El Auditorio de Radio Nacional Córdoba encendió sus luces

Cultura 31/07/2020 Por Maru Cisneros
La Radio Pública emite un ciclo de entrevistas a artistas locales desde el mítico escenario de Santa Rosa y General Paz. Se escucha por la radio y se ve en Facebook Live.
Pucheta

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Desde La Nueva Mañana charlamos con su directora María Elena Troncoso y el coordinador de Auditorio Gustavo Ceriani.

-Estando al frente de Radio Nacional Córdoba y su espacio de participación cultural, ¿cuáles fueron los desafíos más difíciles del aislamiento obligatorio?
- MET: El principal desafío en mi arribo a “la Nacional Córdoba” fue, ante todo, la sanitización del ambiente, diseñando protocolos y bitácoras diarias de trabajo. En paralelo, sostener una programación local con gran parte del plantel de trabajadores en sus hogares, por lo cual debimos pensar tareas de teletrabajo y emisiones telefónicas. El otro desafío fue sostener la función esencial de transmitir clases de nivel primario y secundario de 9 a 12 y de 14 a 18.

En un primer momento nos concentramos en la actualización de la información que necesita el oyente día a día, para luego crear propuestas de entretenimiento y compañía en las siguientes etapas de la cuarentena. Así se programaron Auditorio vivo de 19 a 20, No hay capitán si no hay marino de 21 a 23, Detrás de las palabras de 23 a 00 y El teatro mágico, de 00 a 02 AM, cerrando la noche con literatura y poesía. Un caso excepcional fue la producción del Panorama Nacional de Noticias que habitualmente se emite desde Buenos Aires y que por circunstancias de necesario aislamiento que tuvo esa emisora, lo hicimos desde LRA7 y lo hicimos con un profesionalismo inmejorable, sentando un precedente federal inigualable.

-La magia de la radio estuvo siempre en escuchar e imaginar. ¿Cómo se vive en la época de las multipantallas?
- Si hasta hace poco la comunicación audiovisual había logrado ponerse en un lugar de relieve, con la pandemia mucho más, y en el caso de la radio no hay dudas que su comunicación debe estar acompañada por el lenguaje audiovisual, que se materializa en el gran sistema que conforman las redes sociales. Recuerdo que algunos periodistas se sorprendieron cuando les pedí hacer fotos para subir a las redes de la radio como Facebook, Twitter, o a nuestra reciente cuenta de Instagram, pero de a poco fueron comprendiendo lo necesario e importante. De hecho notamos mayor circulación cuando publicamos fotos de “la cocina” de la noticia en nuestros estudios o el acercamiento con los seguidores/oyentes. Creo que las pantallas brindan un valor agregado al trabajo radial diario, no la suplantan.

-¿Auditorio Vivo continúa en la pospandemia?
- Por supuesto. Auditorio Vivo emergió con la cuarentena pero para quedarse. La propuesta es un programa radial pero desde el espacio inigualable del Auditorio, porque tenemos la posibilidad que no tienen otros escenarios, que es una conexión para transmitir por radio. Cuando pisé el escenario no pude dejar de pensar cómo crear una propuesta para recordarle a Córdoba este lugar maravilloso que por varios años había sido casi abandonado e invitarles a esperar el reencuentro. Por eso Auditorio Vivo tiene como fondo escenográfico la platea y no el escenario y por eso también quisimos contarlo en imágenes. Recuerdo que el primer día que me reuní con el coordinador del espacio, Gustavo Ceriani, él pensó que no podríamos reabrir este año y hoy logramos dar cuenta de que nuestro Auditorio está más vivo que nunca y sigue esperando a su público.

