Ajuste: el relato del “ñoqui” y los 70.000 despidos para sacar al Estado del territorio

Con la caída de miles de contratos que terminan el Domingo de Pascua, el achique del Estado avanza a toda máquina y en Córdoba -el tercer distrito con más trabajadores nacionales-, el impacto de los despidos se siente con fuerza. El objetivo es “retirar al Estado nacional de las provincias y lograr despersonalización”, aseguran.

País 31/03/2024 Miriam Campos Miriam Campos
ate protesta
DESPIDOS MASIVOS EN EL ESTADO. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) lanzó un paro para el miércoles 3 de abril para pedir la reincorporación de los trabajadores despedidos por el ajuste que lleva adelante el gobierno de Milei. FOTOS: Noticias Argentinas

A Lucas Berengua, que es meteorólogo, los compañeros lo despidieron con aplausos y abrazos al grito de “Lucas no se va”. Estudió Ciencias de la Atmósfera en la Universidad Nacional de Buenos Aires y hasta esta semana era trabajador del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) donde estuvo 21 años. Su compañera Silvina Roman dijo: “Esto implica que va a faltar toma de datos de variables meteorológicas en muchos puntos del país”. 

Berengua es parte de los miles de notificados que la última semana, por la vigencia del DNU 84/23 del Gobierno nacional que impulsa el achique del Estado, pierden su fuente de trabajo. En el caso puntual del SMN, hay una planta de 1.129 trabajadoras y trabajadores, de los cuales 654 -es decir más del 57%-, tienen contratos precarizados pese a que prestan servicios para el Estado, en muchos casos, desde hace décadas. “No soy un ñoqui, no me vengan con ese verso”, indicó el meteorólogo tras contar que lo despidieron por altavoz en el organismo. 

Motosierra al trabajador, lejos de la casta

Este 31 de marzo se vencen los contratos de miles de personas y sobre ello, el miércoles el presidente Javier Milei durante su disertación en IEFA Latam Forum -un foro económico con presencia de empresarios-, confirmó que el Gobierno dará de baja unos 70.000 contratos de trabajadores del Estado. “Ya eliminamos 50.000 cargos públicos y ahora vamos a eliminar 20.000 más, hasta llegar a 70.000", sostuvo el mandatario siguiendo la línea del discurso oficial donde se refirió a la labor estatal, desde el día uno de su gestión, como “un criadero de ñoquis”.

Al día siguiente, el mismo vocero presidencial, Manuel Adorni, salió a desmentir la cifra y estimó alrededor de 15.000 despidos, pero lo cierto es que el número del que habló el mandatario nacional es la cantidad de trabajadores contratados por el Estado en condiciones de precariedad -originalmente con contratos de renovaciones anuales-, por lo que ahora o más adelante, siguen en riesgo. 

incaa

Un duro golpe a Córdoba

 “Córdoba va a ser impactada muy fuerte por esta política de ajuste porque somos el tercer distrito con mayor cantidad de trabajadores nacionales y dependencias ligadas a Nación, más allá de las empresas públicas del Gobierno nacional que están ubicadas en la provincia que también tendrán su golpe, tal como las dos  empresas de Fabricaciones Militares, de Villa María y Río Tercero; Dioxitek que garantiza el dióxido de uranio; la Conae, que desarrolla tecnología espacial; o Fadea que produce aviones, entre otras. En ese sentido, vamos a ser una de las provincias más castigadas”, dice a La Nueva Mañana, Federico Giuliani, secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), gremio que lleva adelante el plan de reclamos contra los despidos que arrancaron a pocos días de asumir la gestión de Javier Milei.

En los últimos días, ya llegaron a las distintas dependencias y organismos una buena cantidad de notificaciones de bajas: 10 despidos en Conae Córdoba, 13 en el Anses provincia, 80 en total en Parques Nacionales, previamente se anunció también el cierre del Centro de Referencia en Córdoba (CDR) de la  calle Chacabuco en la Ciudad donde hay más de 70 trabajadores, el cierre de Agricultura Familiar donde hay 38 trabajadores, unos 20 despidos en la Superintendencia de Riesgo de Trabajo y la lista sigue. El 3 de abril, ATE tendrá un mapeo parcial del impacto.

