Un Messi apagado que fortalece a la Argentina

La Selección 29/06/2019 Por
Su bajo vuelo técnico potenció otras facetas del equipo, aunque no parecen ser suficientes como para ilusionarse contra Brasil. Se fue perdiendo la "messidependencia" y aparecen alternativas de contingencia.
messi frustrado
Messi y su bajo nivel, la preocupación general de Argentina. - Foto: Diario AS.

copa-america-cabeza

Enviado especial desde Río de Janeiro

La Copa América ya llegó a su hora más trascendental, Argentina superó algunos pronósticos  a pesar de su inestabilidad deportiva y emocional, y casi sin darse cuenta ya se encuentra en semifinales, con un equipo que no contagia desde el juego ni lo estructural pero lo acompaña la garra y el corazón que tanto se le reclamaba.

Igual con eso no alcanza ni muchos menos sobre todo si el próximo rival es el monstruo Brasil, favorito y organizador. Por eso es que llama la atención y los análisis son diversos sobre el rendimiento de Lionel Messi en el torneo, de mayor a menor, y donde en las únicas victorias del equipo no tuvo incidencia directa ni en el juego ni ningún otro tipo de influencias.

La pregunta es si se terminó la "messidependencia" o de a poco Argentina en las malas, encontró herramientas a mano para subsistir cuando el motor, el generador fundamental, no sale de su laberinto.

Es cierto que en el mejor momento contra Colombia y a la hora del empate con Paraguay se vio un Messi concentrado y enchufado, con amor propio, no obstante llama la atención en la forma que fue perdiendo protagonismo frente a Qatar y Venezuela. Ni siquiera en el podio de las figuras fue ubicado por los especialistas de la prensa, algo inhabitual desde que tomó el comando natural del equipo.

Se lo nota impotente, a veces caprichoso, con el único punto a favor es que siempre bregó para jugar con dos puntas (o tres si se lo cuenta a él) y de esa forma Argentina encontró configuración del equipo a partir del ataque. Es cierto que arrastra marcas, los rivales dejan dos  o tres hombres cerca suyo, pero llama la atención la manera en que fue perdiendo explosión en el arranque, como cada vez más les cuesta sacarse rivales de encima cuando antes era casi automático.

¿Le viene bien a Argentina su bajo nivel en pos del funcionamiento del equipo? Puede ser un estímulo para entender que pueden sobrevivir los días que Messi está neutralizado. Como la metáfora de "la vaca atada", la Selección se vio obligada a buscar otras fortalezas y por el momento viene cumpliendo aunque precisará de más argumentos para dar el batacazo en el Minerao ante Brasil. El propio Messi reconoció que está lejos de ser su copa ideal y que no está rindiendo en su nivel. ¿Tendrá su destape en el clásico? Por lo pronto Scaloni sabe que puede contar con él y que hay planes alternativos, aunque lo mismo la copa espera su aparición y que regale su magia. Argentina lo necesita.

copa-america-Pie

Te puede interesar