La Policía Barrial acompañará a víctimas de violencia de género

Las Cámaras del Crimen y los Juzgados de Ejecución Penal podrán entregar botones antipánico y pedir la intervención de la Policía Barrial cuando los agresores queden en libertad.
policía barrial
La Policía barrial se capacita en seguimiento de casos de violencia familiar. FOTO: Gobierno de Córdoba.

El Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) autorizó a las Cámaras en lo Criminal y Correccional de Capital y a los Juzgados de Ejecución Penal de Capital a entregar el botón antipánico y a solicitar el acompañamiento de efectivos de la Policía Barrial a víctimas de violencia de género.

El nuevo protocolo de actuación se aplicará en aquellos casos en que se dispongan penas de ejecución condicional o se le otorgue salidas transitorias al agresor, siempre que estos casos estén inmersos en un contexto de violencia de género.

La decisión se adoptó luego del trabajo conjunto llevado adelante por la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar (OVF), dependiente del TSJ; el Ministerio de Justicia de Derechos Humanos; y el Ministerio de Seguridad, ambos de la Provincia de Córdoba, a fin de brindar mayor protección a las víctimas de violencia de género.

El Acuerdo Reglamentario n° 1539 amplía las facultades del equipo técnico de la Oficina de Atención Centralizada para el Tratamiento de las Causas de Violencia Familiar en la Etapa de Juicio (OAC) para practicar la evaluación a las víctimas de violencia familiar inmersas en violencia de género y concluir respecto de la viabilidad de entrega del botón antipánico, en aquellos casos en que exista un riesgo alto.

El equipo técnico de la OAC podrá recomendar que la Policía Barrial realice un seguimiento de la víctima que se realizará mediante una nueva dependencia denominada “Oficina de Enlace”, que funcionará bajo la órbita de la Dirección de Control de la Policía Barrial.

Esta dependencia tendrá a su cargo la tarea de garantizar las respuestas de seguimiento durante el plazo y la frecuencia dispuesta por el magistrado interviniente. Para ello receptará y derivará las solicitudes, supervisará su aplicación y realizará evaluaciones periódicas en base a la construcción de información sobre los procesos de seguimiento realizados por el personal de los cuadrantes de la Policía Barrial de la ciudad de Córdoba.

Esta resolución entrará en vigencia una vez finalizada la etapa de capacitación, que estará a cargo de la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar del TSJ.

Te puede interesar