El gas natural mejora la ecuación económica de las industrias

Suplementos 18/06/2018 Por
Uno de los aspectos relevantes del impacto del proyecto de Gasoductos Troncales es que se acerca un insumo más barato a las industrias de la provincia, lo que mejora su competitividad. Esto cobra relevancia en pequeñas localidades que a veces tienen una sola industria que da trabajo a sus habitantes.
Ercole Felippa
Ercole Felippa, presidente de Manfrey, cooperativa de lácteos.

Suple - 01 Gasoductos

Ercole Felippa, el presidente de Manfrey, la empresa cooperativa productora de lácteos radicada en Freyre, valoró la concreción de la obra de Gasoductos Troncales al señalar que el impacto de un insumo como el combustible puede afectar la competitividad de una empresa malogrando sus posibilidades de progreso.
“Cuando uno compara la competitividad de una empresa, tenés muchos insumos o servicios que son similares para vos o para tus competidores. Pero nosotros veíamos que en la industria láctea se consume mucho vapor que es fundamental para nuestras empresas. Y veíamos que empresas colegas nuestras generaban vapor a través del gas y nosotros teníamos que hacerlo con fuel oil. En eso teníamos un diferencial negativo, en contra nuestro que nos impactaba”, apuntó.

Esta situación llevó a Manfrey a buscar paliativos. “Por eso decidimos invertir en una planta de gas sintético de biomasa porque obviamente, comparando con el fuel oil tiene un precio más económico. Y de hecho, uno de los proyectos que analizáramos en su momento y descartamos, no por una cuestión de costos ya que era muy económico pero fue por una cuestión operativa, era la leña”, indicó.

“En pleno siglo XXI, cuando se hacían anuncios de las obras que se iban a hacer y nosotros pensábamos en incorporar leña a nuestra planta era como retroceder en el tiempo”, admitió Felippa. Es que para el este de la provincia de Córdoba hubo muchos intentos fallidos de construcción de gasoductos y el paso del tiempo no esperaba a la empresa que debía afrontar los costos en desventaja respecto a otras lácteas.

De hecho, Manfrey y otras empresas líderes del noreste de la provincia de Córdoba se comprometieron en junio del 2009 a aportar el 80 por ciento del ahorro que tendrían en combustible durante los primeros 8 años de aprovechamiento del gasoducto que promovía una asociación de Cooperativas de Servicios Públicos de la región, que sería financiado a través de un fideicomiso del Banco Nación. Pero, ese proyecto quedó en la nada.

Planta Manfrey
Planta de Manfrey (Freyre, Córdoba)

Todavía conviene el gas

“La diferencia en el precio del gas natural no va a ser la que era, porque en el medio hubo una distorsión tremenda de tarifas por la que hoy estamos pagando las consecuencias. De hecho es más económico pero eso también significa que en la utilización de fuel oil versus el gas, ya sea natural o licuado, hay muchos costos ocultos, porque es un combustible sólido, porque su calidad y las calorías son diferentes. Además del precio se deben tener en cuenta cuestiones operativas”, comparó.

“Si bien es cierto que el aumento del fuel oil fue mucho menor, recién en el último mes pegó un aumento, hoy la posibilidad de contar con gas natural realmente a nosotros nos mejora la matriz energética porque nosotros somos grandes consumidores”, refirió el titular de la industria láctea.

La empresa requiere combustible para la generación de vapor en calderas y para el funcionamiento de los dos hornos que tienen cada una de las plantas de leche en polvo. “No nos olvidemos que para secar leche hace falta generar aire a 200º y en eso hoy estamos funcionando con fuel oil. Al disponer de gas natural la idea es ponerle quemadores duales, ya que sabemos que la provisión de gas según las épocas del año puede ser escasa. Indudablemente a nosotros nos mejora enormemente la ecuación”, recalcó.

El sinceramiento tarifario

“Si nosotros lo medimos en términos económicos, más teniendo en cuenta que durante un período de 7 u 8 años hubo una tarifa de gas que era regalada, obviamente quien lo pudo aprovechar hizo una buena diferencia”, reflexionó Felippa, agregando que: “Nosotros cuando tomamos la decisión de poner una planta de gas sintético era porque veíamos que competidores nuestros, en un insumo que prácticamente está entre los primeros del ranking en el costo total, generaron una diferencia fue muy importante. Esa diferencia hubiese servido para generar los recursos económicos para otras inversiones”. El contexto cambió a partir del sinceramiento tarifario pero aún así el esperado fluido puede mejorar las condiciones para el desarrollo de las industrias. “De hecho creo que esa diferencia ya no va estar más, vamos a tener un precio más realista. No nos olvidemos que durante ese tiempo fue una tarifa subsidiada. Vemos como se ha distorsionado el mercado energético en la Argentina y de hecho nuestro país, siendo un exportador de energía, tanto de gas como de petróleo y fuel oil terminó siendo importador”, opinó.  

 

 

Suplemento Especial

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"