-Un gustito personal, ¿quién te gustaría que venga al auditorio?
- Uuuy, todo. Quisiera poder programar todo… jajaja. Cuando pensé en reabrir nuestro escenario a corto plazo empecé a pensar qué deberíamos programar, tanto para recuperar las épocas de brillo del Auditorio como para enriquecernos con nuevas propuestas, y mi imaginario recuperó músicos imprescindibles del cancionero nacional y latinoamericano, orquestas y comedias musicales internacionales, compañías de baile, pero también bandas de sicuris, payadores urbanos y freestyles. O sea, todo lo que puede ser parte de nuestra identidad artístico cultural. Es la misión de un espacio como este.

Auditorio 01
 Irupé Brito, productora del ciclo Auditorio Vivo, y Gustavo Ceriani, coordinador del Auditorio de Radio Nacional Córdoba. Foto: Gonzalo Puig

-¿Cómo surge la idea de Auditorio Vivo?
- GC: Surge por dos cuestiones fundamentales, la necesidad de reabrir el auditorio y continuar programando actividades de difusión de nuestra cultura; y las “urgencias” de les artistas locales que ya no sólo se les complica la subsistencia sino que no suenan en los medios de la provincia. Quienes participaron del ciclo en el mes y medio que lleva al aire nos manifestaron su alegría por volver a pisar un escenario y mostrar su arte a un público virtual.

Como todo producto cultural tiene que evolucionar conforme los tiempos. Auditorio Vivo no es solo este ciclo de programas en tiempos de coronavirus sino que se constituye como un espacio en el aire de Radio Nacional Córdoba, con contenido generado en su auditorio. Podrá ser un programa emitido desde el escenario replicado en redes sociales, un concierto de pospandemia u otras actividades que tengan que ver con la memoria viva del espacio. No tiene un formato fijo sino que se adapta para llenar de contenido esa hora de emisión por AM y FM.

-¿Cómo se lleva adelante la producción? ¿Participan todos los que vemos en pantalla?
- Participan todos y todas en diferentes instancias, y otros que no se ven en pantalla, como Walter De La Torre y el Ale Tissera, encargados de las cuestiones relacionadas con la técnica. Cuando pensamos el ciclo con la directora de la emisora, María Elena Troncoso, e Irupé Brito, quien me acompaña en la producción, definimos el formato y los nombres de les presentadores, mientras que con el Gonza Puig estudiamos las posibilidades técnicas para garantizara el cuidado de la imagen de periodistas y artistas, con el aporte fundamental de los demás técnicos y operadores. Cuando tuvimos claro el perfil compartimos un listado con les presentadores, donde vamos agregando los nombres de quienes queremos invitar. Finalmente, los contenidos son coordinados con cada presentador o presentadora, al igual que la música.

-¿Qué sigue para Auditorio Vivo?
- La evolución natural sería comenzar a dedicarle más tiempo a los conciertos aunque también queremos que cada artista nos cuente su historia y cómo piensa su carrera en un nuevo mundo, que posiblemente no nos permita el acceso masivo de público.

-Antes de la pandemia habían muchos planes para el espacio, ¿podemos decir que solo están aplazados o que se modificaron completamente?
- La pandemia llegó mientras pensábamos el Proyecto de Gestión 2020, analizando las propuestas recibidas y delineando las políticas para este año. Seguramente la programación a futuro será una mezcla entre las que tienen continuidad de años anteriores y aquellas que surgirán en la nueva normalidad.

-Un gustito personal, quién te gustaria que comparta escenario con ustedes?
- Te digo tres, todas de acceso gratuito. En lo personal me gustaría un concierto desenchufado de Fito Páez, a quien considero que hay que escuchar todos los días, cuando canta y cuando habla. Para Auditorio Vivo sería un placer tener en el escenario a alguien como el Diego, o sea al Diego. En lo referente a la gestión me gustaría generar un espacio de continuidad para artistas independientes cubriendo costos de producción, cachés y técnica para garantizar el acceso igualitario a todas nuestras salas. Al fin y al cabo, no hay gestión cultural posible sin una fuerte presencia del Estado. 

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar