Solidaridad en la pandemia: ex presos llevan alimentos a 400 familias

Sociedad 27/03/2020 Por Consuelo Cabral
Son integrantes de la Fundación Una Luz de Esperanza (ULE) que, con esfuerzo y exponiendo su salud, ayudan a mujeres, niños y niñas en medio de la cuarentena obligatoria.
Ver galería una luz de esperanza
1 / 4 - "Necesitamos si la gente nos puede ayudar con donaciones", piden desde la Fundación Una Luz de Esperanza. - Foto: Fundación Una Luz de Esperanza.

Desde que comenzó la pandemia del coronavirus surgieron diferentes lecturas en todo el mundo. Están quienes aseguran que llegó para generar conciencia sobre el daño que los seres humanos provocan en el medio ambiente; quienes la ven como el fracaso de un sistema capitalista que funciona gracias al consumo de los sectores medios y bajos; y quienes consideran que el virus fue provocado intencionalmente, entre otras explicaciones.

Pero lo que no tiene discusión son las miles de acciones solidarias que la pandemia generó y que, hasta en los más pesimistas, despiertan una luz de esperanza sobre el futuro de la sociedad y las nuevas formas de vincularse de las personas.

Justamente, Una Luz de Esperanza (ULE) es el nombre de la fundación cordobesa de ex presos que, en plena cuarentena obligatoria ordenada por el Gobierno nacional, decidió ayudar a 400 familias.

Y si bien desde el Estado nacional y provincial se están implementando distintas ayudas económicas, este grupo de ex presos cordobeses, en conjunto con la Iglesia de los Guerreros de Jesucristo, aportan su grano de arena llevando alimentos a mujeres, niños y niñas con familiares que actualmente se encuentran privados de libertad.  Es necesario recordar que el Gobierno permitió, en su decreto, la entrega de viandas por parte de organizaciones sociales.

Ariel Calisaya, presidente de Fundación ULE y de la Cooperativa de Trabajo Calex, habló con La Nueva Mañana sobre cómo surgió la iniciativa. "Nosotros hacemos asistencia en las cárceles y con la cuarentena no podíamos continuar yendo a los penales. Hablé con Franco Pereyra, que está a cargo de las visitas a las cárceles y decidimos ayudar a las esposas e hijos de los presos, ya que a pesar del encierro muchos son jefes de familia", contó Calisaya.

una luz de esperanza
"Hicimos un relevamiento socioeconómico de la gente que está más cerca de nosotros, geográficamente, y son alrededor de 400 familias. Después compramos con fondos propios alimentos y visitamos los barrios Argüello Lourdes, Cerrito, Cuesta Colorada, Villa Urquiza, San Roque, Villa Unión, entre otros. También distribuimos alimentos a personas que recuperaron la libertad hace poco y están sin trabajo", completó Calisaya.

Además, el presidente de Fundación ULE explicó que se contactaron con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Córdoba para solicitar colaboración: "Obtuvimos buena respuesta y nos dijeron que van a colaborar con nosotros, para que podamos asistir a todas las famillias que tenemos en el relevamiento".

una luz de esperanza
"Los internos dentro de las cárceles que colaboran con nosotros en la Fundación nos pasaron la dirección de las familias que nos faltaban en nuestro relevamiento socioeconómico. Estamos todos trabajando en equipo, juntos, para conseguir la mayor cantidad de alimentos posibles, pero necesitamos si la gente nos puede ayudar con donaciones", añadió.

Calisaya también destacó que se pusieron en contacto con el Subsecretario de Coordinación del Ministerio de Seguridad de la Provincia, Lucas Mezzano. "Están viendo como nos autorizan para trasladar los alimentos en un horario específico. Entendemos que debemos quedarnos en casa, por eso dividimos la ciudad en cuatro partes, zona norte, zona sur, zona este y oeste, con compañeros que distribuirán en cada una de ellas, intentando circular lo menos posible pero ayudando a las familias que no tienen qué comer estos días de aislamiento".

Quienes deseen colaborar con la Fundación Una Luz de Esperanza pueden hacerlo donando: leche en polvo, aceite, arroz, lentejas, polenta, harina, sal, azúcar, fideos, puré de tomate, cacao, yerba, lavandina, jabón blanco, alcohol, trapo de piso, rejilla, guantes de goma, repelentes.


Contacto: Ariel Calisaya cel +54 9 351 808-3323 y Franco Pereyra +54 9 351 634-9212. CBU para donar dinero: 2850394140094748336888.


Noticias relacionadas:

ComedorLanzan campaña solidaria para comedores y merenderos populares

Te puede interesar