Últimas noticias

Reconfiguración de JxC: crecen las diferencias entre PRO y UCR tras caerse la "Ley Ómnibus"

Después de la determinación del Gobierno, en cuanto a que la iniciativa vuelva a comisión en la Cámara de Diputados, crecieron las desavenencias entre los dos partidos mayoritarios de la alianza que fuera gobierno entre 2015 y 2019. Un acuerdo entre el partido fundado por Mauricio Macri y el oficialismo es lo que se viene.

11/02/2024 Redacción La NUEVA Mañana Redacción La NUEVA Mañana
JxC  foto de familia Télam
Foto de familia de la alianza Juntos por el Cambio en 2023, hoy difícil de reproducir. Foto archivo: Télam

El debate, votación y vuelta a comisión del proyecto de Ley 'Bases' en la Cámara de Diputados profundizó las diferencias entre la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO, que hasta hace tres meses compartían una fórmula presidencial pero que ahora profundizan sus referencias respecto del Gobierno de Javier Milei.

Así, mientras el partido amarillo está a las puertas de una nueva "coalición política" con La Libertad Avanza (LLA), el radicalismo es crítico del Presidente por "demostrar que está dispuesto a jugar en el filo de la democracia".

En el PRO, el único partido que en el recinto votó tanto en general como en particular a favor del fallido proyecto de ley Bases, comenzaron a deslizar la posibilidad de entablar formalmente una alianza con el oficialismo que ya existe de hecho, una decisión que mencionó primero la ministra de Seguridad y titular de ese partido, Patricia Bullrich, y que ratificó después el propio presidente Milei en una entrevista radial.

Milei sostuvo el sábado que ese entendimiento se "venía proponiendo desde 2022" y que "obviamente" explorará un acuerdo con el PRO porque ya se dio "de modo espontáneo" luego de la elección del 22 de octubre pasado.

"Se convalidó en los hechos en la Cámara en los últimos días. Me parece que naturalmente fluye hacia eso y por otra parte nos llevamos muy bien", dijo Milei ayer en Radio Mitre.

Además, el Presidente remarcó que tiene "un diálogo fluido" con el ex mandatario Mauricio Macri, quien se posiciona como uno de los principales nombres para presidir nuevamente el PRO en las elecciones internas de junio.

Por su parte, Bullrich había expresado durante la semana que "se viene un nuevo rediseño político, lo que se viene es una coalición entre el PRO y LLA", y había deslizado que "la idea es la que tiene que regir y no las estructuras políticas". "Estamos caminando juntos", completó.

Sobre esa posible acercamiento, fuentes del PRO afirmaron a Télam que "no hay ninguna conversación en marcha", aunque indicaron que, de ocurrir, "sería una alianza de partidos que decantaría en interbloques" en el Congreso.

Bullrich-Macri: las diferencias persisten

Si bien el propio Milei reconoció la eventualidad de una alianza con el PRO, sin adelantar la forma que adquirirá el acuerdo, es conocido las diferencias entre el ex presidente y la ministra de Seguridad. Y en ese juego también participa el Gobierno, ya que entregó a Patricia Bullrich y su compañero de fórmula en las presidenciales del año pasado, Luis Petri, nada menos que dos carteras. 

Ahora, se sabe que Bullrich pugna por encabezar el "recambio" de gabinete que se viene. Mientras por otro lado, Macri avanza en quedarse con la conducción del PRO y también "colar" su gente en un proceso que muchos llaman de "colonización". Los nombres de Macri: María Eugenia Vida a la Anses; Guillermo Dietrich a la Jefatura de Gabinete y Diego Santilli a la cartera de Interior. 

Bullrich, quien fuera la candidata presidencial de Juntos por el Cambio (JxC) -una expresión política ya desintegrada en el Congreso y que sólo tiene vigencia en un grupo que integran 10 mandatarios provinciales- destacó que no quería "apurar" la alianza PRO-LLA porque todavía "es un tema a debatir".

En ese debate tendrán que ser convencidos aquellos dirigentes amarillos que no apoyaron el pacto Milei-Macri-Bullrich, más precisamente los cercanos al ex jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, que el año pasado le disputó a Macri el liderazgo del PRO y que, pese a tener un magro poder político por no ejercer cargos ni tener un rol dentro del partido, cuestionó con dureza al Gobierno tras el trunco debate en el recinto del proyecto de la Ley 'Bases'.

milei bullrich y macri @ezequielmauro

Una alianza en ciernes 

Uno de los argumentos de Bullrich para aumentar lazos con LLA es que todavía "hay muchos nombramientos que faltan" en la administración y que es necesario "avanzar territorialmente sobre espacios que están dominados por gente que intenta destruir al Gobierno desde dentro".

