Preocupante presente de Belgrano

Deportes 08/10/2018 Por
El “Pirata” fue goleado este domingo en el clásico ante Talleres, y quedó sumergido en un momento de incertidumbre de cara a su futuro. Sus hinchas se quedaron cantando hasta el final, y ni así.
Suarez
Fotos: Diego Roscop y Marcelo Fernandez

chapa_ed_impresa_01

CLÁSICO > TALLERES Vs. BELGRANO

Jugar “a lo Belgrano” es una marca registrada del club de Alberdi. En el clásico disputado el domingo en el Mario Alberto Kempes, lejos estuvo el “Pirata” de demostrar esa cualidad histórica. Jugó un primer tiempo flojísimo, y en el complemento, por momentos, fue paseado por Talleres; y, para colmo, jamás demostró algo de reacción. Sus hinchas se quedaron cantando hasta el final, y ni así.

El “Celeste” cayó derrotado por 3-0 ante el “Albiazul” por la octava fecha de la Superliga, se complica con los promedios y la continuidad del técnico Lucas Bernardi una incógnita para la semana. ¿Seguirá?.

Tres derrotas consecutivas de Belgrano. De los ocho partidos jugados en el certamen, en seis no marcó goles.

Belgrano herido

Por lo que el juego del primer tiempo reflejaba, todo indicaba que iba camino a otro empate clásico. Y de los aburridos. Había sido muy flojo lo demostrado por los dos equipos hasta los 43 minutos. Pero ahí llegó la debacle “pirata”. El penal que marcó Juan Ramírez fue letal para Belgrano. Talleres se agrandó y salió con todo a jugar al complemento, encima con el pibe Nahuel Bustos enchufado. Clavó un golazo, a los 2’, desde afuera del área que a César Rigamonti se le hizo imposible, y segundos más tarde, amplió la ventaja. Todas las falencias ofensivas de los dirigidos por Lucas Bernardi quedaron expuestas. ¡Muuuuy expuestas!

Talleres03
Belgrano no tuvo un mediocampo equilibrado, Federico Lértora intentó tapas los múltiples agujeros que había (hasta que se fue expulsado), los marcadores centrales con muchísimas limitaciones. ¡Demasiadas! A tal punto que Juan Quiroga y su empeño fue de lo mejorcito del Celeste en un contexto tremendamente preocupante. ¿Y arriba? Arriba poco y nada. Encima, Matías Suárez no estaba en una buena tarde, no había tenido una buena previa por un problema familiar. Y está más que demostrado, si el “Oreja” no está bien, Belgrano sufre el doble.

¿Reacción Pirata? Nunca hubo y eso es la mayor preocupación que queda en el ámbito del club de Alberdi. Es más, no sólo no generó para descontar, sino que en las contras, pude haber sido mayor la goleada sufrida.

Tiempo, divino tesoro

Belgrano está en un momento complicado que hacía años no acontecía. Desde su retorno a Primera, en el 2011, no vivía algo similar. Pelear por no descender no estaba en la agenda del club hasta hace unos meses. Pero ya está, es una realidad. Y hay que afrontarla. Por ahora las cosas no han salido. Tic, tac… tic, tac… tic, tac… las agujas del reloj ahora duelen. Hay tiempo, pero el margen de error es cada vez más sensible. ¡Tiene que empezar a ganar!

Perder un clásico, y de esta forma, será difícil de afrontar en Belgrano. Momento bisagra. No hay tiempo de especulaciones.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"