“Cuando vayamos a los lugares de trabajo la próxima semana nos vamos a encontrar con edificios cerrados como el CDR y la Secretaría de Agricultura Familiar en plaza de las Américas porque fueron despedidos todos, o en algunos casos, serán trabajadores a los que no les permitan entrar porque ya estarán despedidos. El panorama es desolador, pero la próxima semana vamos a asistir a nuestros puestos de trabajo”, dice el secretario general del gremio estatal. 

Retirada del Estado 

“Lo primero que hay que decir es que hay una política unitaria de parte del Gobierno nacional de englobar en el AMBA todas las políticas públicas nacionales y retirar al Estado nacional de las provincias”, explica Giuliani y añade que a una República que es Federal, le quitan la posibilidad de que organismos nacionales que llevan adelante la prestación de derechos hacia la comunidad, ahora sólo quedará centralizado en el AMBA con una versión “muy ingenua” que “plantea la atención a las demandas a través de un 0800 o una página web”.

“Por un lado, este achique, materializado en los despidos es el retiro del Estado nacional del territorio, y por otro lado, la despersonalización del servicio y la garantías de derecho porque no es lo mismo ir al Renaper a hacer un DNI de manera personal o hacer toda la gestión por una página web. O ante una necesidad, ir a un Centro de Referencia donde se puede tramitar un programa de trabajo, a tener que gestionar una urgencia llamando a un número”, ilustra el referente gremial. 

En ese sentido, desde el gremio estatal consideran importante que la clase política de Córdoba tome nota: “Acá no se trata solo de puestos de laburo, que es importante, no hablamos de una planilla de Excel sino de familias que se quedan sin laburo, gente de 40, 50 años, que en este mercado laboral chiquito, la crisis y recesión dónde van a conseguir trabajo. Van a volver a queda fuera del sistema. Entonces, es importante que los legisladores vean esto, el retiro del Estado nacional de Córdoba va a afectar a los cordobeses, sobre todo los sectores vulnerables”, indica Giuliani y puntualiza: “No son ñoquis, no son casta, no son militantes ni vagos, son trabajadores precarizados por el propio Estado nacional”.

8 M despidos en el Estado by LNM / Miriam Campos

El impacto de achicar el Estado: tres ejemplos

 Ayuda social 

“No es solo nuestro trabajo, es la política pública, es un modelo de país, es mucho lo que está en juego”, dice a LNM María Spaventa, trabajadora social en el Centro de Referencia en Córdoba, cuyo trabajo como el de decenas de contratados del ex Ministerio de Desarrollo Social, fue pulverizado el 4 de marzo pasado cuando el, ahora, Ministerio de Capital Humano a través de tweet informó que cerrarían los 59 Centros de Referencia de todo el país, un impacto en más de 600 trabajadores. 

Tras el anuncio no hubo ningún tipo de acto administrativo, designación oficial de autoridades -Germán López, alineado al Gobierno se presentó sin ningún tipo de aval oficial el 15 de enero y les dijo a las y los trabajadores que haría un diagnóstico que nunca reportó en ningún informe oficial-. En esa situación, mucho menos, el Gobierno nacional indicó qué va a pasar con la recepción de las drogas oncológicas donde las y los trabajadores además de la entrega, hacían un acompañamiento a las pacientes en el armado del expediente y los pasos a seguir hasta lograr la resolución de cobertura. 

“En eso hay un sinnúmero de articulaciones que nadie las ve, nadie las sabe que no se tuvieron en cuenta porque muy livianamente este programa se pasó entero al Ministerio de Salud, pero no hubo instrucción en las provincias de cómo se va a seguir por lo que nosotras, como trabajadoras y trabajadores que damos la cara con los pacientes, los seguimos recepcionando hasta el último día, pero hasta ahora no hemos recibido ninguna directiva ni cómo continúa”, dice Spaventa sobre la gestión de drogas oncológicas y de alto costo para enfermedades poco frecuentes, que no se están entregando.

Manifestación de ATE en Córdoba (ATE Córdoba)

 Acceso a la información

“En Radio Nacional Córdoba somos unos 44 trabajadores y los precarizados -más de la mitad de ellos-, somos mujeres con contratos eventuales como les llaman, nosotras somos la gran mayoría y estamos en riesgo”, dice a LNM, la periodista y delegada del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren), Pierina Propato y añade que la situación que se vive en la radio pública es de “incertidumbre total”.

