Al menos siete trabajadores de prensa fallecieron por Covid en Córdoba

El número se deprende de un relevamiento realizado por el Cispren. El gremio pide desde enero la vacunación de quienes son considerados trabajadores esenciales.
periodistas-barbijos
“La cantidad de trabajadores de prensa contagiados fue elevada durante la pandemia”, comenta Mariana Mandakovic, secretaria general del Cispren. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

DÍA DEL PERIODISTA

Según la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés) al menos 1454 periodistas murieron de Covid-19 en 76 países desde el inicio de la pandemia. Argentina está entre los 20 países más afectados con al menos 29 trabajadores de la prensa fallecidos, según dicha organización, cuyo listado encabezan India (231) y Brasil (222).

PEC inició a principios de marzo de 2020 el relevamiento en virtud de que los trabajadores de los medios de comunicación tienen un papel importante en la lucha contra el virus y su seguridad está en riesgo al continuar proporcionando información desde las calles. Varios de ellos murieron por falta de las medidas de protección adecuadas en el desempeño de su trabajo y por la falta de vacunación oportuna.

Entre los cordobeses relevados por PEC, se menciona a José María Barrios (61), periodista de Télam instalado en Córdoba; Fernando Videla (61) del portal Arroyito Ciudad; y el conductor y al director artístico de la radio Cadena 3, Mario Pereyra (77). A ellos se suman el periodista político Leo Pibouleau (55) de Villa María, Jorge “Bicho” Guevara (51), un reconocido relator de fútbol de Villa Nueva; y el periodista deportivo Miguel “Kapi” Domínguez (67) también de Arroyito, relevados por el Círculo Sindical de Prensa de Córdoba.  Aun así, desde el Cispren aseguran que puede haber otros casos en el interior provincial de los cuales no hayan sido notificados. Esto sin tener en cuenta que esta semana falleció víctima del Covid-19 el conductor del programa televisivo “La Casa del Trovador”, Juan Bautista Bertorello (65).

Al respecto, la secretaria general del Cispren, Mariana Mandakovic, comentó a La Nueva Mañana que en todos los medios de la ciudad Capital hubo contagios, algunos de los cuales revistieron más gravedad que otros. “La cantidad de trabajadores de prensa contagiados fue elevada durante la pandemia y, más allá de que en algunos medios se llevaron adelante protocolos más rigurosos que en otros, ante la situación general de la provincia, nuestro rubro como cualquier otro no escapa a esa realidad. Pero nuestra actividad ocurre en las calles y hay compañeros que están más expuestos que otros, como es el caso de los cronistas, camarógrafos o reporteros gráficos”, subrayó.

El 5 de enero de 2021, el sindicato envió una primera nota al ministro de Salud de la Provincia, Diego Cardozo, con un listado de alrededor de un centenar de trabajadores de prensa, de Capital, y las seccionales Villa María, Río Cuarto y San Francisco, en base al decreto que considera la actividad como esencial. En esa nota hacían referencia a las múltiples consultas de afiliados y afiliadas  vinculadas a la posibilidad de ser incluidos dentro del personal a ser inoculado contra el Covid-19. El pedido fue reiterado en abril y ahora en junio. Finalmente, varios de los periodistas comenzaron a acceder a las vacunas en los últimos días, en virtud de alcanzar una edad de los 45 años o de más de 18 años con comorbilidades. 

El próximo lunes se conmemorará el Día del Periodista, y será ocasión para que el gremio difunda un pronunciamiento donde se mencione la necesidad de proteger a los trabajadores de prensa contra el Covid. Pero el foco también estará puesto en la responsabilidad de informar con responsabilidad y ponerle coto a las “fakes news” que agravan aún más la difícil situación sanitaria de la provincia. “Esta semana estuvimos más preocupados sobre lo que dijo Diego Iglesias en C5N sobre la avenida Córdoba, si existió o no una doble intencionalidad, que en los más 5.000 contagios diarios que tiene Córdoba. Ocupamos tiempo en esa discusiones, cuando somos nosotros quienes tenemos que salir a trabajar a la calle en esa realidad, donde el virus circula y no estamos vacunados”, reflexionó Mandakovic. 

Néstor Ghino y un caso testigo 

Uno de los casos que tomó más relevancia en las últimas semanas fue el del periodista de Canal Doce, Néstor Ghino. Con años de experiencia profesional y muchas horas de periodismo en la calle, Néstor se enteró de que tenía Covid casi por casualidad. El mismo día viernes que la empresa decide comenzar a hisopar a su personal, fue notificado que su resultado había sido positivo. Solo él y su compañero camarógrafo estaban contagiados, pero este último fue asintomático.

Nunca ninguneé a esta enfermedad. Creo que a todas hay que tenerles respeto. Sobre el Covid específicamente, veía que el virus actuaba de distintas maneras según cada organismo. Hoy, después de lo que atravesé, además de respeto, le tengo miedo; miedo a volverme a contagiar y pasar por esta experiencia terrible que me colocó al borde de la muerte de una manera inusitada”, explicó en diálogo con LNM.

Néstor siempre se cuidó mucho y tomó todas las medidas que podían tomarse. Y si bien cuando los casos bajaron vio que la sociedad comenzaba a relajarse, nunca olvidó que el virus seguía circulando ni dejó de pensar que cabía la posibilidad de que él pudiera contagiarse. “Al contrario, entre los recaudos que tomé fue no meterme dentro de los hospitales y hacer las notas afuera; y últimamente me negaba a realizar encuestas en las filas donde la gente esperaba para hacerse los hisopados, a sabiendas de que allí la carga viral era alta. Aun así, me contagié”, contó.

El virus en su cuerpo se manifestó ese mismo viernes a la noche con fiebre, que perduró por varios días, hasta que decidió consultar con el doctor Miguel Díaz, del Hospital Rawson para saber qué pasos seguir. “Yo pensé que si me llegaba a contagiar, como no tengo enfermedades previas y soy una persona sana, mi caso iba a ser leve como ocurrió con otros colegas. Mi error, y eso lo reconozco, fue haber dejado pasar algunos días con fiebre, pero pensaba que con el paracetamol lo iba a ir manejando. Cuando llamé al doctor Díaz, él me pidió hacer estudios en el Rawson y allí detectaron neumonía bilateral severa”, precisó. 

El periodista estuvo 15 días internado en terapia intensiva, y solo atinó a llamar a un familiar para avisarle que iba a apagar el teléfono. “Todavía me emociono al recordarlo, porque lo viví como una despedida”, dijo Ghino.
Así como soportó muchas críticas por su contagio y por internarse en un hospital público teniendo obra social, el movilero aseguró: “Yo le debo la vida a los médicos del Rawson, al doctor Díaz y su equipo, y estaré eternamente agradecido por su atención, contención y trato de este centro de salud que es modelo en cuanto a la infectología en Córdoba”. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"