Emiten otra orden de desalojo para los ocupantes de terrenos en Juárez Celman

Córdoba 13/02/2018 Por
Las 78 familias que viven en barrio Parque Esperanza recibieron una nueva disposición de parte del Tribunal Superior de Justicia, que pide además la intervención provincial.
desalojo Juarez Celman by La Ranchada
Los vecinos se manifestaron en varias ocasiones pidiendo la expropiación de los terrenos. - Foto: gentileza Radio La Ranchada (archivo)

Las 78 familias que viven desde mediados de 2014 en un terreno ocupado de Estación Juárez Celman, al norte de barrio Guiñazú, recibieron una nueva orden de desalojo por parte de la Justicia. Esta vez, el Tribunal Superior solicitó que desalojen el predio de 11 hectáreas denominado Barrio Parque Esperanza.

Los vecinos, agrupados bajo la Cooperativa de Vivienda 12 de Junio, denuncian que en el fallo anterior a este, emitido también por el Tribunal, se le pide a la Provincia su intervención a fin de solucionar la situación de estas familias por medio de la cartera política que este posee y desde los ministerios correspondientes.

Fue así que se resuelve la creación de la "Mesa de Diálogo", donde se dictaminó que se realizaría un relevamiento territorial para saber en que condiciones de construcción se encontraba el barrio. Los cooperativistas aseguran que este relevamiento solo se realizó a una sola manzana de 23 que son en total, por lo que la orden es "un atropello".

Ante esto, desde las 17 se manifestarán rechazando el desalojo, mientras que el jueves se reunirán con representantes de la Secretaría de Hábitat provincial.

Un conflicto que data de 2014

En junio de 2014, unas 250 familias se trasladaron hacia el terreno ubicado a la vera de la vieja Ruta 9 y la variante Juárez Celman.

Ese terreno, en aquella época perteneciente a la empresa Urbanor S.A., fue edificado por algunas de esas familias hasta el día de hoy.

Reclaman no solo la expropiación de las tierras, sino también que la Provincia les haga llegar los servicios básicos (luz, agua, gas) y que la intendente de la localidad, Myriam Prunotto, admita que hay "falta de viviendas y familias viviendo hace tres años sin luz ni agua".

Te puede interesar