Buenos Aires, entre la militarización y las movilizaciones por el G-20

País 20/11/2018 Por Agustín Álvarez Rey
A días de que comience el G-20, los movimientos sociales ratificaron las movilizaciones en rechazo a la reunión de presidentes y al acuerdo con el FMI.
antiglobalizacion
Los movimientos sociales y los organismos de Derechos Humanos ratificaron las actividades y movilizaciones en rechazo al G-20. - Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01

Por: Agustín Álvarez Rey - Especial La Nueva Mañana

EN VÍSPERAS DEL G-20

En Buenos Aires el clima se comienza a enrarecer. Cambiemos ya logró sancionar el Presupuesto a medida del acuerdo firmado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ahora todas miradas apuntan hacia la cumbre del G-20, que se llevará a cabo el 30 de este mes y el 1 de diciembre. Ni la militarización que padecerá la ciudad, ni las operaciones políticas harán retroceder a los movimientos sociales, los organismos de Derechos Humanos, ni a los partidos políticos que llevarán a cabo actividades y movilizaciones en rechazo de las políticas del FMI y de los lineamientos que marca el G-20.

Los atentados adjudicados a grupos anarquistas en el cementerio de Recoleta y en la casa del juez Claudio Bonadio marcan el comienzo de un clima de tensión que irá creciendo hasta que finalice la cumbre de líderes del mundo. A eso se suma la detención de dos supuestos miembros de Hezbollah y la detección por parte de la Policía de un artefacto sospechoso en las inmediaciones del Obelisco.

Para custodiar el evento, el Gobierno dispondrá un megaoperativo de seguridad que contará con unos 25.000 efectivos y vigilancia aérea y marítima. Esto, desde ya, además de la seguridad propia que aportan cada una de las delegaciones.

Pese al estado de represión latente, la organización Confluencia fuera G-20 anunció formalmente la realización de sus actividades que consistirán principalmente en la cumbre de los pueblos que se realizará frente al Congreso de la Nación el 28 y 29 de noviembre y una movilización masiva.

bullrich
Foto: archivo.


Berverly Keene, referente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) y miembro de Confluencia, manifestó que a las organizaciones “las une el rechazo a las políticas del G-20 y el FMI en el país y en el mundo”, y, en ese marco, anunció que se llevará adelante “una semana de acción desde el 25 de noviembre hasta el 1 de diciembre en contra de la reunión que se realizará en Buenos Aires”. En ese marco llamó el 30 de noviembre a “marchar masivamente en Buenos Aires, en el interior y en las Embajadas argentinas en el resto del mundo”.

“Nadie nos puede criticar el derecho a reclamar”

Por su parte, Nora Cortiñas, fundadora de la Asociación Plaza de Mayo Línea Fundadora y también miembro de Confluencia, aseguró que “el Gobierno tiene pánico porque este espacio no tiene miedo”. Y agregó: “Nadie nos puede quitar el derecho a reclamar”. En ese marco, la fundadora de Madres de Plaza de Mayo enfatizó: “Tenemos que salir a protestar, salir a la calle a manifestar el rechazo al G-20 y al FMI que vienen a decirnos cómo tenemos que gobernar”.

Los movimientos sociales también serán parte de las actividades de la semana acción durante la Cumbre del G-20. En ese marco, el secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita y dirigente de la CTEP, Gildo Onorato, remarcó: “El G-20 adquirió un rol importante como foro internacional a partir de la crisis financiera de 2008, momento a partir del cual se utilizarían sus reuniones para acordar políticas de regulación y estabilización del sistema financiero internacional. Al recibir asesoría del FMI, del Banco Mundial y de la OCDE, el G-20 fortalece posiciones conservadoras y pro establishment en las discusiones, debido a que esas organizaciones son dominadas por los países más desarrollados. Por ese motivo, desde los Movimientos Populares existe un llamado a construir una agenda alternativa en las calles, para enfrentar al neoliberalismo que concentra riquezas y descarta a los pueblos”.

“El gobierno de Cambiemos es un alumno ejemplar de este foro, porque expresa los intereses de la clase dominante tradicional de nuestro país, fusionada y disciplinada a la rapiña global”.

Además, el dirigente señaló: “El gobierno de Cambiemos es un alumno ejemplar de este foro, porque expresa los intereses de la clase dominante tradicional de nuestro país, fusionada y disciplinada a la rapiña global. Pero no solo pensamos quedarnos en las protestas, pensamos construir una propuesta programática alternativa, que se sustente en la agenda de los movimientos populares, del feminismo, del campesinado y de toda la clase trabajadora con el objetivo de impulsar un proyecto de Nación para el conjunto de los habitantes de nuestra patria que es contrapuesto al modelo tecnocrático del descarte social que hoy es hegemónico en el mundo”.

Cristina, Dilma y Pepe Mujica, juntos en el Foro de Pensamiento Crítico

En tanto, desde el 19 de noviembre y hasta el próximo fin de semana, se llevará adelante, también en la ciudad de Buenos Aires, pero en el Club Ferro Carril Oeste, en el barrio de Caballito, el primer Foro de Pensamiento Crítico del que participarán las expresidentas Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff.

El evento organizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) se extenderá durante cinco días: los dos primeros en el micro estadio de Ferro. Luego las actividades rotarán entre el Centro Cultural de la Cooperación, el Teatro San Martín y la Cámara de Diputados, entre otras sedes. El encuentro reunirá a decenas de referentes del pensamiento y la acción política que enfrentan al neoliberalismo en sus respectivos países.

Más allá de los tres expresidentes el Foro también contará con la presencia de otros referentes de la lucha contra el avance de “la nueva derecha” como el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, la titular de Abuelas, Estela de Carlotto; el colombiano Ernesto Samper; la teórica del feminismo Rita Segato; el periodista español Ignacio Ramonet; y el referente de la izquierda colombiana y reciente candidato a la presidencia, Gustavo Petro.

De España estaba prevista la participación de Pablo Iglesias. Sin embargo, el dirigente más importante de Podemos finalmente declinó de viajar a Buenos Aires para involucrarse más en la campaña para las próximas elecciones regionales en Andalucía.

Recoleta
Foto: archivo

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"