Un libro de la cordobesa Perla Suez elegido entre los 10 mejores del mundo

"Espero", ilustrado por Natalia Colombo, fue postulado entre los mejores libros del mundo para niños y jóvenes por la institución venezolana Banco del Libro, que en abril elegirá el ganador.
Ver galería perla suez
1 / 2 - La escritora cordobesa Perla Suez fue seleccionada junto a Natalia Colombo por su obra, "Espero". - Foto: gentileza La Nación

"Espero", de la escritora argentina Perla Suez y la ilustradora Natalia Colombo fue postulado entre los diez mejores libros del mundo para niños y jóvenes, por la institución venezolana Banco del Libro, que dará a conocer en abril próximo la obra premiada.

El libro, editado por La brujita de papel-Edhasa, aborda la historia de un perro que en el interior de su casa aguarda que lleguen sus dueños para salir a pasear y mientras esa espera se alarga comienza a conjeturar que se han olvidado de él. Hacia el final algo inesperado sucede que lleva a pensar que "no solo se puede esperar que ocurra algo, sino que pueden suceder cosas aún mejores", sostuvo Suez.

El Banco del Libro es una institución, con sede en Caracas, que existe hace veinte años en América Latina y este año en el rubro "Los mejores libros para niños y jóvenes", la obra de Suez y Colombo competirá con obras de Colombia, España, México, Venezuela, Suecia y China.

En diálogo con Télam, la escritora cordobesa, autora de las novelas "Humo rojo", "El país del diablo", y obras las infantiles "El árbol de los flecos" y "Un golpe de buena suerte", entre otros, explicó cómo fue el proceso de creación del libro premiado. 

espero perla suez

"Para mí fue muy interesante porque en general cuando armamos un libro ilustrado, el ilustrador trabaja sobre el texto, pero acá fue al revés, ella me hizo una propuesta de trabajo y me mandó las ilustraciones. Fue un desafío, jamás se me hubiera ocurrido hacer ese camino", contó.

Suez agregó: "Vi al perrito sentado en la puerta esperando y lo asocié con la espera del personaje de esa gran novela que es "Zama", de Antonio di Benedetto: el corregidor español que espera las cartas de España, entonces pensé que el perrito era una víctima de la espera, a su modo, con la diferencia de que en Zama es otro el final. Para los niños me parecía importante sembrar el optimismo pero no el optimismo porque sí, estoy en contra de eso, porque tampoco los niños viven fuera del mundo que nos toca hoy".

Respecto al lenguaje poético que utiliza en sus libros, la escritora indicó: "No lo busco, no podría escribir poesía, soy narradora básicamente, sin embargo cuando uno está trabajando la narrativa para niños o adultos uno busca la sutileza para que el lector pueda pensar y repensar y apropiarse de lo que lee. Eso es lo que quiero de un lector, que quiera volver a leer el libro".

Finalmente, Suez contó que "las imágenes de Natalia sirvieron tal vez para recordar desde otro lugar algo que me sucedió a los 22 años cuando me fui de Argentina huyendo de la dictadura, y llegué a Francia becada por la Biblioteca de Clamart para perfeccionar el francés. En una oportunidad asistí a una conferencia de Marc Soriano, uno de los teóricos más importantes de la literatura infantil francesa, y le empecé a hacer preguntas y me terminó invitando para que fuera ayudante de cátedra, y a la semana estaba en la Universidad de París 7, en la Sorbone. Me cambió la vida, Soriano fue como un ángel que me llevó al lugar donde tenía que ir, por eso pienso que uno a veces espera y pasan cosas aún mejores".

Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"