Daniel Passerini: “La ciudad de Córdoba está en su peor momento”

Política / Economía 18/01/2019 Por
El legislador fue uno de los peronistas que manifestó su intención de gobernar la Capital. La recorre con Natalia De la Sota y afirma que el peronismo debe alcanzar un consenso.
Passerini 06
“Creo que el peronismo tiene muchas posibilidades de ganar la ciudad sobre todo ahora”, afirma el legislador provincial. - Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01

Especial La Nueva Mañana

El último peronista que ganó una elección en la Capital cordobesa fue Juan Carlos Ávalos. El hombre nacido en Catamarca encabezó la boleta de la capital por el Frente Justicialista de Liberación que también se impuso a nivel nacional con Héctor Cámpora y a nivel provincial con Ricardo Obregón Cano. De allí en adelante, ya ningún peronista pasó de la unidad básica al Palacio municipal.

Daniel Passerini es uno de los hombres que quiere romper con ese derrotero histórico. “Creo que el peronismo tiene muchas posibilidades de ganar la ciudad sobre todo ahora”, dice a La Nueva Mañana. “Yo recorro el territorio y tengo una percepción como dirigente que me indica que existe una consolidada forma de gobernar la provincia a partir de mucha inversión por parte del Estado que repercute en una buena salud pública o en la garantía de una educación de calidad. Eso es lo que permitió que, en un año muy difícil como el que pasó en Córdoba, se hayan podido mantener miles de puestos de trabajo a partir de la inversión en la obra pública, y eso no es un dato menor. Si uno analiza los últimos 20 años de gestión se dará cuenta de que las principales obras que se realizaron en el ejido urbano de la capital tuvieron que ver con decisiones de la Provincia, tanto bajo la gobernación de De la Sota como bajo la gobernación de Schiaretti", destaca.

Y afirma: "La oportunidad de que un intendente peronista pueda trabajar con un gobernador peronista traería aparejado un incremento en ese tipo de cuestiones positivas para la capital que en los últimos años se vieron truncadas porque lo primeros que hicieron los intendentes, de Kammerath para esta parte, fue querer diferenciarse del gobierno provincial para posicionarse políticamente de cara a sus aspiraciones personales, por eso las gestiones no fueron buenas”.

¿Por qué le costó tanto al peronismo posicionarse en la ciudad si todas estas políticas provinciales estuvieron presentes en la etapa de UPC en gobierno?

- Una de las explicaciones tiene que ver con las grandes divisiones que tiene el peronismo en la Capital. Si vos analizás las últimas elecciones, te vas a dar cuenta de que Mestre gana y es reelegido con poco más del 30% de los votos, pero cuando mirás en las otras listas te encontrás con representación peronista fragmentada en todos esos espacios. Creo que lo que faltó es voluntad de triunfo y voluntad de consenso.

Nosotros estamos trabajando para que el peronismo de la ciudad tenga, justamente, esa unidad que sea la que exprese la voluntad de trabajar territorialmente a partir de un proyecto de gobierno para la capital. Con Natalia De la Sota venimos apostando  a esa construcción desde hace más de un año y me parece que tenemos una oportunidad inmejorable en este 2019.

¿Cómo debería alcanzarse ese consenso hacia adentro del PJ que hoy tiene por lo menos cuatro referentes que podrían llegar a ser los candidatos?

- Tenemos que sumar todas las voluntades y para que el consenso sea posible, me parece que se tienen respetar algunas cuestiones. En primer lugar, la pertenencia a este proyecto de gobierno provincial, que en mi caso es indiscutida desde hace veinte años a diferencia de otros candidatos que fueron y vinieron, incluso participando en otros espacios de la ciudad. En segundo lugar debemos tener en cuenta la experiencia en la gestión, cosa que también pude demostrar cada vez que me tocó ocupar lugares tanto en la legislatura como en el gobierno de la provincia.