El ajuste al acceso a la información llegó este mes a la Agencia Nacional de Noticias Télam cuyos trabajadores en una pulseada contra el cierre siguen en dispensa laboral; la TV Pública que desde el 1 de abril sale del aire con la programación habitual; el cierre total de las delegaciones del Interior del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) con previa quita del Fomeca, el fondo de recursos que al desaparecer dejó en jaque a los medios comunitarios, fronterizos y originarios. Es decir, la comunicación local, de servicio, y plural. 

“No tenemos directores en las emisoras del interior”

 “No tenemos directores en las emisoras del interior. Solamente nombraron desde Buenos Aires al productor de espectáculos Héctor Cavallero quien brindó entrevistas sólo en medios privados y allí nos enteramos que la intención es cambiar la programación de la TV Pública, entendiéndola como competitiva y hasta tanto irán enlatados. No sabemos incluso qué va a pasar con el archivo que se generó en la TV Pública, que es histórico. Es incertidumbre absolutamente”, dice Propato y añade que en muchas radios del interior más chicas, que son sostenidas por monotributistas, si se caen los contratos, no se van a poder sostener.

“Esos espacios directamente se apagarán, y van a retransmitir LR1 desde Buenos Aires, que es la intención. Con eso están matando el espíritu federal de Radio Nacional, es decir la intención es apagar las voces locales”, completa la delegada gremial y explica que este tipo de procedimientos es desconocer por completo la Ley de Servicio y Comunicación Audiovisual que propone la comunicación concebida como un derecho humano y no como mercancía. 

Télam 8 M by LNM / Consuelo Cabral

Soberanía Espacial, de conocimiento 

La planta de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), la agencia del Gobierno que desarrolla el Plan Nacional Espacial viene en achique desde hace tres años por la fuga de personal capacitado producto de los bajos salarios. Hay en total 284 trabajadores para toda la agencia que tiene sus dos sedes principales, una en Córdoba y otra en Buenos Aires. De esos 284 trabajadores, 48 son contratados, es decir el 20% y este jueves 10 trabajadores ya fueron notificados y quedaron afuera oficialmente. Con estos despidos, la dotación que comanda los satélites nacionales en órbita, se redujo un 5%.

“Este golpe que reduce la planta, la situación presupuestaria actualizada a diciembre 2023, con lo que eso significa y la permanente licuación de los salarios ponen en riesgo la continuidad de los servicios y tareas de desarrollo científico-tecnológico que se realiza el organismo”, dice a este medio el desarrollador de software y delegado de ATE, Emiliano Baum quien trabaja en la oficina de ingeniería del segmento terreno de la Conae, y además, “con esto que se fue mucha gente”, ayuda en la coordinación de lo que quedó del equipo de IT. “Acá, varios hacemos un montón de cosas por falta de gente, acá resistimos”, dice.   

Tronador © conae00003

Panorama desolador en la Conae 

“Como sea en Conae tenemos un drama porque con los despidos, que se estima seguirán en los próximos meses, más la falta de actualización de presupuesto, no hay forma de seguir brindando los mismos servicios en estas condiciones”, dice Baum y agrega: “El panorama es desolador”. 

La Conae cumple muchos roles, tanto en el plano nacional como internacional. En lo nacional, tiene la Oficina de Emergencia que se encarga de que con la información que se descarga de las estaciones terrenas, frente a cualquier desastre natural, la agencia es la que puede alertar a Defensa Civil, por ejemplo. O cuando se detectan focos de incendios, se reportan rápidamente. De esta manera, se puede tener un alerta temprana sobre los incendios en terrenos que no están a la vista. La Conae trabaja también en la prevención de enfermedades, como el dengue, cuyas predicciones por el cambio climático se hacen a través de las imágenes satelitales, sobre los cambios en la flora o los cambios del clima. Allí, la información para tomar decisiones. 

En el plano internacional, la Conae tiene convenios con agencias europeas y de Estados Unidos que utilizan sus servicios de información satelital. “Somos 284 trabajadores para una agencia espacial, es un número muy chico y si se pierde el 20% de la mano de obra es una catástrofe”, ilustra Baum y añade que hay muchos servicios de Conae, que ya están funcionando con solo una, dos o tres personas a cargo. “Es gente muy capacitada, pero nos están dañando con los sueldos y ahora con despidos. Mucha gente se va, se capacitan acá, está más que cualificada pero por las condiciones se van afuera y eso como país nos impacta negativamente”.

 

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto