Argentina enfrenta este domingo a EE.UU en la final de la AmeriCup

El encuentro se disputa desde las 21 en el Orfeo Superdomo. El equipo de Sergio Hernández se impuso en semifinales ante Mexico por 84-67 y logró quebrar su resistencia en el último cuarto para sellar la victoria.
garino
El duelo final se disputa desde las 21 en el Orfeo Superdomo. - Foto: ilustrativa.

El Orfeo Superdomo de Córdoba fue una fiesta en el cierre de la primera jornada del Final Four de la AmeriCup. Porque el seleccionado masculino derrotó en el segundo duelo de semifinales por 84 a 67 a México y este domingo irá por el título continental ante Estados Unidos, que en primer turno superó a Islas Vírgenes 90-62. La final se jugará desde las 21.

En un partido que arrancó parejo, los dirigidos por Sergio Hernández fueron de menor a mayor y terminaron dominando, con un gran trabajo de Facundo Campazzo en la conducción y brillantes actuaciones de Patricio Garino, Javier Saiz y Nicolás Brussino en el ataque.

El juego fue muy parejo e intenso en un primer cuarto. Los mexicanos salieron a la cancha decididos a imponer el ritmo, pero perdieron muchas pelotas y dependieron demasiado del goleo de Jorge Gutiérrez. Argentina tuvo en Garino, flamante refuerzo del Baskonia de España, su carta ofensiva más importante, pero recién pudo marcar diferencia sobre el final, con un doble de Brussino cuando faltaban tres segundos para el cierre del parcial.

Los argentinos controlaron el juego en el arranque del segundo y llegaron a sacar una ventaja de nueve puntos (30-21) cuando promediaba el cuarto. Pero México reaccionó y logró irse al descanso apenas tres puntos abajo.

El tercer cuarto marcó un quiebre en el partido. Campazzo corrió e hizo correr a todo el equipo nacional y le dio dinámica al ataque argentino. Con el cordobés a la cabeza, el juego colectivo de Argentina fue creciendo cada vez más y fue desgastando la resistencia de un rival, que terminó siendo un fantasma en la cancha.

Garino siguió aportando puntos y apareció Gabriel Deck, que llegó a recuperarse a tiempo del esguince en el tobillo derecho que había sufrido en el último partido en Bahía Blanca. Aunque la gran figura de la noche fue Saiz, que se entendió a la perfección con Brussino y terminó como el máximo anotador del seleccionado nacional.

Con Campazzo ordenando el juego y el resto del equipo corriendo a su velocidad y moviendo la pelota, los dirigidos por Sergio Hernández terminaron dominando el juego y sellaron con una amplia diferencia el pase a la final.

Te puede interesar