#NiUnaMenos: Córdoba marchó para pedir justicia por el femicidio de Micaela García

Sociedad 10/04/2017 Por Redacción La Nueva Mañana
El colectivo Ni Una Menos Córdoba se manifestó por las calles del Centro para pedir justicia por la muerte de la joven entrerriana. Además, reclamó la destitución del juez Carlos Rossi, quien le otorgó libertad condicional al presunto homicida.
WhatsApp Image 2017-04-09 at 17.16.43

Tras el femicidio de Micaela García, el colectivo Ni Una Menos Córdoba acompañado de organizaciones sociales y vecinos autoconvocados llevaron adelante esta tarde una movilización en la ex Plaza Vélez Sársfield para pedir justicia.

Cabe recordar que el cadáver de Micaela fue hallado en una descampado ubicado a unos 2 kilómetros de la Ruta 12 el sábado pasado en la localidad entrerriana de Gualeguay, luego de una semana de búsqueda. Su cuerpo se hallaba desnudo y semienterrado.

La joven de 21 años desapareció en la madrugada del último sábado a la salida del boliche "King" en Gualeguay. Desde el minuto cero, las sospechas se centraron en Sebastián Wagner, un hombre que había sido condenado a 9 años de prisión por dos violaciones, pero que al cumplir las dos terceras partes de su condena obtuvo la libertad condicional.

Julieta Fantini, periodista y una de las integrantes del colectivo Ni Una Menos Córdoba, expresó a La Nueva Mañana que "apenas se conoció la noticia, las compañeras de Córdoba del movimiento Evita, en el cual militaba Micaela García, nos comentaron que ellas viajaban a Entre Ríos. Y al mismo tiempo había una versión que decía que los padres de Micaela estaba solicitando que se respetara el duelo, aunque luego esto no fue así. Por estas dos razones decidimos concentrarnos este lunes para repudiar todo lo que pasó".

Como representante del colectivo de periodistas que participa del "Ni Una Menos Córdoba", Fantini explicó que la reflexión que merece el caso de Micaela es que a la violencia contra las mujeres, no sólo se responde con medidas penales o con endurecimiento de penas. "Cuando suceden este tipo de cosas desde el dolor y la bronca surgen siempre discursos que piden la pena de muerte. Nosotras entendemos que la violencia contra las mujeres forma parte de una trama cultural, histórica y política que forma parte de un sistema de dominación y que se cristaliza en estos hechos aberrantes. Las respuestas tienen que ser integrales. Si bien el origen de que el supuesto femicidio estuviera suelto es una "mala praxis" de un juez, también creemos que esta trama debe combatirse con la aplicación integral de la ley que tenemos y que es ejemplar. Es eso lo que venimos pidiendo desde hace ya dos años", aseguró Fantini.

"Me refiero que el plan de acción para eliminar la violencia contra la mujeres que el kirchnerismo nunca puso en marcha y el macrismo anunció en julio del año pasado con bombos y platillos, que tiene unos plazos de aplicación que van mucho más lentos que la realidad, o que los hechos", agregó.

Respecto al mismo, precisó: "es un plan que no sólo se concentra en castigos de las violaciones a los derechos a las mujeres, sino que propone la prevención y la promoción de estrategias para que esas cosas no sucedan. Incluye desde la formación de diferentes agentes del Estado y también operadores judiciales con perspectivas de género, hasta la inclusión del tema en las currículas escolares, entre otras cuestiones".

A pesar de que los casos de femicidios no han mermado en los últimos años, la periodista afirmó que la presión que ejerció el movimiento de mujeres "sirvió para que el tema esté en la agenda y sea prioritario. En los últimos dos años, dejó de ser un tema policial para pasar a ser un problema social y hasta político", afirmó, aunque sostuvo que aún las medidas de aplicación territorial son desparejas. "Sin ir más lejos, es mucho mas difícil pedir ayuda en el interior de Córdoba que en Capital, donde ya de por si es difícil".

Cabe recordar que el caso de Micaela toca de cerca al colectivo "Ni Una Menos". "Micaela era una militante que también estaba comprometida con la lucha contra la violencia machista además de su tarea social en el marco del movimiento Evita, que era su espacio político de pertenencia", recordó Fantini. "Lo que se va a realizar en Córdoba es la respuesta y el reclamo de las mujeres cada vez más organizadas, y no se termina con una mera intervención callejera sino que hay diversas accciones que estamos planificando. Primero, para poner en evidencia el tema; en segundo lugar para sensibilizar a la población en ciertas miradas que están muy naturalizadas; y en tercer lugar para peticionar al Estado, que la Justicia debe tener perspectiva de género. Más allá del caso en particular de Micaela, donde entendemos que el juez que dejó en libertad a Wagner comentió un error garrafal".

Te puede interesar