Milei solicitó el sábado la renuncia a la ahora ex secretaria de Energía, Flavia Royón -que responde al gobernador de Salta, Gustavo Sáenz-, y al titular de la Anses, Osvaldo Giordano, vinculado con el gobernador cordobés, Martín Llaryora.

La alianza entre amarillos y libertarios, que podría tener su primer paso con la designación de técnicos ligados al PRO en esos puestos vacantes, también fue celebrada por el jefe de bloque de LLA, Oscar Zago, y el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, quienes afirmaron en entrevistas radiales que ambos espacios "tiran del mismo carro" y que poseen "ideas" compartidas.

"Coincido totalmente, la idea tiene que regir", planteó también el legislador libertario Francisco Paoltroni en declaraciones a la FM 107.9.

Milei es saludado por Macri by NA

El radicalismo, centro de los ataques de LLA

El diputado señaló que esa sintonía entre ambos partidos se vio "en la forma en que votaron" en el recinto, y cruzó a la UCR al decir que "dentro de los radicales mucha gente está más representada por el espacio de Myriam Bregman", diputada del Frente de Izquierda (FIT).

Si bien aportó 32 de los 144 votos afirmativos para aprobar la ley en general, la UCR mostró sus diferencias con el Gobierno -y con el PRO- durante el debate en el Congreso, al inclinarse por la negativa en varios de los seis artículos que llegaron a debatirse y tratarse antes de que se levantara la sesión.

Pese al aval que dio el bloque radical en muchos de sus puntos, Milei compartió en redes sociales un listado con los diputados "traidores" que no acompañaron la ley 'Bases', en el que mencionó a 25 miembros de la bancada del centenario partido.

"Los señalamientos y la división entre amigos-enemigos no son el camino para encontrar los acuerdos que hoy son fundamentales, menos si son publicados por medios oficiales del gobierno", indicó la UCR en un comunicado.

Además de compartir este texto en redes, el senador y presidente del radicalismo, Martín Lousteau, sostuvo que Milei "se enoja porque hay algo que no le gusta" y subrayó que, con ese "comportamiento", el mandatario está "demostrando que está dispuesto a jugar en el filo de la democracia".

En relación al acuerdo entre los libertarios y el PRO, Lousteau aseguró que "ya existe", habló de la presencia del "mileimacrismo o macrimileismo", y planteó que el partido amarillo "está apoyando cualquier cosa para estar adentro del Gobierno ahora o después".

En esa misma línea se expresó el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Gastón Manes, al afirmar que, "si el PRO se acerca al Gobierno, se aleja del radicalismo".

En tanto, el jefe de bloque radical, Rodrigo De Loredo, quien fuera uno de los que más fomentó que el partido vote a favor de la Ley 'Bases' -al punto de no formar parte la lista de "traidores" que publicó Milei-, cuestionó al PRO por su acercamiento al Gobierno porque, según dijo en una entrevista con Clarín, "resigna su voluntad de ser un partido liberal, institucionalista y moderno y lo ata a la suerte de un extremo populista".

Martín Lousteau

El giro radical hacia la derecha decidido en Gualeguaychú

La Unión Cívica Radical (UCR) decidió en marzo de 2015 sellar un pacto con la Coalición Cívica-ARI y el PRO de Mauricio Macri, tras una maratónica Convención Nacional partidaria desarrollada en Gualeguaychú, donde el marco de alianzas impulsado por el titular del radicalismo de entonces, Ernesto Sanz, obtuvo el respaldo de 186 delegados, sobre un total de 330 de todo el país.

El acuerdo en la práctica resultó "asimétrico", y los radicales durante todo el mandato de Macri se quejaron de ser el "furgón de cola" del macrismo, y no participar de decisiones trascendentales, por caso la monumental  deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional en 2018. Además, pocos lugares en el gabinete le fueron entregados a los "boinas blancas".

Internamente, nunca terminó de aceptarse la alianza con la derecha que representa el PRO. La tradición del centenario partido no es asociada a la derecha argentina. Eso sí, el consuetudinario antiperonismo que a muchos miembros de la UCR caracteriza, seguramente contribuyó a cerrar la alianza, en un primer momento llamada "Cambiemos" (hoy Juntos por el Cambio), y que ahora aparece totalmente resquebrajada. 

Fuentes: Télam (Javier Peverelli) - Redacción LNM

Lo más visto