos detenidos y se respete el orden constitucional, el Estado de derecho y las instituciones democráticas en Myanmar”, remarcó la cartera de Relaciones Internacionales.

Fuente: Télam.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"