Tenemos que dar pruebas de que podemos llevar adelante este tipo de funciones ejecutivas pero también debemos demostrar nuestra capacidad para formar equipos, porque no es sólo cuestión de convocar cuadros técnicos de distintas extracciones sino que hay que hacerlas coincidir en un mismo proyecto. Hay mucha gente que quiere mucho a la ciudad y que está dispuesta a sumar su trabajo en un proyecto común porque le duele la situación en la que se encuentra, yo creo que está en su peor momento, un tiempo de abandono y desidia muy marcado.

Su nombre, junto al de Martín Llaryora, aparece como uno de los más fuertes. ¿Hay allí una situación negociable desde algún aspecto?

- Nadie duda de la capacidad y la experiencia de Martín, yo tengo por él un gran respeto y un gran cariño personal. El tema es que él no manifestó públicamente nada respecto a la intendencia, me parece que lo que se está planteando acerca de su persona es más una suposición que una cuestión concreta.En mi caso yo vengo planteando mis intenciones de ser candidato, vengo trabajando para eso desde hace mucho tiempo y no tengo voluntad de ser otra cosa que no sea Intendente. Yo no puedo discutir con alguien a partir de lo que dicen que él dice que va a hacer.

¿Se imagina un escenario de internas?

- Siempre que en un espacio político haya varios dirigentes que aspiren a un mismo cargo y no haya una posibilidad de acuerdo preelectoral, el único camino posible si no hay consenso es una elección interna. De todas maneras creo que todavía no empezaron las discusiones y apresurar definiciones sería un error.

Passerini 07
"Si uno analiza los últimos 20 años de gestión, se dará cuenta de que las principales obras realizadas en el ejido urbano de la Capital tuvieron que ver con decisiones de la Provincia", sostuvo Passerini.

¿Qué necesita hoy la ciudad?
- Necesita alguien que la gobierne con la decisión política de hacerlo y no que la usen para otra cosa. El intendente viene utilizando a la ciudad como trampolín político y se dedicó exclusivamente a hacer política electoral dejando de lado la gestión. Cada rubro que uno analiza es deficiente. El sistema de recolección en general, el desastre ambiental que generan los líquidos cloacales con una planta de Bajo Grande que está en un estado terminal por negligencia de la gestión Mestre.

El sistema de transporte es deficitario porque la gente no tiene el servicio a la hora que lo necesita y las exigencias de los pliegos no se están cumpliendo casi en ninguno de sus puntos. Hay que darle un cambio muy profundo a la manera de gestionar la ciudad y para eso me parece que la creación de agencias para áreas como el Turismo, el Deporte y la Cultura tiene que ser posibilidad factible de resolver como lo hacen ciudades exitosas como la de Villa María.

A pesar de la gestión, la capital tiene muchísimas potencialidades que hay que saber aprovechar, hay una infraestructura muy grande a partir de las que se pueden desarrollar posibilidades muy importantes en materia turística por ejemplo. Hay teatros, hay museos, hay hoteles, hay un gran desarrollo gastronómico y ahora la provincia está terminando un centro de convenciones que va a representar una gran oportunidad para el turismo empresario. Creemos que hay que trabajar sobre esas oportunidades y también nos parece necesario encontrarle una solución al gran problema de maltrato animal que existe desde hace años en el zoológico. Vamos a cerrarlo, relocalizar a los animales y construir allí un gran hospital veterinario municipal.

Para todo esto, ¿cree que es posible imaginar un armado electoral que ensanche la base de lo que hoy conocemos como Unión por Córdoba?
- Absolutamente sí, estamos trabajando en ese sentido con la misma lógica que José Manuel De la Sota durante sus últimos años buscando reunir a diferentes sectores para lograr una construcción superadora a esta realidad de Cambiemos. Sabemos que hay un montón de dirigentes del progresismo y sectores sociales que son afines al peronismo o que se fueron del espacio por algunas diferencias puntuales que hoy están viendo con buenos ojos la posibilidad de sumarse al armado electoral de Unión por Córdoba.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar