Liberaron al represor Adolfo Scilingo, partícipe de los "vuelos de la muerte"

Mundo 17/01/2020
Después de pasar 22 años, un mes y 10 días detenido en Madrid, España, dejó de estar tras las rejas hace cuatro semanas. Estaba condenado a 1084 años de prisión.
Scilingo by AFP
Scilingo fue condenado en España como responsable de 30 asesinatos y una detención ilegal. - Foto: archivo (AFP).

El represor que comandó los "vuelos de la muerte", Adolfo Scilingo, condenado a 1084 años de prisión por delitos de lesa humanidad, dejó su estadía en la cárcel gracias un beneficio penitenciario que le permite terminar de cumplir su condena en libertad,

La condición es realizar tareas comunitarias durante el día y pernoctar en un Centro de Inserción Social dependiente de la Comunidad de Madrid, según reveló hoy el diario Vozpopuli.com.

Desde el 18 de noviembre del año pasado, el ex teniente de fragata, que confesó cómo durante la última dictadura militar se arrojaba a detenidos desaparecidos desde aviones hacia el Río de la Plata, pasa los días en ese Centro de la capital española.

El represor estaba alojado en el centro penitenciario de Alcalá de Henares y gozó de salidas transitorias. Pero desde hace cuatro semanas se le aplicó un artículo del Reglamento Penitenciario local que le dio el beneficio de salir tras las rejas.

La organización HIJOS Capital expresó su rechazo. “Su único lugar es la cárcel”, remarcó a través de su cuenta de Twitter. “Es repudiable que Scilingo pueda caminar por las calles, porque su único lugar es la cárcel común”, puntualizó Giselle Tepper, en diálogo con Página/12.

“Mientras miles de familias siguen esperando saber dónde están los cuerpos de los desaparecidos, él sale de la cárcel, duerme en un centro de ‘inserción social’ y colabora todos los días en una institución religiosa. No puede insertarse en sociedad un asesino del pueblo”, definió.

Scilingo fue condenado en España como responsable de 30 asesinatos y una detención ilegal y como cómplice de otras 255 detenciones ilegales. Había sido arrestado por orden del juez Baltasar Garzón mientras estaba en Madrid como invitado por un canal de televisión para contar las situaciones delictivas en las que había confesado su participación. En 1996 había contado en una entrevista como la dictadura mataba a detenidos después de drogarlos y lanzarlos al mar desde aviones. Los famosos "vuelos de la muerte".

Una vez detenido, sostuvo en una entrevista: "Todos los miércoles se hacía un vuelo y se designaba en forma rotativa distintos oficiales para hacerse cargo de esos vuelos. A los que el día antes se les elegían para morir, se les llevaba al aeropuerto dormidos o semidormidos mediante una leve dosis de un somnífero haciéndoles creer que iban a ser llevados a una prisión del Sur", contó en 1997. "Una vez en vuelo, se les daba una segunda dosis muy poderosa, quedaban totalmente dormidos, se les desvestía y, cuando el comandante daba la orden, se les arrojaba al mar uno por uno".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"