Javier Liendo, de cuarentena en Venezuela, nació su bebé en Córdoba

El ex mediocampista de Belgrano vivió el nacimiento de su tercera hija a la distancia. ¿Cómo afronta este momento? La otra cara del fútbol profesional.
Javier Liendo
Javier Liendo jugando en la Libertadores con el Deportivo Táchira. - Foto: Gentileza.

Cuando armó la valija para emigrar muchas cosas se le pasaron por la cabeza. Un sinfín de emociones y remembranzas: Tras su paso por la Primera división de Costa Rica estuvo cinco meses sin club pero eso no le impidió para seguir entrenando como un profesional, se iba a Venezuela, a una institución que jugaría Copa Libertadores, emociones por doquier, y en su hogar se quedaba su esposa Jesica, que estaba embarazada... Pero en su mochila puso su Fe, viajaba con un propósito.

El mediocampista cordobés Javier Liendo se encuentra en estos momentos en la ciudad de San Cristóbal, ya que forma parte del plantel del Deportivo Táchira. 

Y mientras estaba en aquella lejana tierra, nació Renata. Hace dos semanas nada más nació su tercera hija. Y las emociones, por supuesto, florecieron. Además, en unos días su hija Francesca cumplirá 6 años...

En LA NUEVA MAÑANA dialogamos con el volante surgido de Belgrano, que narró su situación en medio de la crisis sanitaria mundial a raíz del COVID-19.

“Estoy bien. Acá la situación, quizás, no es tan crítica como lo que me cuentan o puedo informarme de lo que pasa en el resto del mundo. Se han tomado las medidas necesarias, la gente se queda en sus casas un poco a la fuerza, porque han cortado el suministro de combustible cerrando todas las estaciones, al menos en San Cristóbal, donde vivo; y por conciencia, saben que en Venezuela el sistema sanitario no cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a todo esto”, relata el ex volante de 31 años.

Durante el día el ex jugador de Murcia de España, Boavista de Portugal, Nacional de Montevideo, Racing de Nueva Italia, Las Palmas, entre otros, entrena en su departamento, siguiendo la cuarentena global. Lleva adelante una rutina que le pasaron los profesores del club y también profes amigos de Córdoba. Además, Liendo explica: “Aprovecho el tiempo para leer, meditar y estar en contacto a través de llamadas y video llamadas con la familia y amigos que están por todo el mundo”.

El nacimiento de Renata

“Mi familia está en Córdoba. Hace dos semanas tuve la bendición de ser padre. Mi hija nació allá. Fue un momento difícil estar lejos y perderme eso, pero considero que fue parte de la voluntad de Dios. Por eso, lo tome de la mejor manera y tratando de hacerme presente en todo momento a través de la tecnología. No es lo mismo, pero por ahí esto nos acerca un poco a nuestros seres queridos”, relata el talentoso mediocampista cordobés.

- ¿Cómo fue saber del nacimiento desde tan lejos, y luego esta situación, estar en este proceso sin aun poder tener en los brazos a la bebita?

- Aún no la pude conocer físicamente. Como te decía es duro, pero descanso en que fue una situación permitida por Dios. Son una de las tantas situaciones que por ahí tiene que vivir un futbolista y que la gente no sabe. Muchas veces nos ven como “esos que patean la pelota dos horas por día”. Pero detrás de todo eso hay muchas cosas y situaciones por resolver y por transitar, como en cualquier otra profesión.

- ¿En qué te aferras en estos días que parecen difíciles?

- Soy un hombre de Fe y entiendo que hoy estoy en este país porque Dios lo quiso así, obviamente que me aferro a Él. En esta situación de caos mundial, las personas que creemos en Dios pasamos por todo esto de otra manera, sabemos encontrar el lado positivo, no estamos con miedo pensando que en cualquier momento nos contagiamos del virus, sino que descansamos creyendo que Dios nos cuida y nos protege, esa es nuestra seguridad.

Javier Liendo Venezuela

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"